Directivos de Deportivo Cali y América hacen un llamado a vivir el fútbol en paz

Marzo 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Directivos de Deportivo Cali y América hacen un llamado a vivir el fútbol en paz

Imagen del América de Cali previo a un partido del Torneo Águila 2015.

Preocupación entre directivos de las dos instituciones de la capital vallecaucana por últimas sanciones.

Ante las sanciones a las plazas del América y Deportivo Cali para jugar a puerta cerrada debido al mal comportamiento de sus hinchas, los directivos de ambas instituciones hicieron un llamado para que sus aficiones mejoren el comportamiento y se evite a futuro un castigo más severo.

De acuerdo con el comunicado de la Dimayor, el Cali fue sancionado por "conducta impropia" de los espectadores en el juego de la novena fecha de la Liga ante el Junior de Barranquilla.

Además de la sanción para jugar sin público en el 'Coloso' de Palmaseca en uno de sus próximos cotejos, los azucareros deberán pagar una multa económica de $5.154.800.

“Es una torpeza que nuestros aficionados pretendan venir a la casa de su equipo y querer acabar con ella.  Pedimos comportamiento como gente razonable y sensata”, dijo Álvaro Martínez, presidente del Cali.

Por su parte, el conjunto escarlata fue castigado por el mal comportamiento de sus hinchas en el duelo del pasado sábado en Buga frente a Universitario.

“En reiteradas ocasiones hemos realizado un llamado a los hinchas para que su comportamiento no genere traumatismo en lo económico y deportivo a la institución”, indicó Osbert Orozco, vicepresidente de América.

Por los hechos ocurridos en el estadio Hernando Azcárate Martínez, los rojos están obligados a pagar una multa de $2.577.400.

“Con esta ya es como la quinta o sexta sanción que tenemos en las últimas temporadas. Las pérdidas superan los $2000 millones por el pago de sanciones y el no percibir ingresos por recaudación”, agregó el directivo.

La razón para que el Comité Disciplinario del Campeonato tomara esas determinaciones fue el lanzamiento de objetos desde la tribuna que ponen en riesgo la integridad física de jugadores y cuerpos técnicos.

En el caso del Deportivo Cali se tuvo en cuenta un elemento adicional: el ingreso de aficionados al terreno de juego. Asimismo, la Dimayor considera que ambas instituciones son responsables de la conducta de los espectadores considerados como sus seguidores.

Ante los últimos hechos ocurridos con la sanción a las plazas de los dos equipos de la capital vallecaucana, nuevamente se abre el debate si es recomendable el uso de las mallas de seguridad en los estadios de Colombia, abolidas desde el 2011.

 Aunque en un comienzo la determinación fue tomada como novedosa y experimental, el paso del tiempo ha demostrado que en términos generales el proceso ha superado la prueba. Algunos casos aislados se  han presentado en algunos escenarios y especialmente en la capital del Valle.

En el  estadio del Deportivo Cali se planea instalar mallas en las intersecciones de las tribunas donde están los sitios de cobro de tiros de esquina. Es una medida inicial que se toma en procura de evitar actos de violencia más fuertes y que terminen con el cierre de la plaza.

“Queremos un estadio de fútbol y no un campo de concentración. Si esa minoría de irresponsables no mejora su comportamiento en el estadio, infortunadamente tendremos que enmallar todo el escenario”, expresó el máximo dirigente azucarero.

De igual forma piensan los directivos del América, quienes coinciden en afirmar que sería un retroceso en todo el proceso de mejoramiento del fútbol como espectáculo que se llegue a la medida extrema de instalar mallas de seguridad.

“Tenemos que demostrar que podemos asistir al fútbol como se hace en el mundo. Hay que insistir en educar al hincha, las medidas de fuerza no son siempre las mejores”, insistió Osbert Orozco.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad