DEPORTES
Hoy:

El colero bajó al Cali

Noviembre 08, 2010 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR / Reportero Afición

De la locura del miércoles a las caras largas del domingo. El Cali es impredecible y fácilmente pasa de un estado de máxima alegría a otro de suma preocupación.

De la locura del miércoles a las caras largas del domingo. El Cali es impredecible y fácilmente pasa de un estado de máxima alegría a otro de suma preocupación.Cuatro días atrás había protagonizado un carnaval en casa por el título de la Copa Postobón. El domingo, en su propio estadio y cuando tenía todo el camino expedito para reducir la pelea por la octava casilla únicamente con el Cúcuta, permitió la angustia, el drama, los lamentos y hasta el repudio de su afición, que también pasó de los aplausos del miércoles a los insultos.Y es que lo hecho por el Cali es para llorar. La clasificación la embolató jugando contra los equipos chicos. El mismo onceno verde que arrasó a Nacional, al América y al Once Caldas, no pudo con los tres últimos de la tabla, los modestísimos Cortuluá, Envigado y Pereira, uno de ellos descendido y el otro a la promoción.Esos tres empates lo tienen al borde del abismo. El 1-1 del domingo fue contra Pereira, que venía siendo vapuleado por sus rivales y que llegaba con la increíble marca de 24 fechas sin ganar.Y por poco rompe ese maleficio precisamente ante el Cali. A los 50 minutos se fue ganador 1-0 con gol de tiro libre de Gustavo Victoria, quien aprovechó el error de Juan Castillo.El aliento volvió con el empate de Morel a los 64, tiro penal ante falta de Hinestroza sobre 'Manga' Escobar. Se creía que el 1-1 despertaría al Cali, pero lució impreciso, errático y sin claridad en el último cuarto de cancha.En medio del diluvio el Cali acarició la gloria con un remate de Valdés y un cabezazo de Cortés. Luego el árbitro decretó el final para lamento de jugadores y aficionados que cuatro días atrás estaban de luna de miel y ayer, con el empate, se vio un distanciamiento por haber perdido prácticamente la clasificación ante el colero.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad