“Definitivamente le quito todo el apoyo al Deportivo Cali”

“Definitivamente le quito todo el apoyo al Deportivo Cali”

Febrero 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
CÉSAR POLANÍA - Editor Afición
“Definitivamente le quito todo el apoyo al Deportivo Cali”

María Clara Naranjo, exvicepresidenta Deportivo Cali.

María Clara Naranjo ratificó que se va del Comité Ejecutivo y retira patrocinio del Ingenio San Carlos. Afirmó que Daniel Azcárate y Óscar Bohórquez también renunciarán como directivos.

María Clara Naranjo está herida. Se siente utilizada. Dice que le arrancaron el corazón y el alma. Que su renuncia al Comité Ejecutivo del Deportivo Cali es irrevocable, que le retira el patrocinio al club y que el presidente, Álvaro Martínez, es nocivo para la institución.En la soledad de su casa, la exvicepresidenta del Cali atendió una llamada telefónica de El País, ratificó su renuncia y dijo que le entregó su vida al equipo, pero hoy no quiere saber nada más de la dirigencia.Precisó que le entregó más de diez mil millones de pesos a la entidad azucarera y consiguió un préstamo también millonario, pero está dispuesta a recuperar su dinero. Reveló que Daniel Azcárate y Óscar Bohórquez también renunciarán al Comité y que el técnico Leonel Álvarez estaba dispuesto a irse si ella no continuaba.Sin duda, este es uno de los golpes más fuertes al corazón del Cali, que no marcha bien en la Liga Postobón y está ad portas de iniciar su participación en la Copa Libertadores.¿Cómo va a terminar este impasse con el presidente Álvaro Martínez?Ya terminó, yo renuncié. Yo le dije que por tener la mayor votación en las elecciones quería ser la presidenta, pero él me pidió ese cargo y confié en él, pero me desanimó por completo la manera como está haciendo las cosas. No nos informaba nada, eligió gerente mientras yo estaba en Cartagena, contrató una compañía costosa dizque para que analizara los candidatos y resulta que ninguno de los miembros del Comité Ejecutivo tuvimos la oportunidad de entrevistarlos, sino que él decidió que su cuñado sería el gerente. No estuve de acuerdo, me pareció un acto falto de ética. Y después, cuando estábamos haciéndoles la fiesta a los muchachos por el título de la Superliga con un almuerzo en mi casa, anuncié el premio que se les iba a dar, que era de 150 millones de pesos. Además, decidí darles 25 millones de pesos a las personas que trabajan en el club, en las canchas, los que hacen el aseo, los cocineros, y eso puso furioso a Álvaro Martínez. Me dijo que lo estaba desautorizando y se paró y se fue delante de los muchachos, nos hizo un desplante. Definitivamente el estilo de él es muy distinto al mío, yo me equivoqué por completo, él no quiso entregar la Presidencia y yo me voy definitivamente.¿En qué condiciones se va?Me voy satisfecha porque estuve los dos años que me tocaron, hice lo que tenía que hacer, dejé el Cali organizado, logramos el subcampeonato y el cupo a la Libertadores. ¿Es un hecho, entonces, que no vuelve al Comité Ejecutivo?No regreso.¿Ni siquiera ha contemplado tener una nueva conversación con el presidente Álvaro Martínez?Ya hablé con él y no quiso darme la Presidencia, que era mía, pero no quiso. Yo no puedo trabajar con él porque tenemos formas muy distintas de manejar el club.¿Lo que rebosó la copa fue el tema del nombramiento del gerente y lo del premio para los empleados?Eso fue lo último, pero no me gustó que Álvaro Martínez no me informara nada, siempre me enteraba de las cosas por fuentes distintas.¿El retiro suyo del Comité hace suponer que también le quita el apoyo económico al Cali?Claro que sí.¿Eso incluye el patrocinio del Ingenio San Carlos?Por supuesto.¿Hasta cuándo va entonces el patrocinio del Ingenio?Solo estos seis meses, pero después se acaba todo. Yo le di demasiado dinero al Cali y ya no voy a hacer eso. Me da mucha rabia y estoy segura de que Alfonso Muñoz (exdirectivo del Cali) está detrás de esto, porque él es íntimo amigo de Álvaro Martínez.¿Sugiere entonces que tras su salida, quien ocupará su cargo en el Comité será Alfonso Muñoz?Seguramente, pero otros miembros del Comité también van a renunciar. Daniel Azcárate y Óscar Bohórquez me apoyan. Pero Azcárate es sobrino de Martínez...Pero es como mi hijo, yo lo he llevado de la mano. Y Óscar Bohórquez me ha dicho que también se quiere ir, que no le gusta la forma de dirigir de Martínez, a todo el mundo trata a los gritos, siempre es dando órdenes, se le subió el poder a la cabeza, qué ridiculez. Él dice que no habrá crisis, que nadie es indispensable, que el Cali seguirá sin mí, vamos a ver…¿Es tan irremediable la situación, al punto que usted se retire en todo sentido del Cali?Yo con Álvaro Martínez no trabajo y le quito definitivamente el apoyo al Cali porque estoy muy herida.¿Y qué pasaría si, de pronto, mañana el Comité se reúne y le pide el cargo a Álvaro Martínez? ¿Usted consideraría seguir?No, no, no… yo ya tomé una decisión y no me voy a retractar.Usted siempre ha dicho que apoya al Cali de todas las maneras posibles porque lo lleva en el alma, en la sangre, pero ahora ha cambiado radicalmente su posición…Siempre lo he apoyado, pero nunca me había pasado lo que me pasó, nunca me había sentido tan humillada ni tan utilizada. Es que fui yo quien puso a Martínez en la plancha, él solo no llegaba, lo eligieron porque yo lo puse ahí, pero me equivoqué, no es un buen dirigente, la gente se queja porque es altanero, arrogante, y uno así no puede ver el fútbol. A mí los jugadores me quieren mucho y me iré a despedir de ellos cuando regresen (de Pasto).Infortunadamente esto llega en un momento crítico, porque el Cali apenas está comenzando la Liga Postobón y está a punto de debutar en la Libertadores…Sí, pero no es culpa mía, mire todo lo que he hecho en estos dos años, me entregué totalmente, casi dejé mi familia, casi no veo a mis hijos, no volví a salir de la oficina y de la casa porque estaba trabajando en proyectos para el Cali. Ahora que los ejecute el Presidente.La siento muy herida…Estoy muy herida, lastimada, porque al Cali lo adoro, era parte de mí, quiero mucho a los muchachos y siento que me arrancaron el corazón y el alma.Para nadie es un secreto que usted ayudó bastante al equipo en la parte financiera. Ahora, con su decisión de irse y retirar el apoyo del Ingenio, lo que uno prevé es que el equipo tendrá dificultades…No sé, ese es tema de ellos. El Cali no está bien económicamente y me debe una cantidad de plata, aparte de la que les regalé. Con Óscar Astudillo (anterior presidente) trabajé bastante bien y nunca tuve problemas con el Comité, siempre estábamos de acuerdo. Óscar fue buen presidente, se demoraba un poco en tomar decisiones porque las meditaba mucho, pero fue muy bueno. En cambio, con Álvaro Martínez se siente una tensión espantosa cada vez que nos sentamos y empieza con esa actitud y esa voz de mando.Ustedes se conocen desde hace tiempo, pero ¿sabía de su estilo para trabajar?Lo conozco familiarmente, en reuniones sociales en su casa o en la mía. pero no conocía su forma de trabajar.¿Y ahora qué piensa de él?Él es la causa de estos problemas, me pareció un desplante muy grande el que les hizo a los jugadores en mi casa cuando, en un almuerzo, anuncié el premio de 25 millones de pesos para los trabajadores y se levantó y se fue furioso. Un equipo de fútbol no son solo los jugadores, los demás empleados también tienen que disfrutar.¿Desde que usted llegó al Comité, cuánto dinero le ha prestado y regalado al Cali?Ni me diga eso, es muchísimo dinero. Al Cali no le quisieron prestar un dinero y yo hice el préstamo a nombre mío, con la condición de que me lo pagaran. Eso me lo tienen que pagar y otro dinero sí lo regalé.¿Cuánto dinero regaló?Fueron más de diez mil millones de pesos los que le regalé al Cali.¿Y el préstamo?Fue por más o menos cuatro mil millones de pesos, no recuerdo la cifra exacta porque no tengo a la mano los estados financieros.Usted es muy cercana a Faryd Mondragón, él es como un consejero suyo. ¿Qué le ha dicho de todo esto?Está muy triste. Faryd se puso muy bravo cuando Martínez se fue del almuerzo porque estaba de acuerdo con el premio a los empleados.¿Qué le ha dicho Leonel Álvarez?Está muy sentido con todo esto y me dijo que si yo me iba, él también lo hacía. Ojalá que no sea así. Ojalá que se quede, porque viene la Copa.¿Teme usted arrastrar a otra gente involuntariamente con su partida?Eso no me incumbe ya. Yo me salí del Cali porque me aburrí de que abusaran de mí. Y quiero que ponga esto muy claro: Alfonso Muñoz está detrás de todo.¿Se siente arrepentida de haber ingresado al Comité Ejecutivo?De nada me siento arrepentida porque cuando yo tomo una decisión es en serio, no para echarme para atrás. Tengo el teléfono lleno de mensajes, la gente me ha pedido por twitter y las redes sociales que no me vaya, pero ya tomé esa decisión y no hay marcha atrás. Espero que a Álvaro Martínez le vaya bien con su actitud y sus tonterías, porque poco inteligente sí es.¿Qué mensaje le da a la hinchada?Que el Cali sigue siendo el Cali. Que lo sigan apoyando, que me voy muy triste porque los quiero mucho, pero hay decisiones que uno tiene que tomar. ¿Si Martínez se va, usted vuelve?No, yo tomé ya la decisión. No hay marcha atrás. La persona que menos le ha hecho daño al Cali soy yo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad