Desde niño Juan Fernando Quintero ha sido un aventajado

Desde niño Juan Fernando Quintero ha sido un aventajado

Junio 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa - El Colombiano
Desde niño Juan Fernando Quintero ha sido un aventajado

Juan Fernando Quintero, volante creativo de la selección Colombia.

Desde niño Quinterito ha sido un aventajado. A los 14 años este jugador paisa empezó a entrenar con los mayores en Envigado, debutó a los 17 y jugará el Mundial a los 21.

A los ocho años de edad llegó al semillero del Envigado, gracias al exjugador José de Arco, un niño de San Javier descrestó con el manejo de balón, la media distancia y la facilidad para manejar la zurda. Antonio Franco Ruiz, un caza talentos que pocas veces se ha equivocado en sus premoniciones lo vio y sin temor dijo “Juan Fernando Quintero Paniagua será uno de los mejores creativos del mundo”. El chico, un enamorado del fútbol del brasileño Rivaldo, dejó atrás las flores que le llovieron y empezó una carrera ascendente en el onceno naranja en el que siempre dio dos años de ventaja, pues con nueve jugó el Ponyfútbol, lo disputó en tres ocasiones y lo ganó una vez. “Siempre ha sido un jugador precoz por su riqueza técnica, personalidad y deseos de superación”, resalta Franco, quien no olvida que Juanfer, como siempre lo han llamado en Envigado, inició con Belencito-Betania y a los nueve años hizo historia al ser el primero en anotar cuatro goles en un partido del Pony, cuestión que repitió a los 11 con el elenco naranja.Por ese tiempo tuvo varios entrenadores: Miguel Cadavid, Hernán Londoño, Abel Acevedo y Elkin Fernando Moncada, a quien conocen más como Pájaro y alterna labores con Arco Zaragoza. Gran personalidad Pájaro recuerda que “lo tuve a los 13 años en la escuela Efisae, después pasó a Tiendas Margo’s y luego se metió de lleno al Envigado. Juanfer siempre ha sido un adelantado y tenía tanta personalidad que de 14 años iba al camerino a pedir uniforme para entrenar con los profesionales”. Ante tanto talento el finado dirigente Gustavo Upegui les pidió a los entrenadores mayor atención para Quintero, quien a los 17 años recibió el visto bueno del técnico Óscar Aristizábal para debutar en el profesionalismo. Antes había sorprendido, pero a partir de acá emprendió la carrera ascendente que incluyó Juegos Suramericanos, paso fugaz por el Nacional, llegada al Pescara de Italia, contratación del Porto de Portugal, un título en el Juvenil Suramericano y la inclusión, con 21 años, en la Selección de Colombia que disputará el Mundial de Brasil. Eso gracias a la continuidad que tuvo con Rubén Darío Bedoya, quien asumió las riendas del Envigado cuando salió Aristizábal y se la jugó con el pequeño jugador de 1,64 metros. Siempre “marcó diferencia con su inteligencia, pase corto y largo, buen tiro libre y la generación de ideas”. Al preguntársele sobre esa facilidad para jugar, el mismo Quintero responde: “siempre lucho por lo que quiero y desde que empecé a jugar me identifiqué con Rivaldo y el francés Zinedine Zidane; me gusta el juego vistoso”. También sabía que “no iba a ser fácil quedar entre los 23 del Mundial”, pero apenas emigró a Europa y gracias a los buenos consejos que recibió de jugadores, como Néider Morantes, se propuso ganar un puesto y ahora está pleno. “A mi edad es una felicidad lograr un cupo para el Mundial de mayores; estoy seguro de que será algo inolvidable, nos preparamos bien y ahora la meta es lograr una buena participación gracias al trabajo en familia y al respaldo que nos brinda José Pekerman”. Ese derroche de personalidad y la mentalidad ganadora que siempre ha tenido le sirvió para convencer al entrenador argentino. Elkin F. Moncada asegura que este chico de 21 años (el segundo más joven del grupo que asumirá el Mundial, después de Eder Álvarez Balanta, quien solo lo aventaja por 38 días) le puede dar más dinámica y alegría al juego de Colombia. Con Quintero, según Bedoya, la Selección puede tener cambio de ritmo y más posesión de la pelota para marcarle diferencia a Grecia, Costa de Marfil y Japón. Y ahí fiel a sus condiciones, Quinterito espera tener un debut mundialista de fábula y esperar su consagración definitiva en las justas de Rusia 2018, torneo para el que ya apunta. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad