Deportivo Cali debe recuperar su institucionalidad

Enero 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Marco Antonio Garcés Reportero de El País

Expresidentes del club esperan que los socios reflexionen para escoger una nueva Junta Directiva que le devuelva la grandeza al equipo. Los jugadores dicen que su función es prepararse de la mejor forma y hacer dos buenos torneos.

Expresidentes del club esperan que los socios reflexionen para escoger una nueva Junta Directiva que le devuelva la grandeza al equipo. Los jugadores dicen que su función es prepararse de la mejor forma y hacer dos buenos torneos.Para muchos socios y ex directivos del club, el presente es el peor momento en la vida institucional del Deportivo Cali, considerado siempre como el ejemplo a seguir en el fútbol colombiano.Las constantes diferencias entre los miembros del Comité Ejecutivo, la renuncia de dos de sus cinco integrantes (Hébert Celín y el presidente Fernando Marín), así como la incertidumbre sobre la continuidad del cuerpo técnico y la plantilla de jugadores, provocaron que el pasado martes se viviera un atípico comienzo de actividades en la parte deportiva.Sin su cabeza principal, el técnico Rubén Darío Insúa, ni tampoco tres de sus jugadores experimentados como el arquero Leandro Castellanos, Diego Peralta y Anthony Tapia, el pasado 3 de enero se vio el despegue de temporada de una nómina plagada de juveniles, que tampoco sabe si será la que encare la competencia oficial a partir del 28 de este mes.Incluso, Tapia se ausentó sin justificación alguna y esa misma noche tenía todo listo para hacer parte del Atlético Huila, cuando los directivos tenían total desconocimiento. Pero hay otro eslabón. Hace un mes, la barra brava se fue a la sede Alex Gorayeb a exigir, en fuertes términos, la renuncia de la Junta. Todas estas situaciones les dan más razones a los asociados para que el 20 de enero se hagan presentes a la asamblea de revocatoria de mandato, aunque algunas voces anuncian que no será necesario, pues mínimo otros dos de los actuales dirigentes presentarán sus cartas de renuncia antes de la fecha mencionada.Expresidentes de la institución como Óscar Astudillo y Rodrigo Otoya creen que es el momento de actuar para evitar una caída más baja.Astudillo, que fue cabeza visible de la Junta hace diez años, asegura que “mi recomendación es que el socio del Cali se ponga a pensar que con esas diferencias tan marcadas se está llevando al equipo por el sendero que no le corresponde y se está haciendo que se tomen decisiones equivocadas. Ojalá impere la unidad y como producto se tomen decisiones que beneficien a la institución”.El también expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol no está de acuerdo con la revocatoria, por lo que espera que se hagan efectivas las renuncias que se han anunciado. “Hasta tanto se sean una realidad esas dimisiones, mal haría en dar una opinión sobre lo que va a suceder. Siempre he querido que no lleguemos al campo de la revocatoria, sino que se dé una elección para que el Cali recupere su institucionalidad”, agregó.Por su parte, Rodrigo Otoya, presidente del Cali hasta finales del 2009, afirma que “hay que conformar una Junta Directiva de gente con experiencia, que tome las riendas del equipo, todo sobre la base de buscar un manejo adecuado de las finanzas combinado con un buen equipo de fútbol, que lleve tanto aficionados como socios al estadio”.Otoya también considera clave buscar una solución al tema del estadio de Palmaseca. “Podría ser que se busque un constructor que pudiese recibir la sede de Pance, de tal manera que se pudiera comprar un lote al lado del estadio, como el del Hipódromo, para unir todas las sedes del Deportivo Cali en un solo lugar”.Estima que si el 20 de enero hay quórum y los actuales directivos renuncian, ese día se podrá elegir nuevamente, sin necesidad de revocatoria. “Hay que buscar que los socios que sean elegidos para la Junta hagan un acuerdo de gobernabilidad como lo tuvimos nosotros”, señala.El expresidente coincide en que el actual es el peor momento institucional del Cali. “Nosotros le recibimos a una junta de tres personas, pero el equipo no estaba en esta crisis”, recuerda. Varios de los jugadores no ocultan su preocupación, aunque ante los periodistas se escuden en la manida frase de que “lo de nosotros es el fútbol y tenemos que dedicarnos a entrenar y jugar”.“Tenemos que estar al margen de esa situación y pensar en lo que nos compete, la única manera en la que podemos ayudar al Cali desde nuestra posición es trabajar duro, con entereza y ganas de que el club sea grande como siempre lo ha sido”, dijo el experimentado Alexander Viveros.El más sincero ha sido el panameño Yairo Yau: “Hasta el momento no sé nada, la situación acá está un poco difícil y toca esperar hasta que se organice la Junta Directiva”. A él, el técnico Insúa le había dicho que no iba a contar con sus servicios, pero oficialmente no ha recibido ninguna determinación.En tanto, el preparador físico argentino César Vaioli estima que “el momento del club no es el ideal, nos toma a una altura del año que tampoco es la ideal para soportar este tipo de cuestiones, pero calculo que todo se va a tener que resolver pronto”.Vaioli agrega que “es una situación atípica por la fecha, ya que en diciembre y enero se conforman las plantillas para disputar los torneos”.A juicio del volante Andrés Pérez, que terminó contrato en diciembre y tampoco tiene confirmada su continuidad, “hay incertidumbre, pero lo importante es hacer las cosas bien”.Como hace mucho tiempo no ocurría, la institucionalidad del Cali, el club más organizado del país, está en caída libre, pero hay voluntad de retornar por el buen sendero.Frases"Más allá de las situaciones y crisis directivas, el 28 de enero debemos saltar a la cancha a buscar los tres puntos. Esperemos que esto sea un momento mediático y lo podamos superar”. Alex Viveros, Jugador del Cali."He recibido una invitación de la señora María Clara Naranjo, siempre había estado reacio, pero en un momento tan difícil estoy dispuesto a aportar mi granito de arena”. Óscar Astudillo, Expresidente del Cali."Nosotros en su momento le recibimos a una junta compuesta por tres personas, pero el equipo no estaba en esta crisis. La situación es muy grave y hay que buscar las soluciones”. Rodrigo Otoya, Expresidente del Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad