Dayro es puro gol

Octubre 27, 2010 - 12:00 a.m. Por:
RICARDO LÓPEZ / Colprensa-La Patria

El delantero de 24 años ajusta 11 goles en el torneo. Atraviesa por uno de los mejores momentos de su carrera. Su esposa y su hija, su inspiración.

Cada vez que el de la número 17 salta a la cancha, las probabilidades de que haya gol aumentan para el Once Caldas. Dayro Moreno es puro gol en este torneo Finalización. Los 11 tantos que suma hablan del nivel por el que atraviesa.El domingo pasado no falló y marcó otro de buena calidad. Es el goleador del torneo colombiano y no quiere dejar escapar el botín de oro."Gracias a Dios las cosas me están saliendo muy bien. Esto es trabajo de equipo y lo importante es que logramos la clasificación de manera anticipada", dijo el de Chicoral (Tolima) .A sus 24 años, Dayro atraviesa uno de los mejores momentos de su carrera. Los problemas fuera de la cancha parecen ser cosas del pasado y hoy es ídolo y figura de la fanaticada ‘blanca’. "Nos recuperamos de una situación difícil y en lo personal muy contento por lo que estoy viviendo".Los comentarios para el ‘artillero’ siguen siendo positivos. El hincha le reconoce la entrega y el empuje que mete en el campo. En este Once Caldas de Juan Carlos Osorio, Dayro Moreno ha sido una ficha clave. Goles que le han significado al equipo los tres puntos ha marcado el delantero y, por ahora, es intocable en la titular. "Esto es virtud de los directivos, del cuerpo técnico y de los jugadores. Acá todo es trabajo en grupo. En esta posición lo importante es mantenerse vigente en la red y eso estoy haciendo", comenta el futbolista.El domingo pasado, Dayro dejó ver una faceta que pocos le conocían. Eran las 2:30 de la tarde pasadas, y a los pasillos del camerino sur entró una joven trigueña con una pequeña en brazos. Era Paola, su esposa, quien llevaba a Salomé, la niña que le quita el sueño al goleador.En cada partido se repite la historia. Su esposa va y le desea suerte al jugador, mientras este se deleita consintiendo unos instantes a su pequeña. Luego, salta motivado al terreno de juego, mientras su señora e hija van a uno de los palcos privados arriba de occidental. Ahora se sabe a quién señala cada vez que marca un gol."Ellas son todo para mí. Son mi inspiración. Mi bebé es la que me hace levantar todos los días con el propósito de ir a entrenar con la mayor responsabilidad", reconoce el tolimense, quien lleva tatuados los nombres de Paola y Salomé en cada uno de sus brazos.Dayro es peligro de gol y los defensas ya lo tienen entre ceja y ceja. Suma 11 en este torneo y ajusta 73 con la camiseta ‘blanca’. Está cerca de ser el tercer goleador en la historia del club -el primero es Galván y el segundo Valentierra-.El domingo ante Santa Fe será otra oportunidad para aumentar la cuenta. “Vamos con todo frente a Santa Fe porque, aunque ya estamos clasificados, también nos importa la reclasificación. A Bogotá queremos ir a ganar y trabajaremos para eso. En lo personal, ojalá siga con la racha que mantengo”. Este 2010, Dayro quiere cerrarlo con título. De seguir con la racha que tiene, el hombre tiene los días contados en Manizales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad