Cúcuta Deportivo y su peor arranque desde que subió a la Liga Postobón

Agosto 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País
Cúcuta Deportivo y su peor arranque desde que subió a la Liga Postobón

La foto corresponde al partido entre Deportivo Cali y Cúcuta Deportivo, en el estadio de Palmaseca y por la fecha 4 de la Liga Postobón II de 2013.

Los malos resultados llevaron a la renuncia del técnico Álvaro Aponte. El estratega uruguayo Julio González es el nuevo adiestrador el equipo fronterizo.

Con un solo punto en cuatro partidos, el Cúcuta Deportivo dirigido hasta el martes por Álvaro Aponte tiene una marca negativa que empieza a dejarlo relegado en la tabla de posiciones y en la del descenso. En 16 torneos, jugados entre 2006 y 2013, el peor arranque de campeonato lo tenía Pedro Sarmiento, que en cuatro fechas solo consiguió sumar tres puntos. En aquella ocasión, el once rojinegro repuntó y, al final, quedó en la novena posición con los mismos 25 puntos del octavo clasificado. También, en los torneos 2007 II, 2008 II, 2010 I, 2011 I, 2011 II, 2012 I el inicio fue malo porque el equipo solo sumó 4 puntos en las 4 primeras fechas. El peor rendimiento hasta el momento, en el 2008 I, era del 25%. Sin embargo, el grupo de este año superó todos los anti-récords y acumula un pobrísimo rendimiento del 8,3%. General Santander ya no es un fortín Uno de los principales problemas en los últimos años es que el Cúcuta dejó de ser fuerte en su estadio. Recién subió a la A, en 2006, y por varios años más, el conjunto fronterizo se hacía fuerte en casa y era muy difícil que cualquier equipo ganara en la capital nortesantandereana. En esas épocas, los partidos se jugaban, en su mayoría, el domingo a las 3:30 de la tarde y los equipos llegaban y se iban derrotados en medio del calor y la fatiga de la tarde cucuteña. Pero las cosas cambiaron. Debido a los nuevos horarios de la televisión, para poder transmitir todos los partidos de la fecha, además del poco peso de los directivos cucuteños en la Dimayor, los encuentros empezaron a disputarse en las noches y el cuadro rojinegro a ceder puntos. No es que el calor ganara los enfrentamientos. Los ganaban los jugadores dentro de la cancha. Lo que sí estaba claro era que los rivales llegaban a jugar a las 3:30 p.m. y rápidamente sentían el cansancio y la deshidratación, propios de una tarde soleada. Ejemplo de esto son las presentaciones de local durante este año. Cúcuta ha jugado todos los encuentros a las 5:30 o 7:45 p.m., y, de 11 fechas disputadas en el General Santander, solo ha obtenido tres victorias. El resto, han sido empates o derrotas. Todavía quedan 14 fechas en disputa y el equipo está a tiempo de enderezar el rumbo. Eso sí, para poder pensar en salvar la categoría y clasificar a las finales, el once fronterizo tendrá, obligatoriamente, que volver a hacer de su casa un fortín.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad