James Rodriguez se proclamó campeón de la Liga de España con el Real Madrid

Mayo 18, 2017 - 08:48 a.m. Por:
Agencia EFE
James Rodríguez

El volante colombiano jugador del Real Madrid.

EFE / El País

El Real Madrid no falló en La Rosaleda, venció al Málaga por 0-2 y se ciñó su trigésima tercera corona liguera para culminar un torneo en el que ha sido el más regular y ha sabido aprovechar los errores de su gran rival, el Barcelona, que se salvó de la derrota ante el Eibar (4-2) tras ir perdiendo por 0-2.

El francés Zinedine Zidane, que se hizo cargo del equipo la pasada campaña en sustitución de Rafa Benítez, rubricó su primera Liga completa con el título. Supo mover sus peones, logró que todos los jugadores estuvieran a favor de la causa y el equipo acabó por coronarse campeón tras cuatro campañas sin conseguirlo.

Necesitaba al menos empatar en Málaga para asegurar el título y el Barcelona, que recibía al Eibar, precisaba ganar y esperar una carambola en La Rosaleda. El morbo además estaba asegurado por la presencia en el banquillo del cuadro andaluz de un madridista como José Miguel González 'Míchel', quien desde el primer momento aseguró que en su vocabulario solamente existía la palabra victoria y fue tajante a la hora de defender la honorabilidad de su plantilla.

El Real Madrid no desperdició la ocasión en un estadio donde hace quince años el Valencia había entonado el 'alirón'. Cristiano Ronaldo, a los dos minutos, aprovechó un error de la zaga y Keylor Navas, sobre todo en un lanzamiento de falta de Sandro Ramírez, evitó que se le complicara el encuentro.

El colombiano James Rodríguez entró al terreno de juego en el minuto 65.

El francés Karim Benzema, en situación protestada, despejó aún más el camino al equipo madridista a los 55 minutos en una confusa acción tras un saque de esquina. Los hombres de Zidane se dedicaron a administrar su ventaja ante un Málaga que se mostró orgulloso y se negó a rendirse.

Pese a las intentonas blanquiazules no corrió peligro el título del Real Madrid, que ahora intentará completar el doblete con la Liga de Campeones, cuya final disputará ante el Juventus de Turín el próximo 3 de junio en Cardiff.

En Barcelona se homenajeó a Luis Enrique Martínez, que este domingo se sentó por última vez en el banquillo del Camp Nou. Luego, ante el Eibar, mientras llegaban noticias del resultado de Málaga, el conjunto vasco emergía al ritmo de un doblete del japonés Takashi Inui (m.2 y 61).

El Barcelona se topaba con sus propios errores y con la gran actuación del portero Yoel Rodríguez. Un autogol de David Juncá le otorgó el 1-2 y poco después el meta detuvo una pena máxima a Leo Messi.

Pero el conjunto eibarrés ya no pudo frenar más al Barcelona, que al menos se despidió de esta Liga con un triunfo gracias a una diana del uruguayo Luis Suárez y a otra de Messi, que esta vez no falló la pena máxima que además significó la roja a Ander Capa. La 'Pulga' cerró el compromiso con un nuevo gol en la prolongación que le permite terminar con 37 al frente de los artilleros.

Cronológicamente, la primera cuestión que se resolvió este domingo fue la lucha por acceder a la Liga Europa, que, no obstante, queda pendiente de la final de la Copa del Rey que disputarán el próximo sábado el Barcelona y el Alavés.

Y fue tremendamente emocionante debido al final loco que se vivió en Balaídos, donde un tanto en la prolongación de Juanmi Jiménez firmó el 2-2 definitivo y el pase de la Real Sociedad al torneo continental junto al Villarreal, que ganó en Valencia (1-3).

Mientras tanto, el Athletic, que perdió en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid (3-1), deberá esperar a que el cuadro de Luis Enrique gane la Copa del Rey ante el equipo del argentino Mauricio Pellegrino.

El Villarreal cumplió su cometido en Mestalla, donde se adelantó en el primer minuto con una diana de Roberto Soldado. Aunque igualó el luso Nani al inicio del segundo periodo (m.54), Manu Trigueros devolvió el mando al 'submarino amarillo' (m.58) y el alemán Nicola Sansone firmó al final el triunfo de los hombres de Fran Escribá.

La gran batalla se vivió entre los equipos vascos. No respondió el Athletic en la despedida del Vicente Calderón, donde pese a ser superado se metía en la Liga Europa si la Real Sociedad perdía en Vigo.

Fernando Torres honró al Calderón el día del emotivo adiós al estadio rojiblanco, que dará paso al Wanda Metropolitano. El 'Niño', héroe de la afición atlética, marcó dos goles seguidos de entrada (m.8 y 11).

Iñaki Williams acortó distancias a los 71 minutos para un Athletic que mostró muy poco y que acabó cediendo por 3-1. El argentino Ángel Correa tuvo el honor de conseguir el último tanto liguero del Calderón.

Mientras tanto, desde Balaídos llegaba una montaña rusa de noticias. Iago Aspas adelantó de penalti al Celta a los 54 minutos y la Real Sociedad se quedaba fuera, pero Mikel Oyarzábal la devolvió a Europa con un remate colocado (m.82).

El danés Andrew Hjulsager volvió a adelantar al equipo del argentino Eduardo 'Toto' Berizzo, que se despedía del Celta, con un auténtico golazo a los 90 minutos, pero justo en el momento en el que acababa el partido del Calderón con el Athletic clasificado, Juanmi remató de cabeza un saque de esquina para firmar el 2-2 en Balaídos y la clasificación de la Real Sociedad para la Liga Europa.

El equipo de Eusebio Sacristán pudo festejar su vuelta al fútbol continental tras una temporada más que aceptable y el de Ernesto Valverde debe confiar ahora en el Barcelona. Si gana la Copa del Rey el Alavés será el equipo que obtenga el billete. Si lo hace el de Luis Enrique saldrá beneficiado el Athletic.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad