El Agassi - Sampras tour, una fiesta de tenis total

Agosto 20, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
El Agassi - Sampras tour, una fiesta de tenis total

Pete Sampras y Andre Agassi, ex números uno del tenis mundial estuvieron en Bogotá en un encuentro que recibió 15.000 visitantes.

Cerca de 15.000 aficionados llegaron al coliseo El Campín de Bogotá para ver a sus ídolos de siempre, los estadounidenses y ex números uno del tenis mundial Andre Agassi y Pete Sampras. La rusa Anna Kournikova, quien participó en el evento, fue aplaudida por el público pese a perder el partido.

La expectativa por observar a Pete Sampras, Andre Agassi, Anna Kournikova y Ashley Harkleroad era enorme. La fría noche bogotana se vistió de gala para recibir a las mejores raquetas del mundo en acción.Fueron cerca de 10 mil personas las que se hicieron presentes en el Coliseo El Campín de Bogotá en la noche del viernes, para observar a estos protagonistas del "deporte blanco" en la cancha. Se entregaron al máximo para hacer del Seguros del Estado Agassi - Sampras Tour, uno de los certámenes deportivos más importantes del año en el país y hasta de la historia deportiva nacional.Mostrando sus mejores golpes, esgrimiendo alegría en su juego y fácil compenetración con el público, los cuatro grandes, junto a las juveniles gemelas Kristina y Karolina Pliskova, deleitaron con buen tenis a los espectadores. El show empezó con 20 minutos de retraso, pero eso no importó para que el certamen pasara a la historia.Buen preámbuloLas encargadas de abrir la noche fueron Kournikova, Harkleroad y las gemelas Pliskova. Desde el momento mismo en que salieron al campo, 6:50 de la tarde, las cuatro hicieron que una salva de aplausos lloviera de los cuartos costados del recinto.Se prepararon, calentaron, y unos minutos más allá de las 7:00 de la noche comenzaron a jugar. Bola a bola, saque a saque, jugada tras jugada, las hermosas deportistas fueron prendiendo el espectáculo con sus fuertes y certeros servicios; sus brillantes jugadas cerca de la red y, sobre todo, con la reciprocidad que tuvieron para con los asistentes.Sin lugar a dudas, quien más se robó el show fue Kournikova, sufrió cada pelota que erró, se corrió de lado a lado el campo y, sobre todo, respondió a la mayoría de piropos que le lanzaron sus numerosos admiradoresMás allá del resultado, 7-6 y 6-3 a favor de Karolina Pliskova y Ashley Harkleroad, todo estaba servido para el plato principal, el que disputarían los reyes de la noche, Andre Agassi y Pete sampras.Euforia totalTras un receso y cuando el reloj marcaba las 8:44 de la noche, el coliseo entero se puso de pie para aplaudir a dos grandes de la historia del tenis mundial: Agassi y Sampras. Ambos retribuyeron al público levantando su mano y raqueta en señal de saludo, mientras que algunas mujeres del público, emulando a los hombres, se regaban en elogios hacia los dos jugadores, en especial sobre Agassi, quien salió totalmente de negro y con tenis blancos, refrendando la rebeldía que guarda hacia el tenis; el otro, de camiseta blanca con una raya roja y pantaloneta oscura.Ambos calentaron, dieron sus primeros golpes y se prepararon para la contienda jugando a ver quién era más preciso y fuerte en los saques. La ganadora, una espectadora que tras recibir un pelotazo luego de un servicio de Sampras, tuvo el honor de llevarse un recuerdo, un abrazo y un beso de Agassi.Faltando tres minutos para las 9:00 de la noche el juego inició con Sampras al saque. Una verdadera lluvia de reveses, ‘aces’, servicios, devoluciones increíbles en la malla y los "óahhhhh!" de los espectadores se escucharon durante todo el compromiso.Agassi, nadie lo puede negar, se robó el espectáculo. Bromeó con los espectadores, con los recogebolas, con su rival. Pete, más serio, solamente se dedicó a jugar y a celebrar con euforia los puntos difíciles, claro está, que igual sonrió al ver a Andre hacer sus ‘monerías’.El público de las partes frontales del campo se jugó otro partido, no con raqueta, sino con su agilidad para esquivar las bolas veloces que salían del servicio de cada uno de los deportistas. La conexión público - tenistas se evidenció a lo largo de todo el juego.Las energías que los espectadores guardaron durante el juego de las chicas salieron con todo para el de los hombres, más aún, cuando Sampras, tras fallar una bola fácil, botó la raqueta al piso despertando las carcajadas del auditorio.Pasaron los minutos, saques, puntos y devoluciones, y más allá del marcador, 6-4 y 6-3 a favor de Sampras, se puede decir que ambas partes quedaron felices. Los aficionados, por haber visto en algo más de tres horas tenis de alto nivel, los tenistas, por recibir todo el cariño y apoyo del público nacional.Una pancarta que portaba una seguidora y que decía ‘¡Gracias por venir a Colombia!’, además de la premiación, fueron el escenario propicio para el adiós. Aplausos, sonrisas y uno que otro autógrafo y fotografía buscado por los asistentes, fueron la mejor manera de demostrar que ante los grandes espectáculos, la respuesta de los colombianos siempre será favorable.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad