Con polémica, Perú da el batacazo, gana 1-0 a Brasil y lo elimina de la Copa América

Con polémica, Perú da el batacazo, gana 1-0 a Brasil y lo elimina de la Copa América

Junio 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País

La acción de gol de los peruanos fue ejecutada por Raúl Ruidiaz, pero después de consultas el árbitro la validó.

 

 

Perú dio el batacazo este domingo al eliminar a Brasil, al que ganó por 1-0 con un polémico gol con el brazo anotado por Raúl Ruidíaz, y avanzar a los cuartos de final de la Copa América Centenario como primero del Grupo B.

Al minutos 74 del partido que se jugó en el estadio Gillette, en Foxborough, cercana a Boston, Ruidíaz ingresó por el centro del área e interceptó un pelotazo cruzado con el brazo derecho para mandar la pelota al fondo del arco brasileño.

Después de mucha confusión y consultas con los auxiliares, el árbitro uruguayo Andrés Cunha, en un grosero error, validó el gol que le dio la victoria a los incas y despidió a Brasil del torneo.

Con este resultado, Perú terminó líder del Grupo B con siete puntos, al tiempo que Ecuador -que más temprando goleó a Haití por 4-0- lo acompañará en los cuartos de final como segundo con cinco puntos.

La de este domingo es la primera vez que Brasil queda eliminado en la primera ronda de una Copa América desde la edición de 1987, que se disputó en Argentina, cuando cayó 4-0 ante Chile en el partido decisivo de la fase de grupos.

Al no poder contar con Casemiro, Dunga puso a Elias como el hombre situado por delante de la defensa, al tiempo que Lucas Lima pasó a ser el responsable por la administración de la pelota. El DT, cuya continuación en el cargo está en entredicho, también lanzó al joven Gabriel para moverse por el frente de ataque, con Philippe Coutinho levemente retrasado y por el andarivel izquierdo.

Ante esta propuesta, Perú mostró una notable disciplina táctica para mantener sus líneas compactas, dejando sin oxígeno al mediocampo brasileño.

En ofensiva Paolo Guerrero pareció más plantado como hombre de área, al tiempo que por el costado Christian Cueva arrastraba marcas con sus ingresos en diagonal, creando espacios a espaldas de Daniel Alves para las apariciones sorpresivas de Edison Flores.

El entrenador de Perú, el argentino Ricardo Gareca, había adelantado que la clave para su equipo era asfixiar a Brasil, aunque la táctica dejó a su propio equipo sin resto físico para amenazar al arquero Alisson.

Brasil claramente tuvo la iniciativa del partido, pero sin los espacios para hacer valer su jerarquía pasó a apelar a los lanzamientos cruzados y las subidas por sorpresa de Dani Alves, por la derecha, y Filipe Luis, por la izquierda.

Coutinho creció sobre el final del somnoliento primer tiempo, cuando pasó a jugar más adelantado. Dunga, además, orientó a Willian a actuar más por el centro para tratar de abastecer de juego a Gabriel. Así, Brasil tuvo las oportunidades más claras en el primer tiempo, en especial con Gabriel, que en dos oportunidades obligó al arquero Pedro Gallese a esforzadas atajadas.

En el arranque del segundo tiempo, Perú intentó elevar la presión sobre Brasil: Cueva pasó a moverse por los frentes de ataque y Andy Polo comenzó a explotar criteriosamente los espacios en la zona desguarnecida por las subidas de Filipe Luis.

Gareca también lanzó al atacante Raúl Ruidíaz en el lugar de Edison Flores, para dotar de compañía a las embestidas del habilidoso Cueva.

Y Ruidíaz sería el revulsivo y el encargado de meter a Perú en cuartos de final al convertir el polémico gol con la mano que el árbitro Cunha convalidó y enviar al pentacampeón mundial temprano a casa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad