Dinastía Tréllez, pasado y presente en Atlético Nacional

Enero 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Dinastía Tréllez, pasado y presente en Atlético Nacional

John Jairo Tréllez y su hijo Santiago, actual jugado de Atlético Nacional.

Santiago, hijo de la Pantera, es presentado hoy como último refuerzo de los verdes.

John Jairo, la Turbina o la Pantera, cantó hasta el cansancio goles para Atlético Nacional durante casi una década (1985-1994) con un receso de un año cuando se fue para Suiza tras ganar la Copa Libertadores. Santiago, su hijo, llega con la ilusión de emularlo y escribir su propia historia con los verdolagas, luego de forjarse como futbolista juvenil en Argentina y Brasil, pasar por el Medellín y pulirse en México. Muchos aficionados los vieron de la mano pisar la grama del Atanasio Girardot cuando Santiago era un niño y su padre ídolo. Y hoy, años después, ven realizado el sueño que varias dinastías buscaron y que solo en el pasado reciente alcanzaron en el plantel profesional Luis Carlos Perea y Luis Alberto Jr. La Pantera, quien con una carcajada acepta que él fue quien hizo el primer contacto para la llegada de Santiago a Nacional para esta temporada, está feliz. "Era algo que él quería desde hace mucho tiempo. Yo lo veía complicado, pero al final se dieron las cosas". El atacante, que fue socio goleador de Víctor Aristizábal, asegura que lo difícil ya pasó y queda que Santiago demuestre las condiciones que le heredó. "Es muy buen jugador y llega a un equipo que está creciendo, con un gran técnico". John Jairo no teme que la gente empiece las compararlos. "Es un berraquito y si me pidió que le ayudara para venir a este club es porque se siente seguro. Con disciplina y trabajo tiene para ser un grande". Y asegura que el tiempo que Santiago pasó solo en Brasil y Argentina lo fortalecieron para convertirlo en un buen profesional. El miércoles, luego de hacer la siesta en su natal Turbo, donde orienta una escuela de fútbol con 200 niños, contemplaba la posibilidad de madrugar hoy para acompañar a su retoño en la presentación oficial. Santiago, mientras tanto, cumplió su primer día de entrenamientos con el equipo en Guarne. Estaba ansioso para que llegara este día y así se reflejó en las redes sociales, en las que se filtraron fotos suyas vestido con la camiseta verde y blanca, que le generaron regaños del club. "La expectativa es grande para mí y toda la familia, un reto grande. Sé de la presión que habrá, pero trataré de responder con sacrificio y goles que es lo que sé hacer". Para los Tréllez comienza otra capítulo, esta vez protagonizado por el menor de la familia. Y lo hacen con fe.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad