El Allianz Arena, un bastión para el Bayern desde que cayó ante el Real Madrid

El Allianz Arena, un bastión para el Bayern desde que cayó ante el Real Madrid

Abril 12, 2017 - 08:59 a.m. Por:
Agencia EFE - Redacción de El País
Real Madrid

Real Madrid es el principal candidato no solo para vencer al Bayern Múnich esta miércoles, sino para llegar a la gran final de la Liga de Campeones.

EFE / El País

El Allianz Arena se ha convertido en un bastión para el Bayern Múnich, que ha ganado todos sus compromisos de la Liga de Campeones desde que, hace cuatro temporadas, sufrió una estrepitosa derrota por 0-4 justo ante su rival de este miércoles, el Real Madrid, en semifinales

Para más coincidencias, el Madrid en ese momento estaba dirigido por el actual entrenador del Bayern, el italiano Carlo Ancelotti, que llevó al equipo blanco a la conquista de su décima Copa de Europa.

La derrota ante el Real Madrid fue el comienzo de una mala racha ante equipos españoles en semifinales -en 2015 el Bayern fue eliminado por el Barcelona y en 2016 por el Atlético de Madrid- pero, pese a ello, desde entonces los bávaros cuentan sus partidos en casa por victorias en la competición europea.

La derrota ante el Madrid de Ancelotti, cuando el Bayern estaba dirigido por Pep Guardiola, fue en su momento un duro golpe para el alma bávara.

El Bayern había ganado en la temporada anterior, la última de Jupp Heynckes, el triplete de Bundesliga, Copa de Alemania y Liga de Campeones y, con la llegada de Guardiola, muchos tuvieron el sueño de que se daba comienzo a una serie imparable tanto en Alemania como en Europa.

En Alemania las esperanzas se han cumplido. Desde el triplete el Bayern ha ganado cuatro Bundesligas seguidas -lo que ya es un récord- y va para la quinta, pero en Europa la estación final ha sido en tres ocasiones seguidas la semifinal.

El propio Guardiola, al llegar a Múnich, se había puesto bajo presión al afirmar que en el Bayern lo único que vale es el triplete, pese a que la directiva asegurara constantemente que la única asignatura obligatoria es la de la Bundesliga.

La obsesión en la afición se ha mantenido, aún después de la marcha de Guardiola, aunque Ancelotti se toma las cosas con absoluta tranquilidad y hace siempre como si solo le interesará realmente el siguiente partido.

En todo caso, cuando Guardiola anunció que no renovaría, Ancelotti fue la primera opción para el Bayern. El que tenga su reencuentro con el Real Madrid en su primera temporada es especial.

Para el Bayern, el partido es la primera posibilidad de cobrar revancha de aquella humillación que fue el momento más bajo de toda la era Guardiola, aunque el catalán terminara su primera temporada con el doblete.

Guardiola, por lo demás, también había llegado al Bayern tras haberle propinado una derrota humillante con el Barcelona en 2009. En ese momento, el Barcelona goleó por 4-0 al Bayern en el Camp Nou lo que fue uno de los factores que generó la destitución de Jürgen Klinsmann.

En ese momento, sin embargo, el Bayern había dejado de ser un equipo de la élite europea, a la que volvió en la siguiente temporada con Louis Van Gaal, que lo llevó contra todo pronóstico a la final de la Liga de Campeones.

A Van Gaal lo sucedió Jupp Heynckes que en dos temporadas -aunque no logró ningún título en la primera- llevó al Bayern dos veces a la final de la Liga de Campeones y en la segunda ocasión obtuvo el triple.

Desde 2012 el Bayern ha estado al menos en semifinales. Si se cuenta desde 2010, sólo se quedó por fuera de esa instancia en 2011, cuando cayo en cuartos ante el Inter.

En esta temporada, sin duda, la revancha contra el Madrid llega demasiado pronto. Puede la venganza o puede ser también el final de una racha.

En todo caso, el círculo se cierra y al comienzo y al final del mismo esta Carlo Ancelotti aunque en esta ocasión no en el banquillo rival, sino en el banquillo bávaro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad