Con Nairo Quintana a la cabeza, el ciclismo nacional va por el Giro de Lombardía

default: Con Nairo Quintana a la cabeza, el ciclismo nacional va por el Giro de Lombardía

Rigoberto Urán y Esteban Chaves harán parte de la competencia que será la mañana de este sábado.

Con Nairo Quintana a la cabeza, el ciclismo nacional va por el Giro de Lombardía

Octubre 06, 2017 - 07:07 p.m. Por:
Elpais.com.co
nairo quintana ciclismo

Nairo Quintana, corredor colombiano.

EFE/ El País

Los colombianos Nairo Quintana (Movistar) y Rigoberto Urán (Cannondale), el italiano Vincenzo Nibali (Astana) y el español Mikel Landa (Sky) asaltarán este sábado el trono del también colombiano Esteban Chaves (Orica) en la 111 edición del Giro de Lombardía.

Los colombianos llegan como principales protagonistas; Urán, que ganó el jueves la Milán-Turín, y Nairo, un ciclista siempre a tener en cuenta en pruebas que presentan desniveles significativos como lo es Lombardía.

También salen con grandes ambiciones el francés Warren Barguil (Sunweb), mejor escalador del último Tour de Francia; el italiano Fabio Aru (Astana) y el británico Daniel Martín (Quick-Step), que se coronó en la carrera lombarda en la edición de 2014.

En representación de España también competirá Ómar Fraile (Dimension Data), mientras que la expedición suramericana estará integrada por los colombianos Darwin Atapuma (UAE) y Egan Bernal (Androni), y el costarricense Andrey Amador (Movistar).

Las dos grandes ausencias por parte de los locales serán Esteban Chaves y Miguel Ángel López, quienes no podrán competir más en la temporada por lesiones.

La ‘Clásica de las Hojas Muertas’ saldrá este año de Bérgamo y tendrá la línea de meta en Como, donde los corredores llegarán tras recorrer 247 kilómetros, con un desnivel total de 4400 metros y pendientes que se sitúan globalmente en torno al 10 por ciento.

Una de las zonas potencialmente determinantes del Giro podría ser el denominado Muro de Sormano, una montaña que los ciclistas escalarán tras 190 kilómetros de carrera y que tiene en su cumbre pendientes que rozan el 30 por ciento.

De allí, la prueba prevé otras dos subidas, al Civiglio y al San Fermo de la Battaglia, antes de que los corredores entren en un ancho paseo que les guiará durante unos 4 km hasta la línea de meta.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad