‘El Cachorro’ Belalcázar volvió a entrenar con Atlético Junior

Agosto 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
RONALD SOTO TONCEL / Especial para El País.com.co
‘El Cachorro’ Belalcázar volvió a entrenar con Atlético Junior

Bréinner 'Cachorro' Belalcázar, volante vallecaucano del Atlético Junior.

El futbolista vallecaucano regresó a prácticas luego del balazo que recibió.

Todavía no puede jugar, pero ya Breiner ‘El Cachorro’ Belalcázar pudo regresar a una cancha de fútbol a realizar ejercicios con la esperanza de pronto estar otra vez disputando partidos con Junior, luego de salvarse milagrosamente tras recibir un balazo en su pierna derecha el pasado 12 de julio en un intento de atraco mientras disfrutaba de un cholao en compañía de su compañero Luis Páez y su hijo, quienes minutos antes lo habían acompañado a retirar dinero de un banco. ¿Volvió rápido a prácticas? “Sí, la incapacidad era de un mes pero voy bien, estoy evolucionando de la mejor manera. Me siento contento porque puedo volver a entrenar. Ahora estoy caminando para que el cuerpo vuelva a activarse otra vez. La próxima semana va a ser un poco más intensa, eso es lo que espero, día tras día trabajar mejor y estar bien para que el técnico me vuelva a tener en cuenta”.¿Qué en enseñanzas le dejó lo que vivió? “Muchas. Primero, no andar con plata en los bolsillos. Segundo, que cuando vaya a los bancos hay que asegurarse de qué gente hay alrededor, porque algunos están buscando hacer el mal. Debo ser muy precavido. Fue un golpe muy duro, porque de un momento a otro la vida te puede cambiar para siempre”.¿Usted y su familia siente miedo? “Mi esposa y mi mamá, que está ahora acompañándome, sienten un poco de temor. Uno nunca se espera que lo ataquen con un arma de fuego”.¿Le han pedido que se vaya de Barranquilla? “Mi madre sí. Cuando me pasó esto ella me manifestó que me fuera, porque he estado en otras ciudades y nunca me había pasado algo así. Dice que esta situación no le gusta para nada. Uno está expuesto y más por ser futbolista, porque dicen que uno siempre anda con plata”.¿Le va a hacer caso a su mamá? “Esta es mi carrera, tengo que hacer un buen semestre con el Junior. En el primero jugué 12 partidos y no clasificamos, así que esta es la revancha para hacer las cosas bien. Mi Dios proveerá. Barranquilla es una ciudad muy buena y no puede dejarse llevar de estos delincuentes, la gente de arriba debe poner mano dura ante esto”.¿Cuál ha sido el momento más duro? “El lunes (16 de julio) siguiente al hecho cuando me dieron salida en la clínica y me fui para mi casa. Al llegar y ver a mis hijos me di cuenta del momento que viví. Uno se imagina muchas cosas, que en el instante hubiese entregado todo y no hubiera reaccionado, pero son situaciones muy rápidas y uno siempre quiere salir ileso”.¿Se arrepiente de reaccionar como lo hizo? “No, porque son reacciones del momento y esa fue mi forma de responder. Decirte ahora que estoy arrepentido es muy difícil, aunque si vuelve a pasar quizá no actuaré de la misma manera. Creo que si la puerta del establecimiento hubiese estado abierta el delincuente no dispara, seguramente él salía porque afuera ya había mucha gente”.¿Es consciente de que pudo morir? “Sí, claro, por eso vivo muy agradecido con Dios, porque es una obra de él, es un milagro, la bala pegó en el testículo, pero también pudo ser en el pecho y yo pude haber muerto. Todo eso lo lleva a uno a reflexionar, no hay que dar ventaja, se debe ser muy inteligente en lo que se vaya a realizar, saber dónde está y por dónde camina. Lo que me pasó, por más que se diga que no fue tan grave, hubo una bala que me atravesó los genitales, es algo complicado”.¿Su hijo ya superó el trauma? “Fue duro para él vivir esa situación. A veces me habla del episodio, pero trato de evadir el tema, le digo que era un juego, aunque quedó golpeado, ya tiene metido eso en la cabeza, por eso para mí esto ha sido más duro. Mi niño apenas está comenzando su vida y tener que afrontar una experiencia de esta no es fácil. Trato de distraerlo, llevarlo a centros comerciales a que juegue y se olvide de todo. Además, duermo con él”.¿Ha estado pendiente a la investigación? “Yo ya le eché tierra a eso. Fue un momento en el cual cuando abrí la puerta del establecimiento no sé ni quién era la persona y durante la reacción que tengo mucho menos. Gracias a Dios yo sigo mi carrera, ya regresé a entrenar, hay que dejarle todo al Señor, quien es el que sabe todo. Debo dedicarme a trabajar y nada más”.¿Ha vuelto a un banco? “No y no lo haré. Yo creo que eso lo tendrá que hacer ahora mi señora, porque yo no me muevo más a esos sitios, trataré de estar tranquilo en mi casa y ser más inteligente”.¿Qué ha dialogado con Páez? “Hablamos el miércoles después de muchos días y le preguntaba sobre lo sucedido. Él me decía que la forma en que yo reaccioné no se la esperaba. Yo le expresé ‘que esperaba que vos llegaras a respaldarme y nunca llegaste’ (risas). Gracias a Dios Luis cogió al niño porque él estaba pegado a mi pierna, hizo bien en protegerlo porque una persona con un arma es muy peligrosa”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad