“Dios me va a sacar de esto”: Wílder Medina

“Dios me va a sacar de esto”: Wílder Medina

Mayo 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Filiberto Rojas, Colprensa - Especial para El País
“Dios me va a sacar de esto”: Wílder Medina

Wílder Medina, delantero del Deportes Tolima.

Wílder Medina, delantero del Deportes Tolima estará tres meses fuera de las canchas debido a una sanción que le impuso la Comisión de Disciplina de la Dimayor, ya que el jugador fue reportado como positivo en el consumo de marihuana.

Transcurría el minuto 77, cuando el paraguayo Roberto Gamarra se paró en la línea lateral, sobre la mitad de la cancha. El cuarto árbitro levantó el tablero que indicaba que el número 19 debía salir, no por un partido, sino por tres meses, por eso todo el estadio, cerca de 11 mil personas se pusieron de pie, aplaudieron y corearon hasta el cansancio ‘Goleador, Medina, goleador’.Medina no aguantó y se atacó a llorar, como cuando a un niño que ama al fútbol no lo dejan jugar en el ‘peladero’ del barrio; pero estas eran lágrimas de emoción, combinadas con la tristeza de un ser humano que se equivocó, que es consciente y luego pidió perdón, junto a la promesa de que volverá para seguir ofreciendo alegrías a todo un pueblo que lo adoptó como si fuera un pijao más.El partido de Ibagué también tuvo otro momento muy emotivo para Wílder: el final del primer tiempo, pues era el último partido en casa para el goleador, por lo que buscaba un tanto para despedirse de su afición como él mejor lo sabe hacer: celebrando.Intentó tomar el balón en los dos primeros penales, pero respetó la efectividad de Noguera, algo que no aguantó en el tercero y con el apoyo de sus compañeros, corrió a Félix, acomodó el balón, pateó, anotó y celebró con su afición, la que luego le haría derramar lágrimas de tristeza y emoción.Gabriel Camargo, máximo accionista del Deportes Tolima dijo “ la institución le va a ayudar a Wílder en todo lo que necesite para superar su problema. Es un buen muchacho y un buen jugador y no lo vamos a dejar solo en esto”. LA EMOCIÓN Al final del partido, Wílder se destapó y dialogó, dejando salir frases de agradecimiento para con los aficionados tolimenses, su familia y la dirigencia ibaguereña que lo respalda. “Feliz porque ganamos, pero triste porque es mi último partido acá, en esta temporada. Agradezco a toda la afición y a todos los que me han apoyado en el país y a quienes no lo han hecho, porque todo me ayuda a fortalecerme y crecer más”, aseguró Wílder Medina.Y añadió: “Lágrimas, porque yo vivo del fútbol, lo llevo en la sangre, es mi sueño, tengo muchas cosas por delante, muchos retos por cumplir y le voy a pedir a Dios mucha sabiduría para que este tiempo no se me haga tan largo”. “La sensación fue una tristeza profunda, por no sólo fallarme a mí y a Dios, sino a toda la gente que ha creído en mí, que me ha respaldado en las buenas y en las malas; sentía que me iba a morir, porque amo el fútbol. Me da tristeza por mi familia y por mi mamá, que me estaba viendo”, sostuvo Medina. Antes de ingresar al camerino el delantero apuntó “Todo esto me duele, pero de los errores se aprende; por eso agradezco muy especialmente a la gente de la Dimayor, que me ha dado una nueva oportunidad, me escucharon, que fue lo más importante, y eso me da más fuerzas para seguir luchando”. “Cuando pienso en todo lo bueno que me puedo perder, me da tristeza, incluso el sábado en la habitación, lloré solo, porque sabía que era el último partido del torneo en mi casa, pero sé que Dios me va a sacar de todo esto”, concluyó el artillero que debe empezar con la ayuda de la familia un tratamiento para salir del problema.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad