El Bayern Múnich se coronó Campeón del Mundial de Clubes

Diciembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
EFE - El País
El Bayern Múnich se coronó Campeón del Mundial de Clubes

Los jugadores del Bayern Múnich celebran tras coronarse campeones del Mundial de Clubes de 2013.

Un inmejorable 2013 en el que ganó todos los títulos que estaban al alcance de su mano, salvo la Supercopa alemana.

El Bayern de Múnich fue superior al Raja Casablanca, al que derrotó con goles de Dante y el español Thiago Alcantara (2-0), para proclamarse campeón del Mundial de Clubes de la FIFA ya poner el broche de oro a un 2013 inolvidable, con cinco títulos en un año.La final no tuvo historia. En 22 minutos estaba sentenciada. Era el broche de oro. Un Mundial de Clubes en el que el Bayern no encontró rival, muy superior a todos, plasmando el buen momento del fútbol europeo. Pep Guardiola inscribió su nombre en la historia del club muniqués. Llegó con el listón altísimo por Jupp Heynckes y está logrando que no se rebaje. Líder destacado de su Liga y firmando el primer Mundial de Clubes para el Bayern. Sus números como técnico son espectaculares. Es su decimosexto título en cinco temporadas. Tras crear el mejor Barcelona de todos los tiempos, responde a un nuevo reto.Superó con toque la presión que buscó el Raja Casablanca que jugaba con el mismo once que le condujo a la final, tras sorprender al Atlético Mineiro. Y llegó desde el inicio a la portería defendida por Askri. Intervino a disparos de Muller y Kroos, pero nada pudo hacer ante un grave error defensivo que aprovechó Dante a los 7 minutos.De un saque de esquina a la frontal del área, llegó una prolongación de la jugada de cabeza de Boateng, que dejó al central brasileño solo aprovechándose de que un defensa rival salió tarde al fuera de juego. Colocó el balón en la escuadra para iniciar el camino al título.El dominio absoluto del Bayern fue dejando ocasiones. Ribery desequilibraba y era frenado con faltas. Muller perdonaba y Thiago comenzó a ganar un protagonismo que no desaprovechó. Inventó un pase a Alaba a los 19 minutos, en una clara ocasión en un mano a mano que desperdició el lateral, pero le devolvió tres minutos después el pase y en esta ocasión el centrocampista español no perdonó. Su toque de calidad con el interior del pie derecho, cruzado, firmaba la sentencia.Porque el Raja Casablanca ya no podría levantarse. Se fue encerrando en su terreno de juego, apostando por el contraataque para buscar generar acciones de gol que no acababan en disparos a puerta. Solo un grave error de Neuer le pudo costar un gol. En un exceso de confianza a los 38 minutos, con un mal despeje al rival que dejó todo a favor a Chtibi. A 30 metros chutó y rozó el poste ante el enfado de Pep Guardiola.La segunda parte no tuvo historia. El Bayern de Múnich tuvo posesiones largas, no forzó la máquina sintiéndose muy superior. El Raja Casablanca abusó del balón en largo, un fútbol directo que no inquietó al equipo de Guardiola.El año para enmarcar del Bayern tras conquistar Bundesliga, Liga de Campeones, Copa de Alemania y Supercopa de Europa, tuvo el broche de oro con el Mundial de Clubes, título en el que sucede al Corinthians brasileño.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad