El deporte del Valle tiene su salvavidas

El deporte del Valle tiene su salvavidas

Agosto 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Las nuevas alternativas para sacar de la crisis al deporte regional empiezan a caminar. El impuesto automotor aportará parte de los recursos. Júbilo entre deportistas.

Dicen quienes la frecuentan, que desde los episodios que envolvieron el tristemente célebre secuestro y muerte de los diputados, no se había visto una conmoción tan grande en el recinto de la Asamblea del Valle, como la que se vivió allí la semana pasada.La vieja casona de la Calle 9 con Carrera 8 donde funciona la Duma, en el centro de Cali, hervía de gente el martes y miércoles. El recinto de sesiones que no alberga más de 200 personas estaba abarrotado. Al patio interno de la edificación -por donde los guerrilleros de las Farc evacuaron hace 12 años a una docena de diputados con la falsa amenaza de que iba a explotar una bomba- no le cabía un alma más. El mortero y los balcones del segundo piso cimbraban con tanta gente encima, por las escaleras no se podía andar y había gente hasta en el techo.Nadie, ni los diputados, se imaginaron que un proyecto de ordenanza provocara tanta conmoción. Claro, no era cualquier proyecto. Se trataba ni más ni menos que del salvavidas para el deporte vallecaucano, que estaba a punto de naufragar. Un salvavidas para 50 ligas y 30 mil familias de deportistas, entrenadores y empleados que viven del deporte. Y para la recreación y la actividad física de cuatro millones de vallecaucanos que de alguna manera se benefician.Por eso, la mayoría de los asistentes eran deportistas y trabajadores de la actividad física. Gente de ‘peso’ como el medallista olímpico Óscar Figueroa, quien durante las tardes y parte de las noches de discusión no perdió de vista el curso de los proyectos. Ese era un ‘envión’ clave en su carrera deportiva. Él sabe que de allí depende su asistencia al campeonato mundial clasificatorio para los juegos olímpicos de Río 2016 y, como él afirma, “no se puede perder la preparación; esa es mi mira y también los Juegos Nacionales del próximo año”.Por eso, cuando 17 de los 18 diputados aprobaron dos proyectos de ordenanza que crean las fuentes de financiamiento para el deporte del Valle (ahora que la tasa Prodeportes está a punto de caerse), Figueroa respiró tranquilo y a su lado cientos, miles de deportistas más y trabajadores del deporte.La cuestión es que desde el pasado 1 de julio el Instituto de Deportes del Valle, Indervalle, responsable del mantenimiento de medio centenar de ligas, se quedó sin plata para funcionar e invertir. De $14.000 millones que eran los ingresos de la tasa Prodeportes, no ingresaban más de $5000 millones y esa tasa está demandada, ya se ha caído en otros departamentos.Giovanny Ramírez, el gerente de Indervalle, explicó que, como si fuera poco, otros ingresos se cayeron: el recurso de cigarrillos nacionales y extranjeros bajó en $2000 millones; el IVA de licores cayó en $1500 millones y también en $1500 millones se redujo el aporte de Coldeportes.Además, recordó, “las transferencias de las rentas que recauda el Departamento y que deben destinarse al deporte, la educación física y la recreación tampoco estén llegando”.La explicación es que buena parte de la plata oficial que debe ir al deporte se la están llevando los bancos acreedores del departamento porque, como se sabe, el Valle, que entró en bancarrota hace tres años, está bajo el régimen de la Ley 550 (algo así como trabajando sólo para pagar las deudas), y tiene un plan de desempeño con la banca y el Ministerio de Haciendo a cinco años para responder por sus acreencias. De esta manera, el deporte se fue quedando sin plata.El salvavidasEl 27 de junio pasado se pagaron las últimos salarios y se cancelaron los contratos a deportistas y entrenadores. Los auxilios de transporte, las becas de estudio, la seguridad social y los beneficios a 400 deportistas de alto rendimiento quedaron en el aire. El proceso de preparación para los juegos nacionales y departamentales que se avecinan se puso en entredicho. Participar en esas justas vale $15.000 millones. Y no hacerlo le puede costar al Valle su prestigio y liderazgo como potencia deportiva nacional. “Podríamos caer por debajo de Bolívar al cuarto lugar o más abajo”, aseguró un dirigente deportivo.Frente a esto y para sacar de la crisis al deporte regional que acumulaba un alto déficit de años atrás, el gobernador Ubéimar Delgado y el gerente Ramírez (un experto en temas fiscales y financieros), idearon dos proyectos de ordenanza que crean las fuentes seguras de financiamiento al deporte del Valle: dos impuestos y una estampilla.En ese sentido, se modificó el Estatuto Tributario para que el 20 % del impuesto automotor del Valle se destine al deporte. Eso significarían $17.000 millones a valor presente.En segundo lugar, se modificó la Estampilla Prodesarrollo para destinar el 80% de su producido también al deporte, con lo cual se tendrían unos $5000 millones más. Esos recursos se los llevan actualmente los bancos en el plan de pagos que tienen con el departamento.Y, tres, se acordó destinar también al deporte el 100% del impuesto al degüello de ganado mayor, con lo cual podrían ingresar otros $3000 millones a las arcas de Indervalle.La publicidadAdicionalmente a lo anterior, se aprobó una segunda ordenanza en la cual se establece que a partir del próximo año las entidades descentralizadas del orden departamental -cualquiera sea su naturaleza- destinarán el 15% de su presupuesto de publicidad a la financiación de las actividades deportivas.Como contraprestación o retribución, las entidades tendrán participación publicitaria en la indumentaria y/o eventos deportivos locales, departamentales, nacionales e internacionales. El 100% de estos recursos se destinarán para el apoyo a programas de deporte, educación física, recreación y aprovechamiento del tiempo libre en los 42 municipios.“Ahora y por primera vez, el deporte vallecaucano cuenta con fuentes económicas seguras y sostenibles de financiamiento”, dijo Alfonso Naranjo, director ejecutivo de la Asociación de Ligas del Valle. Sin embargo, los recursos del impuesto automotor, la estampilla Prodesarrollo y el tributo al degüello sólo empezarán a ingresar a partir del 1 de enero de 2018, toda vez que hasta entonces rige el acuerdo de pago con los acreedores. Los ingresos de publicidad si empezarán a entrar el próximo año.Mientras tanto, el gerente de Indervalle indicó que, como ya se tienen las fuentes de financiamiento, la alternativa es contratar un crédito con Infivalle que se empezará a pagar con los nuevos recursos desde el 2018, a fin de que el instituto pueda tener caja durante estos tres años y garantice el trabajo de las ligas, entrenadores y deportistas.Por eso, a las 9:00 de la noche del martes cuando por fin se aprobaron las ordenanzas, Óscar Figueroa saltó de alegría (como cuando logró descargar los 177 kilos de peso que levantó en los olímpicos de Londres porque -pensó- en medio de las dificultades financieras del Estado esto es un verdadero triunfo. Casi como ganarse una medalla olímpica.“Por fin nos oyeron”“Esto se resume en dos palabras: es la redención y el futuro del deporte del Valle del Cauca”, dijo Alfonso Naranjo, director ejecutivo de la Federación de Ligas del Valle, tras la definición del plan de financiación del deporte regional.“Ahora los entrenadores y deportistas tendrán garantizados los recursos que se puedan disponer así sea en el 2018, pero la gerencia de Indervalle ha hecho una gestión muy importante para la consecución de esos recursos desde ahora”, agregó.Adolfo León Sánchez, presidente de la Liga de Baloncesto, indicó que “esta vez por fin nos oyeron; con la aprobación de las fuentes financieras comienza a hacerse la parte operativa, vamos a tener recursos para el deporte, porque tenemos estamentos deportivos, pero el problema siempre ha sido la falta de recursos: viajando siempre a última hora, consiguiendo los recursos a última hora... En este momento ya podemos a hacer un proyecto a largo plazo”.Édgar Iván Ortíz, miembro de la Junta Directiva de Indervalle opinó que “es loable haber conseguido estas fuentes de financiación a partir del 2018”, pero señaló que ahora “tocará mirar los mecanismos para estos tres años y por ley el departamento debe responder por la financiación para los juegos nacionales y departamentales del próximo año”.Óscar de Jesús Sierra, vicepresidente de la Asociación de Entrenadores, confió en que “ahora se reactivarán los contratos de técnicos y deportistas, algunos de los cuales se han ido por falta de recursos”. Un entrenador se gana un millón de pesos en promedio y un monitor $800.000, pero no los había, “ahora ya vamos a estar tranquilos”, aseguró.Voces° "Ahora por lo menos se podrá firmar un contrato y tener la estabilidad laboral y la tranquilidad para seguir porque cuando hay dinero hay resultados".Alfonso Naranjo, Director de Feliva° "El gerente actual invirtió la pirámide del deporte acá y colocó primero al deportista, segundo al entrenador y tercero a la liga, como debe ser”.Adolfo Sánchez, presidente de la liga de Baloncesto.En Números30 mil familias de deportistas, entrenadores y trabajadores se benefician del deporte.36 mil millones de pesos es el presupuesto de Indervalle, de los cuales $23.000 millones son para inversión en deporte, recreación y actividad física comunitaria.17 mil millones de pesos aportará anualmente el impuesto automotor (el 20 %), el cual será destinado para financiar el deporte regional.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad