“Cristiano Ronaldo sabe que nunca será un héroe del Mundial”

Junio 30, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Santiago Cruz Hoyos, Reportero de El País
“Cristiano Ronaldo sabe que nunca será un héroe del Mundial”

Imagen de la portada del libro 'Ronaldo, su asombrosa historia', escrito por el escritor y guionista estadounidense Michael Part.

Michael Part es escritor, guionista (ha escrito películas para Disney) y aficionado al fútbol. Sus libros cuentan la vida del Papa, Messi, CR7, y ahora se dedica a ver a los protagonistas de sus obras en el Mundial. ¿Qué sucedió con el astro del Real Madrid, tan frustrado con Portugal?

Lo que estaba sucediendo era realmente extraño. Cristiano Ronaldo no quería entrar al campo. Era aún un niño y su equipo, el Andorinha – donde le decían ‘abejita’ porque era imposible alcanzarlo – jugaba contra el Camacha FC. Pero Cristiano no quería ingresar a la cancha. Observaba a sus compañeros desde el borde. Su padre, utilero del equipo, se preocupó. Ni siquiera estando enfermo, su hijo se había perdido un partido. A veces se escapaba por la ventana de su cuarto. Prefería jugar que comer. Era tal su afición por el fútbol que en casa, en los días en que aún no podían darse el lujo de comprarle un balón, Cristiano armaba bolas con sus medias y hacía la ‘treinta y una’ con ellas. - ¿Qué pasa, Cristiano?, le preguntó su padre, un hombre que tenía líos con el alcohol. Cuando lo vio borracho en una ocasión y salido de quicio, Ronaldo se juró que nunca bebería una gota de licor. De su padre heredó la obsesión por el fútbol. José Dinis llegó tarde al bautizo de su hijo por estar en un partido. - No quiero jugar papá. Siempre perdemos. No quiero perder más, dijo. Y Cristiano, al borde de la cancha, comenzó a llorar. También le decían ‘Llorica’. Cuando se emocionaba o se entristecía, lloraba. Aún le sucede. El Andorinha pasaba por una mala racha. Pese a sus esfuerzos y sus goles, en los últimos juegos habían perdido una y otra vez y Ronaldo detesta la derrota tanto como la pobreza. No podía entender cómo era posible que sus compañeros desperdiciaran las opciones claras de gol que él les creaba. La rabia, a veces, también lo hacía llorar incluso estando en el terreno de juego. Cristiano - bautizado Ronaldo en honor al actor y Presidente de Estados Unidos Ronald Regan - es obsesivo con el fútbol. Perfeccionista. Sus amagues, por ejemplo, los practicaba en el baño. Requería de un espacio reducido para dominar la técnica. ¿Por qué sus compañeros en el Andorinha no podían hacer lo mismo? ¿Por qué no tendría mejores compañeros para jugar y ganar? La anécdota la cuenta Michael Part en su libro ‘Ronaldo, su asombrosa historia’. Part es escritor, guionista – es autor del guión de la película de Disney ‘Aventuras en la corte del rey Arturo’- y un gran aficionado al fútbol. Además de Cristiano ha escrito sobre Messi, el Papa Francisco y está a punto de terminar un libro sobre Neymar.Mientras sigue de lejos lo que sucede en el Mundial de Brasil, intenta entender también lo que pasó con Cristiano y su fracaso con Portugal. ¿Está sintiendo la frustración que sintió con el Andorinha?En aquella ocasión en la que no quería entrar a la cancha, su padre lo convenció para jugar. Ronaldo marcó tres goles y cortó la mala racha del equipo. En el Mundial de Brasil 2014, Portugal fue eliminada en la primera ronda. La imagen de Cristiano Ronaldo en el Mundial de Brasil se asemeja a la que usted describe de él en su equipo de infancia, el Andorinha: CR7 harto de sus compañeros, apartado, reprochándoles sus actuaciones, frustrado por no poder ganar. ¿Está repitiendo sus malos ratos en el Andorinha? ¿Qué piensa del Cristiano que hemos visto en el Mundial?Ronaldo es una persona muy compleja. Por un lado está muy consciente de la etapa que está cruzando. Él sabe que la cámara siempre busca su primer plano, sus gestos y cada movimiento, pero creo que mucho de ello en el Mundial es el reflejo de sus sentimientos. Es una persona muy sensible y también es un actor, una estrella en ese gran escenario que es el fútbol.En el Nacional de Portugal se lo advirtieron: eres una estrella pero debes pasar el balón a tus compañeros. El fútbol es un juego colectivo. Sin embargo a Ronaldo se le crítica precisamente eso: su individualidad. Si uno de sus compañeros anota, no sale en la foto del festejo, se aparta del grupo. Es, justamente, lo que se vio en el juego entre Portugal y Estados Unidos. ¿Qué explica esa individualidad extrema de Cristiano? Desde mi perspectiva, hay un Ronaldo en el equipo local (Real Madrid) y otro en el equipo nacional (Portugal). Si lo viste jugar con el Real Madrid, no cabe duda de que es un jugador de toque en la cancha y cuando su equipo anota siempre celebra con sus compañeros. Con Portugal la historia es completamente distinta. Él sabe que el equipo es mediocre y sabe que no puede llevar la carga solo sobre sus hombros. Se siente frustrado porque las expectativas puestas sobre él son irreales.También sabe que nunca será un héroe de la copa mundial, aunque sea un futbolista de talla universal. En el juego con Estados Unidos no celebró, aunque hubiese propiciado el empate. Él sabía que ya era demasiado tarde, y lo que se vio fue la frustración, y principalmente la decepción de no haberlo logrado por el equipo.Otro asunto que se le crítica es su obsesión por la imagen, por salir bien ante la cámara, por sonreír y que el cabello esté en su punto. Cristiano, sin embargo, no proviene de un hogar y de una vida glamorosa. Le aterra lo que vivió de niño, la pobreza. ¿Cómo explicar esa fijación por la imagen?Todas las estrellas que provienen de entornos humildes tienen que lidiar con la gran transición de la fama y la fortuna en múltiples niveles. Las grandes fortunas que obtienen, el gran contraste con su entorno y el ser tan famosos, pueden ser muy destructivos. Creo que Ronaldo ha sabido manejarlo aunque hay que tener en cuenta que hay un Ronaldo jugador y un Ronaldo comercial. Él no permitió que el estrellato, su dinero y el ser un símbolo sexual interfirieran con su ética como jugador. Él demuestra una constante búsqueda por perfeccionar su juego y su desempeño en el campo. Tiene un hambre de ganar que pareciera nunca decaer. Es un jugador muy profesional y dedicado. Las otras cosas, en mi opinión, son irrelevantes, las puede disfrutar pero no son su principal objetivo.Sin embargo, aunque parece arrogante, Ronaldo en realidad es un tipo sensible, al punto que de niño le decían Llorica. ¿Es tan distinto el CR7 de la vida real al que presenta los medios, engreído? ¿Se ha creado acaso una ficción alrededor de su vida, una especie de filme de superhéroes donde él es el ‘villano’ y Messi el ‘héroe’? No estoy tan seguro de que él sea interpretado por los medios como ‘el malo’. El es una persona sensible y un buen tipo. Pero como usted sabe, existe el personaje público y la persona. Las comparaciones entre él y Messi tienden a volverse superficiales.Messi y Ronaldo han cambiado un debate histórico: por décadas el mundo se ha preguntado si el mejor es Pelé o Maradona, pero ahora se pregunta si es ‘La pulga’ o ‘CR7’. ¿Usted, que los perfiló a ambos, qué cree sobre ese debate de nunca acabar?Lo fascinante es que los dos son jugadores activos en la cima del juego. Tienen cinco años o más para permanecer en este rango y posiblemente estar en otra copa mundial. Creo que es prematuro decir quién es el mejor del mundo y quien será perfilado como el mejor de los tiempos comparado con Pelé o Maradona. Pero probablemente si Messi lleva a Argentina a ganar un Mundial, será el elegido.Brevemente, como atletas y personas, ¿cómo los definiría? Tienen personalidades totalmente distintas, pero tienen algo en común: les encanta el juego más que a nada y se ven jugando como niños. Siempre están emocionados al jugar.Para Messi, sin embargo, ser ‘Messi’ es casi una carga. Para Ronaldo, en cambio, es simplemente genial. La inteligencia y estilo de juego entre ellos es muy diferente, pero son dos genios en potencia. A veces, cuando veo a Messi, pareciera que está en otro mundo. Me pregunto si él es siquiera consciente de ello. Ronaldo es más consciente de lo que está haciendo, en mi opinión. ¿Por qué decidió escribir sobre las dos estrellas del fútbol mundial y cómo se dio el proceso de investigación?Mi editorial, Sole Books of Beverly Hills, se ideó esta particular serie de libros. Se inventaron el concepto de escribir acerca de grandes jugadores desde una perspectiva distinta. Tratando de descifrar la persona y la historia como si estuviese escrita para una novela o una película, en lugar de solo narrar una biografía basada en hechos. Estos libros están ahora apareciendo en muchos países alrededor del mundo, así que creo que hay un interés particular hacia este enfoque. Paso mucho tiempo investigando mis temas, y frecuentemente utilizo investigaciones locales para ayudarme con la recolección de datos. Pero abarco la historia con herramientas de novelista. Buscamos el carácter, la historia, todo durante los años formativos que moldearon los héroes de los libros.Se trata de textos cortos y con un lenguaje sencillo. ¿Van dirigidos a un público juvenil? ¿Qué tanto influye en su caso la técnica del guión para películas de Disney y el lenguaje del cine a la hora de elaborar un perfil periodístico?Queremos que los lectores jóvenes y sus padres los disfruten. Es como una familia que va a ver una película juntos. Yo recibo comentarios de padres de familia que compran los libros para sus hijos, luego terminan leyéndolos y disfrutándolos. No se necesita leer cada palabra en la sección de fútbol para acercarte a estos jugadores maravillosos. Vea aquí el Especial Mundial Brasil 2014

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad