“Dejar la calle me ayudó": Santiago Mosquera, jugador de Millonarios

Julio 30, 2017 - 09:07 a.m. Por:
Por: Francisco Henao Bolivar - Reportero de El País
Santiago Mosquera

Santiago Mosquera es un jugador vallecaucano que actualmente hace parte de Millonarios.

Colprensa

Las grandes ofertas que llegaron a las oficinas de Millonarios hace unas semanas para llevarse a Hárold Santiago Mosquera, la nueva estrella del fútbol colombiano, no pasaron el filtro de los directivos azules, que esperan disfrutar más de las diabluras y la genialidad de esta perla de apenas 22 años.

En cada partido se dispara su cotización. Gambetas, regates, su fútbol fresco y ofensivo, además de los infaltables goles y los peligrosos remates, lo tienen en la vitrina internacional.

Varios equipos tocaron las puertas de Millonarios con el objetivo de llevarse a este diamante en bruto, que se formó en la cancha del barrio La Independencia de Buenaventura, pero a todos los pretendientes Millonarios les dijo no.

Un proceso bien llevado

De una frustración surgió un enorme respaldo que fue clave para que la hoy estrella de Millonarios comenzara su proceso en el fútbol.

“Yo hacía parte de la Selección Buenaventura de atletismo y un día mi papá me dijo que no más, que me dedicara al estudio; eso me dio duro y no quise repetirlo con Santiago; a él lo respaldé para que se dedicara al fútbol y por eso lo comencé a llevar a la escuela Fluminense”, recuerda Patricia Caicedo, madre del jugador.

Santiago dio los pasos que se deben dar cuando se está comenzando. De Fluminense pasó a La Bocana, otra reconocida escuela en el Puerto.
“Santiago jugaba de todo, hasta de defensa cuando creía que había que cuidar un resultado. Era un niño muy activo, que ya mostraba sus condiciones. Con mi escuela estuvo en una eliminatoria del Pony Fútbol en Manizales”, dice 'Wacho' Riascos, el entrenador de La Bocana.

La pelada cancha de La Independencia fue el escenario ideal para que Santiago, además de mostrar sus condiciones, tuviera la excusa necesaria para alejarse de las malas compañías.

“El peligro y el tema del vicio y de las malas compañías siempre están ahí; dejar la calle a un lado me ayudó para dedicarme a lo que quería. Ahí marqué diferencia”, dice el jugador que hoy le da brillo a Millonarios con su fútbol.

En la Independencia no todo fue fútbol, diversión y goles. “Una vez pasamos un rato maluco porque en pleno partido mataron a un muchacho; nadie supo por qué, pero fue algo bien feo que nos tocó presenciar”, dice Patricia, madre de Santiago.

Después de cumplir un ciclo en la escuela La Bocana y luego de terminar el bachillerato en el colegio Teófilo Roberto Potes, Mosquera empacó maletas y llegó a Cali para enrolarse a la Sarmiento Lora.

Fueron tres años de aprendizaje en la capital del Valle, pero después un pequeño retroceso por su regreso a Buenaventura. Sin embargo, en el Puerto no demoró mucho porque Cristopher Moreno, exjugador de Santa Fe y de otros equipos, lo enrutó definitivamente hacia el éxito.

“Yo le había hecho un seguimiento y cuando regresó a Buenaventura, lo preparé y luego hablé con la gente de Millonarios porque sabía que estaban buscando un jugador con sus características. Allá me lo recibió el ‘profe’ Nilton Bernal, quien después lo subió al equipo Sub 20”, dice Moreno.

Su salida de Buenaventura a Bogotá, una ciudad muy diferente en cuanto a clima, población y demás, no asustó a la familia Mosquera Caicedo.

“Santiago estaba entusiasmado con la idea de jugar en Millonarios; nosotros lo apoyamos, pero el tema fue que después comenzó a aparecerse en Buenaventura. Si no era con permiso, se volaba y allá llegaba porque decía que le hacíamos mucha falta”, recuerda doña Patricia.

Santiago Mosquera

Santiago se rapó la cabeza para solidarizarse con su mamá Patricia, quien lucha contra un cáncer de seno.

Especial para El País

Santiago Mosquera

Se graduó muy joven como bachiller en el Colegio Teófilo Roberto Potes.

Especial para El País

En la cuerda floja

En Millonarios no todo se dio como la joven promesa pensaba.
“A Santiago lo iban a sacar de Millonarios. Norberto Peluffo, director deportivo, me preguntó por él, que qué sucedía con su evolución; le dije que era el jugador de mayor proyección. La situación de las inferiores de Millonarios era complicada. Yo salí del equipo y estuve a punto de llevármelo a Fortaleza, pero decidí que no era ético y por eso recomendé que lo dejaran en Millonarios”, recuerda Bernal.

Santiago trabajó fuerte, se mentalizó en progresar y comenzó a 'explotar' futbolísticamente, siendo goleador del Campeonato Nacional Sub 20 en el 2015, logrando nada menos que 24 anotaciones.
En Primera debutó el año pasado. “Pero a Maxi Núñez lo sancionaron durante varias fechas y eso lo aprovechó Santiago porque tuvo la oportunidad y, lo más importante, continuidad”, recuerda un compañero de las inferiores de Millonarios que pidió la omisión de su nombre.
Ha tenido muchos momentos felices, pero también otros muy tristes. Su mamá Patricia lucha contra un cáncer de seno y eso lo ha golpeado, pero también lo ha fortalecido.

“Ha sabido sobrellevar la situación, me acompaña a la quimioterapia cuando no tiene partido o no está concentrado. Me apoya en esta lucha y desde donde esté siempre me llama”, dice Patricia.

Y cuenta una anécdota: “el amor de Santiago es su pelo. A mí en la clínica me recomendaron cortarme el cabello. Fuimos a una peluquería para que me lo cortaran y cuando quise ver, pidió que se lo quitaran a él primero. Le rogué que no lo hiciera, pero se mantuvo en que sí, me dijo que era para acompañarme de alguna manera en este proceso”.

A Santiago, por supuesto, lo ha golpeado la situación. “He llorado mucho, pero ahora veo más fuerte a mi mamá y me da ánimo, me motiva a seguir adelante; eso me da tranquilidad”, afirma.

En Millonarios ha encontrado apoyo. Andrés Cadavid y Macallister Silva son los que más le aconsejan y le dan ánimo en estos momentos.

Él, con apenas 22 años, sabe que la vida tiene de todo. Momentos duros como los que vivió cuando estuvo a punto de salir de Millonarios, o el de ahora, en el que acompaña a su mamá en una penosa enfermedad, y de instantes llenos de ilusiones y emotivos como los que pasó en sus inicios en la cancha de La Independencia, y los que está experimentando con su brillante presente en el cuadro azul.

Las ofertas seguirán llegando a las oficinas de Millonarios porque su fútbol, como dice Nilton Bernal, es exquisito y fresco. Por lo pronto, los azules y sus hinchas lo seguirán disfrutando porque el equipo capitalino considera que es imposible salir, por ahora, de su más preciada joya.

Santiago Mosquera

Santiago siempre ha sido muy unido con su única hermana, Hilda Patricia.

Especial para El País

Santiago Mosquera

Desde muy niño ya le quedaban bien los colores azul y blanco de Millonarios.

Especial para El País

Harold Segundo Mosquera y Patricia Caicedo son los padres de Santiago. Tiene una hermana menor de nombre Hilda Patricia.

Entre los jugadores que más admira Santiago Mosquera están Falcao García y James Rodríguez, por lo que han logrado a nivel internacional.

El 11 de marzo de este año se estrenó como goleador en un partido clásico, al anotarle al América en el triunfo 3-0 de Millonarios.

22 de febrero de este año marcó sus primeros goles. Le hizo dos al Tolima.

39 partidos tiene Mosquera con la azul de Millonarios. Ha convertido 9 goles.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad