El cansancio le ganó a James Rodríguez

El cansancio le ganó a James Rodríguez

Junio 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar - Enviado Especial de El País a Santiago

El cucuteño llegó como una de las grandes figuras de la Copa América de Chile, pero su nivel no alcanzó para que brillara como en Brasil 2014 y se fue en deuda.

“James, Messi, Neymar, Cavani, Alexis... las estrelllas que iluminarán la Copa América”. Así decían algunas vallas en los alrededores de los estadios donde se está jugando esta edición.

Ese era el “gancho” para atraer muchos más aficionados, pese a que las boletas para algunos partidos donde iban a estar estas figuras, se habían agotado con mucha anticipación.

De ellos, Messi y Alexis siguen en carrera. Neymar salió por la puerta de atrás por un escándalo justo en el partido contra Colombia. Cavani se marchó también en medio de una polémica expulsión, y James se fue porque su fútbol, y en general el de la Selección, no alcanzó para mantenerse en la Copa.

El rendimiento del 10  estuvo lejos de ser el que exhibió orgulloso, fresco y con personalidad en ese fantástico Mundial que se jugó Colombia en Brasil.

Contra Venezuela, en la primera fecha, no se vio. Ante Brasil, aparecieron algunos destellos que hicieron pensar en un despertar del volante colombiano. Pero frente a Perú volvió a bajar la producción, y el viernes contra Argentina muy poco se le vio.

Hubo atenuantes: que le faltó un socio que lo acompañara con certeza y precisión, y que la marca de los rivales lo asfixiaron por completo.

Pero también hubo una sospecha contundente: “James viene de un gran trajín con el Real jugando liga, Copa del Rey y Champions. No ha descansado”. Ese fue el rumor que siempre se escuchó en los pasillos de prensa.

Y en su primera aparición ante los medios, esa pregunta no podía faltar. ¿James, sientes algún cansancio por la temporada exigente que has tenido con el Real?

El 10 sonrió y de plano descartó el argumento. “No, yo estoy bien. Física y futbolísticamente me siento bien. Siempre quiero aportarle a la Selección y acá estoy, tratando de ayudar en lo que más pueda”, fue su contundente respuesta.

Sin embargo, en la cancha no se veía al James dinámico, corajudo en los momentos bravos, determinante, claro con el balón en su botín izquierdo y frecuente rematador de media distancia.

Eso hizo que una vez más se hablara de un supuesto cansancio. Tal vez el hombre que más lo conoce, su padrastro Juan Carlos Restrepo, admitió que podía haber una fatiga.

“Y no solo James debe estar con algo de cansancio por la extenuante temporada que acaba de hacer con el Real Madrid; también los otros muchachos que vienen de Europa... es que eso es normal, pero tampoco es excusa. Igual James es un muchacho que siempre va a venir a aportarle a la Selección esté donde esté”, dijo Restrepo.

El mismo James, en una de las conferencias de prensa previa al partido ante Argentina, también reconoció algo de fatiga. “Sí, puede ser que uno en determinando momento sienta algo de cansancio, pero acá estamos todos tratando de ayudar a la Selección. Siempre que me necesite la Selección voy a venir”, expresó el 10.

El trajín del talentoso volante colombiano es evidente. Jugó los cinco partidos que Colombia afrontó en el Mundial de Brasil. Tuvo unas cortas vacaciones porque el 22 de julio, poco después de terminado el Mundial, tuvo que viajar a Madrid para ser presentado como nuevo jugador del Real.

Regresó a Colombia para seguir con su periodo de descanso, presentándose ya a trabajos con el onceno blanco los primeros días de agosto.

Su debut con el Real fue el 12 de agosto ante el Sevilla en partido de la Supercopa de Europa. A partir de ahí jugó con el elenco español 46 partidos entre Liga, Copa del Rey y Champions.

Su último partido de Champions fue el 13 de mayo ante la Juventus, y el último por liga española fue el 2 de mayo frente al Sevilla. En este primer semestre también debió atender partidos amistosos con Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad