Deportivo Pasto jugará en octavos contra el Ponte Preta brasileño

Deportivo Pasto jugará en octavos contra el Ponte Preta brasileño

Agosto 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
EFE - El País
Deportivo Pasto jugará en octavos contra el Ponte Preta brasileño

El delantero uruguayo del Deportivo Pasto, Julián Lalinde, celebra un gol ante Colo Colo de Chile, en partido de la segunda fase de la Copa Sudamericana.

Gracias a un doblete del uruguayo Julián Lalinde, el Pasto se enfrentará al Ponte Preta brasileño en la siguiente fase.

El Deportivo Pasto colombiano dio la sorpresa el miércoles en tierras chilenas al avanzar a los octavos de final de la Copa Sudamericana al vencer por 0-2 al Colo Colo en Santiago.Lalinde no solo hizo un gran partido como atacante, sino que también fue un baluarte en la defensa.Aunque el Colo Colo saltó al césped con mucho entusiasmo, el sólido desempeño del guardameta uruguayo Lucero Álvarez y de la zaga colombiana acabó con todos los arrebatos locales.Además, a los 16 minutos Gonzalo Fierro, que quiso cobrar por su cuenta una agresión por parte de Luis Murillo, se enfrascó en un rifirrafe con el colombiano que al final el árbitro Silvio Trucco terminó con una tarjeta amarilla para ambos.Cuando el Colo Colo intentaba inaugurar el marcador, vino un rechazo del portero Álvarez, que alcanzó el otro extremo de la cancha donde la defensa dueña de casa quedó pegada al piso, situación que aprovechó Lalinde que, de espaldas, cabeceó a la portería defendida por Álvaro Salazar, que nada pudo hacer.Tras el gol, los hombres del paraguayo Gustavo Benítez quedaron confundidos y sorprendidos y, aunque intentaron llegar a través de Emiliano Vecchio y Mauro Olivi, el guardameta Álvarez se convirtió en una muralla.La esperanza de pasar a la siguiente ronda se desvaneció cuando a los 33 minutos nuevamente Lalinde aprovechó un error entre Fierro y Claudio Vilches y anotó el segundo gol para el Deportivo Pasto.El resto del primer tiempo fue una tortura para el Colo Colo, cuyos arrebatos ofensivos no inquietaron nunca a la defensa colombiana, ni siquiera una pequeña dosis de creatividad.En el segundo tiempo, el Colo Colo se puso las pilas, con Vecchio y Olivi al mando en la medular, aunque sin llegar a inquietar demasiado al equipo colombiano y tampoco a un inspirado Álvarez.El equipo de Benítez jugó casi todo el segundo tiempo en campo rival, con autoridad, pero al igual que le ocurre en el torneo local, sus hombres no supieron concretar.Por su parte, los visitantes, con un juego voluntarioso y de trazos largos, tuvieron un par de llegadas, aunque sin peligro hasta la portería de Salazar.El Colo Colo salió del campo de juego bajo una silbatina que había comenzado a la mitad del segundo tiempo y también con fuertes improperios en contra de Blanco y Negro, la sociedad anónima que maneja los recursos del equipo chileno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad