El Balón de Oro del Mundial a Lionel Messi, ¿un plan de márketing?

Julio 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AFP- El País.com.co
El Balón de Oro del Mundial a Lionel Messi, ¿un plan de márketing?

Lionel Messi, balón de oro del Mundial Brasil 2014.

En Brasil, el alemán Thomas Müller fue plata y el holandés Arjen Robben, bronce.

El Balón de Oro del Mundial-2014 al mejor jugador del torneo, otorgado el domingo en Rio al argentino Lionel Messi, generó polémica en el planeta fútbol, empezando por Diego Maradona, quien habló de un plan 'marketinero' orquestado por Adidas, patrocinador del trofeo. "A 'Lio' le regalaría el cielo, pero cuando no es justo y los 'marketineros' quieren hacerle ganar algo que no ganó, es injusto", sostuvo Maradona la noche del domingo en el programa 'De Zurda' que se emite por el canal venezolano Telesur y retransmite en Argentina la televisión pública, entre varios países de América Latina.Sus declaraciones llegaban tras la derrota albiceleste en la final por 1-0 en alargue contra Alemania, en un partido en que Messi no pudo desequilibrar el marcador para su selección. Con su opinión, el 'Diez', campeón mundial en México-1986 y a quien Messi no pudo igualar para entrar en la leyenda de la Albiceleste, apuntó con su dedo acusador al fabricante alemán de indumentaria deportiva Adidas, cuyo nombre está pegado al del Balón de Oro del Mundial. En efecto, las últimas cinco ediciones consagraron a jugadores que tenían contrato con la marca de las tres tiras: Zinédine Zidane (1998, 2006) , Oliver Kahn (2002) , Diego Forlán (2010) y Messi (2014).Esta vez, el Grupo de Estudio Técnico (TSG) de la FIFA para el Mundial, compuesto por 13 miembros de exjugadores y técnicos entre los que está Gérard Houllier, han decidido el honor. En el reglamento de la FIFA para el Mundial 2014, el capítulo 47 artículo 11 c estipula que "el Balón de Oro se otorga al mejor jugador, votado por los medios de comunicación acreditados en la competición y los aficionados. También se otorgará un Balón de Plata y un Balón de Bronce al segundo y al tercer mejor jugador".En Brasil, el alemán Thomas Müller fue plata y el holandés Arjen Robben, bronce. Preguntado por la AFP sobre las razones de este cambio de condiciones en la atribución de los premios a los mejores jugadores, la FIFA explicó que quería unificar los criterios de adjudicación de estos galardones con los del Guante de Oro (mejor portero) y el de Mejor Jugador Juvenil del Mundial que ya decidía el TSG.Messi, incomodoEl presidente de la FIFA Joseph Blatter también mostró su asombro por la designación de Messi. "¿Debo ser diplomático o decir la verdad? Yo mismo me he sorprendido de ver a Messi designado mejor jugador", afirmó el directivo. "Pero, si os fijáis en el inicio del torneo, (Messi) fue decisivo y Argentina llegó a la final gracias a sus goles", matizó el suizo. De hecho, el 10 argentino marcó cuatro goles, todos en la fase de grupos, y dio una asistencia a Ángel Di María en la prórroga contra Suiza en octavos de final (1-0). Más tarde, su falta de incidencia quedó de manifiesto en cuartos contra Bélgica (1-0) , en semifinales contra Holanda (4-2 en los penales tras 0-0) y, sobre todo, en la final, donde falló una clara ocasión de gol. Dando crédito a la teoría de Maradona, otros jugadores esponsorizados por Adidas y de primer nivel también podrían haber aspirado al premio. Entre ellos destacan Müller, finalmente segundo, el también campeón Manuel Neuer o el colombiano James Rodríguez, brillante hasta los cuartos de final. Estos dos últimos se llevaron otros premios individuales. Neuer el de mejor guardameta y James la Bota de Oro de máximo goleador merced a sus seis tantos. Parece que Messi recibió un premio de consolación con este Balón de Oro del Mundial. Un trofeo individual que le molestó recibir, puede que por ser consciente de no haber sido el mejor jugador del torneo, sobre todo después de no poder conseguir uno de los pocos títulos importantes que falta en su inmenso palmarés. "Lo cierto es que esto no me interesa en este momento", afirmó el galardonado. Al final, un premio tan incomodo para el que lo recibe como para quien lo atribuye podría conducir a la FIFA a revisar, cara al futuro, sus condiciones de adjudicación, lo que no haría sino dar más transparencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad