Diego Peralta, el defensa del Deportivo Cali que fue motilón

Diego Peralta, el defensa del Deportivo Cali que fue motilón

Febrero 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
DANIEL MOLINA DURANGO- Especial para El País
Diego Peralta, el defensa del Deportivo Cali que fue motilón

Diego Peralta, defensa del Deportivo Cali.

El zaguero Diego Peralta jugará este domingo frente al Cúcuta, un partido muy especial.

Un cobro potente de tiro libre de Donald Millán se estrelló contra el horizontal de la portería defendida por Víctor Centurión. La 'caprichosa' dio un botecito rebelde contra el césped y terminó por convertirse en el recordado gol de 'pica barra' con el que el Cúcuta venció al Deportivo Cali aquel 6 de febrero de 2011 en Palmaseca.Esa tarde, Diego Peralta, vestido con un uniforme de camiseta blanca, pantaloneta negra y medias rojas, levantó sus manos con fuerza celebrando aquel triunfo 'motilón'. Lo que el central no imaginó en ese momento, es que luego el destino, tan caprichoso como el balón, lo pondría a defender los colores del Deportivo Cali, ese equipo verde que se había ido derrotado aquel día.El pasado jueves, a pocos días de enfrentar al Cúcuta con la camiseta de los 'verdiblancos', Diego sonreía al reconocer que siempre sentirá un cariño especial por el 'doblemente glorioso'. “El Cúcuta representa muchas cosas para mí, estoy agradecido con esa institución y con esa ciudad, pero hoy en día pertenezco a un gran equipo como el Deportivo Cali y ante todo soy un gran profesional”. El defensor de 28 años manifiesta que el juego de este domingo, que arrancará sobre las 5:30 de la tarde en el General Santander, será un partido que afrontará con responsabilidad, seriedad y, por qué no, con un gol, ya que a pesar de tener que pensar en los atacantes rivales, Peralta sueña frecuentemente con anotar, es un optimista del gol: “tengo fe y convicción cuando voy a las pelotas quietas, a veces me quedan algunas opciones y espero marcar”.Sin embargo, un interrogante que tiene es saber si celebraría la posible anotación contra su ex equipo. Entre risas comenta: “No lo sé, los goles producen una felicidad difícil de controlar”.Y es que de su mente nunca se borrará el gol que le hizo al Medellín el semestre pasado. Recibió de espaldas al arco un centro de Álvaro Domínguez e impactó el balón con un taco sublime que deleitó a los hinchas que estaban en el Pascual. “Creo que fue el más bonito que he hecho”.Sobre su desempeño al lado del guaraní Nery Bareiro, el zaguero señala: “Venimos acoplándonos, no es fácil porque él viene de otro estilo de juego (el fútbol paraguayo). Todavía hay errores, pero los hemos estado corrigiendo a medida que avanzan las semanas”.Diego Peralta cuenta las horas para volver a entrar a una cancha que conoce como la palma de su mano. Sentirá nostalgia al respirar el calor y el ambiente futbolero de Cúcuta y sus aficionados, pero se olvidará de todo eso cuando el árbitro dé el pitazo y arranque el “once contra once” entre 'verdiblancos' y 'motilones'.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad