El brasileño Oscar también se va para la Liga de China

El brasileño Oscar también se va para la Liga de China

Diciembre 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AFP / El País
El brasileño Oscar también se va para la Liga de China

El futbolista se va por un contrato millonario.

El futbolista no se resistió a la tentación del contrato millonario.

El fútbol chino sigue imparable en su ambición por fichar a estrellas de este deporte. El internacional brasileño del Chelsea Oscar acaba de firmar con el Shanghai SIPG, de primera división, por una cuantía de 71 millones de euros, un récord en el 'Gigante' asiático.

"El Shanghai SIPG y el Chelsea han acordado oficialmente la transferencia del jugador Oscar" , indicó el club en una red social. El brasileño de 25 años "llegará en los próximos días a Shanghai para su compromiso oficial con el Shanghai SIPG" , precisó la misma fuente.

"Estoy muy contento de fichar por el SIPG. Es un día importante para mí, voy a reunirme con mi nueva familia en China" , explicó el jugador de 25 años en un video publicado por su nuevo equipo.

El importe de la transferencia no ha sido precisado pero, según afirmaba en su sitio web el diario británico The Guardian este viernes, se elevaría a 60 millones de libras (unos 71 millones de euros) , lo que supondría un nuevo récord en el fútbol asiático. Asimismo, el precedente fue establecido por el Shanghai SIPG, tras fichar al también brasileño Hulk (ex del Zenit San Petersburgo por 55,8 millones de euros en julio.

El traspaso de Oscar representa también la mayor suma recibida por el Chelsea, después de la venta de su compatriota David Luiz al París SG en 2014 por 59 millones de euros.

 'Se lanzará al asalto'

 Los clubes de la Super League han gastado más de 400 millones de euros por la compra de jugadores en 2016, tras la petición del Gobierno chino a convertir el país en una superpotencia en el fútbol hasta el 2050.

Los equipos chinos están buscando jugadores de clase mundial, que acepten sacrificar sus carreras europeas por un campeonato mucho menos prestigioso pero lucrativo. Muchos han cedido a la rica llamada china: Ramires (del Chelsea, de 29 años), Alex Teixeira (del Sakhtar Donetsk, de 26 años), Jackson Martínez (del Atlético Madrid, de 30 años) y Ezequiel Lavezzi (del PSG, de 31 años) .

"Este jugador conocido por su ataque se pondrá su uniforme de combate para el Shanghai SIPG y se lanzará al asalto del objetivo de la nueva temporada, que es ganar el título" de campeón de China, aseguró su nuevo club.

El Shanghai SIPG, tercero de la última Super League y que quedó en cuartos en la Liga de Champions de Asia en 2016, es uno de los clubs que más ha gastado en fichajes en China. Desde noviembre, está entrenado por André Villas-Boas (ex-FC Porto, Chelsea y Tottenham) , que sucedió al sueco Sven-Goran Eriksson.

El director general del club había declarado en noviembre que desean ganar la Super League, la Copa de China y la Liga de Campeones.

 ¿Una burbuja?

"Hábil y perseverante, Oscar fue muy valorado por los aficionados, los jugadores y el cuerpo técnico, llegando a marcar 38 goles en 203 encuentros" , indicó el Chelsea en un comunicado colgado en su página web. "Agradecemos a Oscar por sus servicios excepcionales y le deseamos lo mejor para el futuro" , prosiguió la nota.

Oscar, jugador del Chelsea desde 2012, parecía no entrar en los planes del nuevo entrenador del club londinense Antonio Conte, que desde el principio de la temporada lo ha sacado muy poco al campo. El contrato del centrocampista brasileño con el club londinense acababa en 2019. La pasada semana, el entrenador del club londinense advirtió del poder financiero chino como un "peligro para todos los equipos del mundo" .

La prensa china, por su parte, destacó una posible burbuja. El Cotidiano del Pueblo, diario del Partido Comunista en el poder, indicó que 1.100 millones de euros se invirtieron por los clubes chinos en 2016, una suma que "supera mucho el valor que aporta el campeonato" .

El delantero argentino Carlos Tévez debería fichar a principios de enero con otro equipo de Shanghai, el Shenshua, por un salario anual de 40 millones de euros, según los medios de comunicación del país sudamericano. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad