Éder Álvarez Balanta: un 'café millonario'

Abril 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Éder Álvarez Balanta: un 'café millonario'

Éder Fabián Álvarez Balanta, futbolista juvenil colombiano que marca diferencia en las filas del River Plate argentino.

El colombiano, con apenas 20 años, ya triunfa en el fútbol argentino con la histórica camiseta de River Plate

Por el color de la piel cualquiera diría que nació en uno de esos municipios futboleros del Valle o que surgió de las inagotables canteras de Tumaco, Buenaventura o de Urabá.Pero no. Éder Fabián Álvarez Balanta, más conocido en Argentina como “Balanta”, es cachaco puro. Como dirían en la costa, 'rolo' para más señas. En su ficha se asegura que nació un 28 de febrero de 1993 en Bogotá. Y su presente dice que vive un gran momento. Este muchacho, desconocido en el mundo deportivo de Colombia hasta hace unas semanas y que hoy deslumbra en el fútbol argentino, está tras las rayas —o las huellas— del 'Tigre'.Como Falcao García, un día cualquiera, después de estar unos meses en Fair Play, empacó sus maletas y con apenas 17 años decidió abrirse camino en su vida personal y profesional, aterrizando en la moderna y fastuosa Buenos Aires, y echando raíces en la prodigiosa y selectiva cantera de River Plate.Y sí, como el 'Tigre' que hoy triunfa en Europa, Álvarez Balanta hizo un proceso muy rápido en las inferiores del equipo millonario y hoy, a sus 20 años, entró pisando duro en el onceno profesional con un debut soñado, pero a la vez inesperado y, si se quiere, acelerado.“Hace un mes ni siquiera me pasaba por la cabeza jugar en Primera a los 20 años y vea, aquí estoy, con una oportunidad que me llegó muy rápido”, le dijo Álvarez a 'La página millonaria'.Un silencioso comienzoÉder tenía 16 años cuando lo llevaron a la escuela Fair Play para comenzar a dar en forma más ordenada sus primeros pasos en el fútbol.“Me presentaron un negrito muy buena gente, con ganas de triunfar, y lo primero que le dije, como se los dije también a Falcao y a todos los de la escuela, es que si quería ser un campeón en la cancha, también tendría que serlo fuera de ella”, recuerda el argentino Silvano Spíndola, exjugador de Millonarios, fundador de Fair Play y artífice de la llegada de Falcao a River.Siendo muy joven, Álvarez tuvo un paso fugaz por Equidad y por Academia de Bogotá. Y defendió los colores de la selección capitalina hasta que recibió la invitación para probar suerte en River Plate pese a la negativa de su papá.“Yo llegué con otros cinco compañeros a probarme primero como volante de marca porque esa era la posición mía; pero uno de los 'profes' me dijo que era difícil que me dejaran porque ya esos puestos estaban cubiertos, entonces me ubicaron de central y aquí estoy; los demás muchachos se tuvieron que regresar”, recuerda el defensa colombiano.Con la cantera de River jugó torneos juveniles en Argentina y la Copa Libertadores Sub 20 en Perú, en donde tuvo una sobresaliente actuaciónA Álvarez le llegó la oportunidad cuando menos lo esperaba. “Lo veníamos viendo en silencio y desde hace rato; me gustó su forma de jugar, es un muchacho fuerte, con mucha personalidad”, dice Ramón Díaz, técnico de River, quien tuvo que apelar a un juvenil de 20 años para apagar el incendio que se le presentó por las lesiones y sanciones de los titulares en la defensa.“Me tomó por sorpresa, al comienzo sentí algo de nerviosismo, pero eso pasa rápido y más con el apoyo de mis compañeros y de los hinchas de River”, recordó el zaguero colombiano.Es tal la confianza que se ha tomado, que ya marcó gol la semana pasada ante Godoy Cruz en Mendoza y eso le abrió las puertas para ser uno de los mimados de la exigente hinchada millonaria.“Sin ninguna duda ya está instalado como uno de los futbolistas de mayor proyección en River. Además, tiene un plus: es jugador de las inferiores del club, y los hinchas siempre tienen una consideración y una paciencia extra para los surgidos del semillero”, asegura Juan Pablo Méndez, periodista de Olé.Un muchacho muy maduroQuienes lo conocen dicen que pese a su juventud, Éder Álvarez piensa, actúa y habla como un adulto. “Es un muchacho muy tranquilo y maduro, además tiene una mentalidad y una personalidad muy fuerte”, reconoce Silvano Spíndola.“Ha madurado mucho, es un chico que ha sabido llevar la presión que significa jugar en River. Nos ha sorprendido gratamente”, señala Daniel Passarella, presidente del equipo argentino.Álvarez se declara una persona muy tímida. “Soy más bien callado, de pocas palabras; sé que mi presencia en el equipo profesional ha generado mucha expectativa, pero yo prefiero tomar las cosas con calma”, reconoce.Y precisamente para evitar su deliberada exposición en los medios, River Plate decidió controlar sus entrevistas; por eso, el permiso para las mismas es manejado desde la jefatura de prensa del equipo gaucho. No importa que River 'le esconda' o lo quiera proteger. Lo relevante es que un bogotano que se fue en silencio, sin mucho ruido, hoy habla y de qué manera en las canchas argentinas con la camiseta de un glorioso e histórico como River Plate.Así como pasó con Falcao en su momento. Álvarez, por supuesto, espera continuar ese mismo camino, triunfar con los millonarios, llegar a la Selección Colombia y dar el salto al Viejo Continente.Voces* "Desde que lo vi en las juveniles me gustó su personalidad; es un chico fuerte, serio y con ganas de seguir aprendiendo; hay que llevarlo bien".RAMÓN DÍAZ, técnico de River.* "Sorprendió por la solidez y la tranquilidad con la que se desempeñó en el debut. Yo creo que se va a quedar muchos años en River".JUAN P. MÉNDEZ, periodista de Olé.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad