"Con la lesión, muchos se olvidan de uno": Amaranto Perea

Septiembre 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR - Reportero El País

Luis Amaranto Perea, defensa colombiano que definirá pronto si se retira del fútbol o sigue jugando.

El ex defensa de Selección dijo que tiene una oferta para regresar al fútbol colombiano.

Luis Amaranto Perea arrastra con dos grandes dolores en su larga carrera futbolística: la rebelde lesión de rodilla que lo tiene hace más de un año fuera de las canchas y el haber visto el Mundial de Brasil por televisión cuando fue uno de los que aportó su granito de arena para la clasificación de la Selección.

El zaguero antioqueño dice que hoy está plenamente recuperado y con ganas de seguir jugando, que espera que se concrete una posibilidad de regresar al fútbol colombiano y que, por eso, es falso que haya decidido retirarse para adelantar el curso de técnico en España.

Perea, quien está en México, alista su regreso a Colombia, donde tiene la opción de fichar para un equipo que podría ser el Medellín. Si no se da el arreglo, entonces viajará a Europa para prepararse como entrenador con el apoyo del Atlético de Madrid.

El defensor dialogó con El País sobre su presente y futuro.  

¿Es definitivo que deja el fútbol para hacer el curso de técnico?

Yo tuve una entrevista con un diario mexicano y dije que tenía un mes para tomar la decisión  de dejar el fútbol o de mirar alguna posibilidad pequeña que hay en Colombia. Los periodistas en México dieron como un hecho que yo me retiraba de una vez. Les dije que en caso de que no definiera nada con algún equipo este mes, ya tenía como plan irme a Madrid para hacer la carrera de entrenador y estar muy cerca del Atlético. Yo todavía no he tomado ninguna decisión al respecto.

¿Qué pasó con el Celaya de México, del que se dijo que había fichado?

Se presentó una propuesta, pero todo se hizo fuera de tiempo; eso es lo que tengo entendido que sucedió. Los del Celaya después me llamaron y me dijeron que se había presentado un tema de vencimiento en la entrega de algunos documentos, que ya se había pasado el tiempo para la inscripción.

¿Cuál es su presente entonces?

Ahora mismo me voy de México; sé que hay una pequeña opción en Colombia, vamos a ver qué tan posible es; de no concretarse, dejaré el fútbol y me voy a Madrid para hacer el curso de entrenador.

¿De qué depende la opción en Colombia?

Depende exclusivamente de que la gente con la que hablé podamos llegar a un acuerdo; entre esta semana y la otra estaría definiendo mi futuro. Me vincularía a algún equipo en Colombia o me iría a estudiar.

¿El retiro lo viene preparando?

Yo sufrí una lesión muy larga. Hay momentos en que te da una gran sensación, pero también hay instantes en que pareciera que retrocediera en la recuperación, como si uno no se fuera a recuperar. En estos momentos estoy plenamente recuperado. Lo que pasa es que yo me había desilusionado y había desistido de seguir jugando porque el alta médica que me dieron siempre fue cuando todas las ligas estaban a punto de comenzar, y así era muy difícil. Ahora aparece una pequeña posibilidad y ya veremos si puedo seguir en el fútbol.

¿Cuál es la lesión que lo sacó del Mundial y lo tiene sin jugar?

Una lesión de cartílago en la rodilla;  ha sido complicada porque los procesos de recuperación no se han llevado bien. Yo tenía que haberme recuperado tres o cuatro meses atrás, pero cuando pertenecía al Cruz Azul aceleramos los tiempos para tratar de volver antes. Eso me perjudicó. Ahora estoy bien y esperando a ver qué me depara el futuro.

La lesión le hizo perder el Mundial. ¿Ha sido lo más devastador que le ha producido?

Sí, fue un momento muy complicado porque era la única oportunidad que tenía de jugar un Mundial. Apareció esa lesión larga cuando yo era sano. Pero hay otras cosas que me han fortalecido, el nacimiento de mi hija y he tenido la posibilidad de ver la vida de otra forma. Pero no deja de ser duro perderse el Mundial; habían sido tres eliminatorias y justo cuando todo estaba para ir al Mundial, aparece la lesión. Entiendo que ha sido la voluntad de Dios y es quizá algo que nunca se me va a borrar. Pero  por otro lado, tranquilo porque hice lo posible por estar ahí, lo que pasa es que las cosas no son como uno quiere.

¿Alcanza un jugador a olvidar el no ir al que hubiera sido su único Mundial?

Los futbolistas no podemos vivir con el dolor y tampoco podemos quedarnos tanto tiempo en una situación de esas; no podemos lamentarnos de no ir al Mundial porque eso no sirve para nada; simplemente ya entendí que fue la voluntad de Dios, que por algún motivo apareció una lesión cuando he sido una persona sana. No le doy más importancia al tema. Me hubiese gustado jugar un Mundial, pero fue un objetivo que  no pude cumplir. En el balance general la vida ha sido muy generosa conmigo como para quejarme por una situación de esas.

Este martes juega la Selección. ¿Da nostalgia verla por televisión?

Da alegría porque independiente de que pudiera jugar el Mundial o no, ya había tomado la decisión de dejar la Selección después de Brasil; creo que era el momento justo, lo que pasó fue que se me adelantó. Pero no hay nostalgia, más bien alegría porque la Selección hizo un buen Mundial, hice parte de ese cambio y estuve en varios procesos, y que al final no pude culminar con ellos estando en un Mundial que hubiera sido un gran premio para mí. Pero hay procesos que se apagan y el mío llegó.

¿Mantiene contacto con estos jugadores?

Con la mayoría me hablo. Una de las cosas que me ha gustado mucho durante la lesión, porque la verdad uno se siente solo u olvidado, es que el cuerpo técnico y la Federación han estado muy pendientes de mí. Eso me hace pensar que fui importante para la Selección y para este cuerpo técnico.

Además de la Federación y el cuerpo técnico, ¿nadie más de Selección lo ha rodeado en esta etapa?

Tampoco quiero hacer con esto un drama; la verdad es que han sido pocos, pero sí ha habido compañeros que han estado pendientes como Mario Yepes, Camilo Zúñiga, de pronto David Ospina, Abel Aguilar... han sido los muchachos con los que más cercanía he tenido. Lo que pasa también es que he sido una persona alejada, que no utiliza las redes sociales y eso me ha impedido tener alguna comunicación. No me quejo, pero sí siento que ha sido un momento difícil el tema de la lesión, y parece que de golpe hay gente que se olvida de ti; y entiendo que es la vida, que son momentos que pasan y que hay que tomarlos como tal.

Esta Selección no tiene un líder, encima viene de fracasar en la Copa América. ¿Eso puede golpear de cara a la eliminatoria?

Esperemos que no. La Copa América fue una oportunidad para que jugadores como Jeison Murillo, que lo hizo bastante bien, vayan tomando  roce; se está viviendo un cambio porque los que éramos de experiencia como Faryd (Mondragón), Mario (Yepes) y yo, salimos de la Selección. Ahora lo importante es que estos muchachos hagan las cosas de buena manera. Tienen condiciones y juegan en ligas y equipos importantes.

¿Falta un líder?

Hay jugadores importantes, con un gran liderazgo como Falcao, Camilo Zúñiga, Ospina. Es una tristeza que las cosas se añoran cuando han pasado. El caso  nuestro pareciera que no se hubiera valorado; hoy parece que sí fuimos importantes. Los jugadores deben asumir eso, a algunos les cuesta tomar esa situación. Hay que cambiar el chip y asumir el liderazgo.

Por último, ¿se va a retirar del fútbol como quería?

Depende de este mes. Pero quiero retirarme del fútbol no por una lesión, quiero hacerlo jugando, haciéndolo bien. Esperemos a ver qué pasa; si no se da lo de seguir, entonces pensaré en el retiro; lo importante es que ya tengo mi proyecto adelantado. Me iría este año a estudiar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad