“El balance con Deportivo Cali lo vamos a hacer con cabeza fría”: Mario Yepes

“El balance con Deportivo Cali lo vamos a hacer con cabeza fría”: Mario Yepes

Diciembre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
“El balance con Deportivo Cali lo vamos a hacer con cabeza fría”: Mario Yepes

Mario Yepes, técnico del Deportivo Cali.

Tras la derrota ante el Bucaramanga y la eliminación en cuartos de final, Mario Alberto Yepes habló en rueda de prensa. La continuidad del técnico en el 2017 sería analizada.

Mucho del futuro del Deportivo Cali dependía de lo que ocurriera en la noche de este domingo ante el Atlético Bucaramanga en el estadio de Palmaseca. Ni el más pesimista de los hinchas azucareros se imaginaba que su equipo se iba a quedar por fuera de la semifinal del campeonato colombiano.

Si bien el Deportivo Cali debió ganar en condiciones normales de no ser por el arquero Jorge Bava, gran parte de la hinchada desde mismo domingo comenzó a buscar culpables tras la eliminación en los cuartos de final de la Liga.

En la lista de quiénes se deben marchar aparecen Ronnie Fernández, Aquivaldo Mosquera, José Lloreda y el mismo Mario Alberto Yepes, quien para gran parte de la parcialidad  ha dejado mucho que desear en su primera experiencia como entrenador en propiedad.

“Me voy muy dolido por lo que ha sucedido. El Cali estaba para mejores cosas. De todas maneras creo que la llave se ha perdido en el estadio de Floridablanca”, aseguró el entrenador caleño Mario Alberto Yepes durante la rueda de prensa que se llevó a cabo en el estadio verdiblanco.

El conjunto azucarero se clasificó a las instancias finales del campeonato con un gran repunte consiguiendo ganar en línea cuatro compromisos que le permitieron llegar al segundo lugar del torneo del ‘Todos contra todos’ y de paso ilusionando a toda una hinchada que ya veía cerca el sueño de poder buscar la décima estrella.

Yepes consiguió sumar en el banco del equipo azucarero diez compromisos ganados, cuatro juegos empatados y seis perdidos. Además  sumó 25 tantos a favor y 17 en contra. Una campaña aceptable para el técnico vallecaucano, a quien en especial se le criticó el estilo de juego del equipo y la falta de efectividad a la hora de los cambios.

“Nos vamos con las manos vacías. A la gente hay que tenerle paciencia, hoy vino a acompañar al equipo, pero tampoco deben reprocharle nada a los jugadores. También merecimos ganar por muchos goles”, dijo el entrenador, quien de inmediato se refirió a lo que será el futuro del cuadro verde. “El balance lo vamos a hacer con cabeza fría”, explicó.

[[nid:599547;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/12/_jo18772aa.jpg;full;{El Deportivo Cali empató a un gol con el Atlético Bucaramanga y le dijo adiós a la posibilidad de llegar a las semifinales de la Liga Águila II. Reviva en imágenes lo mejor del juego en Palmaseca.Jorge Orozco - El País}]]

¿Yepes se tiene que ir o debe quedarse? 

La pregunta del millón. Mario Alberto Yepes está pagando caro, como muchos antes que él, las ganas de querer sentarse en el banco del conjunto azucarero. Cuando llegó al equipo sabía la gran responsabilidad que tenía, no solo por lo hecho por Fernando Castro, sino por el particular nivel de exigencia que existe en el club, nivel que ya el conoció haciendo las veces de jugador y posteriormente leyenda del equipo.

Este será el mejor examen para saber que tanta convicción había en el presidente Álvaro Martínez a la hora de darle la oportunidad y creer en el proceso del que se habló en un principio.

Varios de los futbolistas que Yepes propuso como entrenador no estuvieron a la altura de la exigencia, como fue el caso de los ya mencionados Aquivaldo, Fernández, Lloreda y Jhon Pajoy. Todo apunta a que la continuidad no se presente para la próxima temporada.

Otra de las decisiones que dejan a Mario Alberto Yepes en tela de juicio fue las decisiones constantes de dejar a Máyer Candelo en el banco para darle un descanso que ni el jugador ni la tribuna estaba pidiendo. En muchos juegos, la presencia del experimentado volante hizo falta en el equipo. En el Cortuluá jugaba todo.

El proyecto al que muchos le creyeron en un comienzo y que parecía iba a madurar con el pasar de las jornadas hoy parece estar verde. Ahora solo queda esperar que se tomen rápidas decisiones para que la hinchada vuelve a soñar nuevamente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad