El ciclo de Jurgen Klinsmann como técnico de EE.UU. estaría llegando a su final

Noviembre 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AFP / El País
El ciclo de Jurgen Klinsmann como técnico de EE.UU. estaría llegando a su final

Jurgen Klinsmann, técnico alemán.

El entrenador está en la cuerda floja tras los resultados de los último días.

El técnico de la selección de fútbol de Estados Unidos, el alemán Jurgen Klinsmann, vuelve a estar en la picota luego de abrir con dos derrotas seguidas el Hexagonal de Concacaf al Mundial de Rusia-2018, y de nuevo el viejo lobo de Bruce Arena aparece en el horizonte como su probable sustituto.

Derrotado 2-1 por México el viernes en su casa, y por Costa Rica el martes con goleada de 4-0, Estados Unidos se ubica en el sexto y último lugar de la clasificación de la región. Al parecer, la tendencia reciente de Klinsmann de cambiar esquemas tácticos en medio del partido tiene confundidos a sus jugadores.

Al terminar el encuentro contra Costa Rica en San José, algunos jugadores estadounidenses manifestaron su desconteto, pero fue el centrocampista Brian McBride quien le puso voz colectiva a las inquietudes. "¿Ha perdido el vestuario? ¿Los jugadores quieren jugar para él?" , se preguntó McBride ante la prensa. "Después del partido, me hice muchas preguntas, hay necesidad de una seria conversación sobre su futuro" .

El propio Klinsmann admitió que esta derrota era la más dificil desde que asumió el cargo en 2011, y la más amplia de un equipo de Estados Unidos desde 1957. "Es difícil de digerir. Es la derrota que más me ha dolido desde que tomé este trabajo" , reconoció.

Cambio en la dirección del viento

 Klinsmann se ha visto en el ojo de la tormenta en varias ocasiones, pero le ha rescatado siempre el apoyo incondicional de Sunil Gulati, presidente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos (USSoccer). Después del partido de la semana pasado contra México en Columbus (Ohio), Gulati dio otro espaldarazo al alemán. "Jürgen (Klinsmann) culminará el proceso de clasificación al Mundial Rusia-2018" , declaró a los medios.

"Estamos seguros de que al final del mismo Estados Unidos estará clasificado" . Empero, horas después de la humillante goleada ante Costa Rica, Gulati dijo a los medios que "no tomamos decisiones inmediatamente después de un partido" .  "Analizaremos la situación, vamos a pensar en lo ocurrido el martes, vamos a discutir con Jürgen y mirar nuestra situación" , añadió el federativo.

 Listo para saltar a la Arena

 Durante su periplo por el fútbol estadounidense, Klinsmann ha tenido muchos detractores, pero hay tres hombres que han sido implacables en sus críticas: Bruce Arena, Bob Bradley y Landon Donovan.

El trío ha criticado con insistencia la ausencia de un esquema de juego definido y las improvisaciones y experimentos con jugadores de fuera, queriendo implantar una filosofía europea en el seleccionado del Tío Sam. Bradley ha dicho en varias ocasiones que los equipos nacionales que él dirigió "jugaban mejor fútbol" que los de Klinsmann, misma crítica que hizo Donovan a raíz del papelón en el Mundial de Brasil-2014.

Arena tampoco se ha escondido para reprochar el hecho de que Klinsmann hubiera desestimado a Donovan al Mundial de 2014 y su preferencia por jugadores "europeos" desconocidos en la selección, en detrimento de la liga local MLS. Un tuit de Steve Goff, reportero de fútbol de The Washington Post, informó que la USSoccer tiene preparado un plan B si Klinsmann es despedido: Bruce Arena.

"Más temprano hoy, un contacto de la USSoccer me dijo que tienen preparado a Arena en caso de otra derrota. No lo creía hace un tiempo, pero ahora ... hmmm" , señala el redactor. Arena es uno de los entrenadores más exitosos en la historia del fútbol estadounidense. Fue el seleccionador de los norteamericanos en los ciclos mundialistas de 1998 a 2006, llevando al equipo hasta los cuartos de final de la Copa del Mundo 2002, y también a un decepcionante Mundial en Alemania 2006 donde fueron eliminados en la fase de grupos.

Pese a las dos derrotas iniciales, Estados Unidos no ha perdido la esperanza de terminar entre los tres primeros lugares que dan acceso directo a Rusia-2018 pero, con ocho partidos por delante, Klinsmann ya no tiene margen para cometer errores, máxime teniendo en cuenta que sus próximos dos rivales son Honduras y Panamá. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad