Deportivo Cali le acercó mucho más el abismo al América

Deportivo Cali le acercó mucho más el abismo al América

Noviembre 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR / Reportero de El País
Deportivo Cali le acercó mucho más el abismo al América

'El Tigre' Castillo (izquierda) no brilló en el Clásico 278 entre América y Deportivo Cali.

Esperanza y mucho oxígeno para los azucareros, y frustración, drama y mucha impotencia para los diablos. Eso fue lo que dejó el clásico vallecaucano 278 en el Pascual Guerrero.

Esperanza y mucho oxígeno para los azucareros, y frustración, drama y mucha impotencia para los diablos.Eso fue lo que dejó el miércoles el clásico vallecaucano 278 en el 'Pascual Guerrero'. A la gran cita, tanto América como el Deportivo Cali llegaban con la soga en el cuello, con las alarmas prendidas por su ubicación en la tabla, lo que en otras palabras los obligaba a mirar al frente para evitar el descalabro definitivo.El empate era un suicidio para los dos. El triunfo, en cambio, significaba una bendición para el vencedor, en tanto que la derrota sería para el equipo que la sufriera la cuota inicial de un rotundo fracaso en este segundo semestre.Esos ítems provocaron un efecto contrario a lo que esperaba el hincha amante del buen fútbol. Porque en lugar de salir un clásico de ida y vuelta, bien jugado, emocionante y con enormes posibilidades de gol, lo que salió fue un derbi intenso pero poco claro, y de mucha voluntad por parte de los jugadores rojos y verdes.En ese salpicón de circunstancias el vencedor fue el Deportivo Cali, que con un solitario gol del zaguero Luis Calderón en el minuto 24 se llevó los tres puntos, saltó al sexto lugar de la tabla y de paso le dio otro empujoncito más hacia el abismo a su compañero de patio.América lo pudo igualar. A los 42 minutos Jairo Castillo estrelló en uno de los verticales un remate de zurda, y a los 53 Julián Viáfara, en un exceso de confianza por el poco impulso que tomó, perdió un tiro penal al mandar el balón al palo izquierdo de Leandro Castellanos.El primer tiempo se jugó más en el mediocampo porque ambos equipos decidieron pelear el control de esa zona. Esa etapa inicial se cierra con el 1-0 para el Cali, gol de Luis Calderón luego de una increíble falla de la zaga americana que perdió dos rebotes en su área chica. Comenzando el complemento llega el penal que solo ve el árbitro Héctor Parra, ya que no hubo empujón sobre Jairo Castillo. Al cobro fue Viáfara, pero el balón dio en el palo izquierdo para desgracia americana. Después vino el desespero del técnico Wilson Piedrahíta, quien mandó a la cancha lo que tenía en el banco (Vergara, Holguín y Angulo), llenando de atacantes, pero también de confusión a su equipo, porque ninguno de ellos supo exactamente qué función cumplir.El 1-0 se cerró para alegría caleña, ya que lo mete entre los ocho, y para dolor rojo porque de esa manera da otro paso hacia su propio infierno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad