“El atletismo es mi lenguaje”: Édgar Guerrero

Abril 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
DANIEL MOLINA DURANGO y PAOLA VERGEZ - Especial para El País
“El atletismo es mi lenguaje”: Édgar Guerrero

Édgar Guerrero, atleta nariñense radicado en Cali.

Guerrero es un atleta que corre “con el corazón, el alma y el espíritu”. Su meta es triunfar en el Mundial Master de Brasil.

Cuando pocos segundos lo separaban de la meta final, Édgar se convenció de que podría lograrlo. Aceleró sus delgadas piernas, mantuvo su convicción de triunfo y pasó la línea de fondo ante los aplausos de todos los asistentes al estadio Olímpico Pascual Guerrero. Apenas terminó se arrodilló y miró al cielo. No había ganado, ocupó el segundo lugar, pero el reconocimiento y la alegría que le caían desde la tribuna le hicieron pensar que se encontraba en unos verdaderos Juegos Olímpicos. Aquel atleta que cautivó a los caleños el diciembre pasado en la Carrera Atlética Internacional de Cali se llama Édgar Guerrero, un nariñense de 43 años que ha dedicado gran parte de su vida al atletismo, una disciplina que dice amar “con el corazón, el alma y el espíritu”. Actualmente, Édgar está clasificado al Master Mundial de esta disciplina, que se realizará en octubre de este año en Porto Alegre, Brasil, pero aún no cuenta con los patrocinios necesarios para cumplir su sueño de representar a Colombia.Da la impresión de ser un tipo calmado, al que no le gusta mucho llamar la atención. En las Canchas Panamericanas de la ciudad, se encontraba con una camisa esqueleto blanca y una pantaloneta Adidas azul celeste que parecían flotar en su delgado cuerpo. Sus ojos cafés denotan sinceridad y ante cualquier pregunta responde con un: “Sí, gracias”.Lo primero que cuenta es que nació en Tumaco, Nariño. Aunque su deporte predilecto había sido el fútbol, un sastre venezolano le dijo que tenía madera para triunfar en el atletismo. “Él me invitó a practicarlo, yo le comenté que no sabía cómo era eso, pero el señor insistió en que yo tenía cuerpo de atleta”.A los 13 años tuvo su primer competencia en Ipiales y salió ganador. Pero eso apenas era una pequeña parte de todo lo que se le venía. Según sus palabras, ha recorrido casi todas las principales ciudades de Colombia mientras compite. “Esto es mi forma de vida, el atletismo es mi lenguaje. Uno conoce montañas hermosas mientras recorre kilómetro por kilómetro los lugares, y ahí, en la soledad, he encontrado paz interior conmigo mismo y los demás, porque hago lo que más me gusta”. Édgar ha ocupado los primeros puestos en plazas como Medellín, Bogotá, Popayán, Ginebra, entre otras. Logró su participación al Master Mundial de Brasil tras ganar, en la capital vallecaucana, la prueba de los 5000 metros y 21 kilómetros. Aunque organizaciones como Calzado Rómulo y la transportadora Envía Colvanes, empresa en la que trabaja de lunes a sábado, le ayudan, no es suficiente. “Yo les agradezco mucho a quienes me han colaborado, pero una cosa es que lo ayuden a uno con algunos gastos y otro cuento es que lo patrocinen, eso ya implica que te cubran todo en cuanto a pasajes, alimentación y demás”. A pesar de no contar con un patrocinador oficial, este nariñense no se rinde y confía en que llegue el momento en que lo apoyen para poder competir en Porto Alegre. “En Colombia deberían apoyar más a los deportistas, les pido de corazón que me colaboren para representar a mi país. No defraudaré a nadie, soy un deportista disciplinado y con hambre de victoria”.Y es precisamente esas ganas de salir adelante las que lo llevan a sacrificarse por cumplir sus objetivos. “Yo me levanto a entrenar a las 5:00 de la mañana, después entro a trabajar a las 8:00 y voy llegando a mi casa como a las 9:00 de la noche. El trabajo es muy duro, me toca entregar y recibir cajas muy pesadas”.Este hombre que cada madrugada sale de su hogar, ubicado en el barrio El Guabito, tiene la firme convicción de que no solamente logrará competir en el Master Mundial, también anhela crear su propia escuela de atletismo, ya que es licenciado en educación básica primaria. Desea enseñarle a los jóvenes su experiencia. Con una sonrisa cándida, Édgar dice que “Dios mediante”, correrá hasta los 60 años de edad y que además piensa competir en los maratones de Boston y Buenos Aires. Después de responder varias cuestiones acerca de su vida, abandona las Canchas Panamericanas en silencio. Seguro, algunos de sus más allegados lo recordarán como ese individuo idealista, que después de cada entreno matutino da lo mejor de sí, vistiéndose con una camisa roja, unos pantalones cafés y unos zapatos negros para ir a trabajar con esmero a una empresa en la que seguramente hará falta cuando empiece cumplir todas y cada una de sus grandes metas como deportista profesional.Frases* "Mi sueño de tener la escuela de atletismo es para enseñarles a los jóvenes la importancia del deporte, ya que actualmente muchos viven pegados al internet".* "Para ser un deportista de primer nivel me cuido de no comer grasas como empanadas o rellenas. Me alimento con muchas frutas, verduras y además evito trasnochar".Édgar Guerrero, atleta nariñenseMarchista colombiano compite el domingoEl marchista colombiano Éider Arévalo, actual bicampeón mundial juvenil de marcha, competirá el domingo (Abril 14), a partir de las 10:00 de la mañana, hora colombiana, en Podebrady, República Checa, durante una válida del Challenge Iaaf de marcha. La competencia hace parte del circuito mundial y servirá para que Éider, ahora en la categoría mayores, intente mejorar su marca personal, que está en una hora, 21 minutos y 49 segundos, lograda el año pasado, en Oregon, Estados Unidos, cuando marchó sus primeros 20 kilómetros oficiales, con marca para ir a los Juegos Olímpicos de Londres. “Lo principal es tener competencia, ritmo y ganar confianza para ir al Mundial (agosto) a hacer una buena representación”, dijo Éider, quien tiene como firme objetivo “hacer una gran marca, para ver referencias y analizar cómo estoy para llegar a ese importante evento”.“Voy por primera vez, pero he visto algunos videos de competencias anteriores y se ve un circuito muy bueno, de un kilómetro, muy plano y el clima está en unos 13 grados, por lo que las condiciones se prestan para hacer una buena presentación”, anticipó el bogotano de formación huilense, quien se encuentra muy motivado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad