Con gol de camerino y aguinaldo adelantado

Junio 12, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Enlajugada

Las selecciones de Inglaterra y Estados Unidos empataron 1-1 en el estadio ‘Royal Bafokeng’ de Rustenburg, juego con el que se abrió el Grupo C del Mundial. Los británicos tomaron la delantera con gol de camerino de Steven Gerrard, mientras los americanos igualaron merced a un exceso de confianza del arquero Green.

Las selecciones de Inglaterra y Estados Unidos empataron 1-1 en el estadio ‘Royal Bafokeng’ de Rustenburg, juego con el que se abrió el Grupo C del Mundial.Los británicos tomaron la delantera con gol de camerino de Steven Gerrard, mientras los americanos igualaron merced a un exceso de confianza del arquero Green. Muy temprano, en el minuto 3, los de Capello se pusieron arriba en el marcador: tras un saque de banda ejecutado por Johnson, se generó una jugada colectiva con toques en corto y de primera, Steven Gerrard se proyectó haciendo la diagonal rumbo al área, recibió en la cabecera, al límite de la media luna, encaró al arquero Howard y definió con frialdad, tocando el balón con sutileza y clase, con la cara externa del botín derecho y metiéndola sobre la base del vertical izquierdo. Golazo de gran factura y 1-0.Los ‘gringos’, que hicieron el gasto con el marcador en contra, tuvieron una clarísima para igualar a los 18 minutos: Landon Dónovan mandó un centro elevado y medido desde el costado, en cinco con cincuenta se erigió de altura el espigado Altidore, conectó de cabeza en medio de Johnson y King, la pelota picó en tierra y pasó muy cerca del vertical derecho. En seguida vino la contra de los británicos: Rooney habilitó a Lenon, éste penetró por el flanco derecho, quedó cara a cara con el arquero Howard, tenía que rematar directo y potente pero quiso devolverle el favor a Wayne y posibilito la reacción de los americanos. Los de Bradley eran fuertes en los cobros con pelota detenida. En el 26, Dónovan cobró un libre directo, pelota al primer sector donde volvieron a ganar de altura los americanos, Onyewu la peinó y el balón salió ligeramente desviado. En el 38 hubo susto en los predios ingleses, cuando el estelar Dónovan, cerebro de los estadounidenses, encontró el panorama para rematar desde fuera del área, lo hizo un metro antes de la media luna, pierna derecha y cruzado, el arquero se exigió y la esférica sopló el vertical diestro.Esa jugada fue la antesala de la igualdad americana. Minuto 39: Dempsey recibió una pelota a espaldas del arco inglés, estaba lejos, la escondió, amagó, desestabilizó a Terry, encontró el espacio, remató potente, de zurda y a ras de piso, el arquero Green se confió en exceso, quiso frenar el impacto con las palmas de las manos pero la redonda se le escurrió como mantequilla y traspasó la raya de gol. 1-1. La Navidad adelantada para el equipo de Bob Bradley.Arrancando el segundo tiempo, minuto 3, Lenon se inventó una jugada individual por el callejón derecho, desbordó, se autohabilitó, ganó de velocidad y fuerza, metió el centro de la muerte, desde la última raya, pero ni Rooney ni Heskey estaban en el lugar indicado para capitalizar.Tres minutos después, en el 6, el veterano Heskey no hizo valer su experiencia cuando quedó de frente al arco americano y su remate, potentísimo, buscó la humanidad del arquero Howard y no el arco. En esa jugaba se requería inteligencia y viveza para superar el achique del arquero.Sobre los 18, a Lampard se le prendió la lámpara y, en lo suyo, remató un balón de media distancia, potente zurdazo templado, que se encontró con una reacción magistral del arquero americano. En seguida, se vino la contra de USA, Altidore desbordó por izquierda, frenó en seco, acomodó su perfil, disparó, el arquero Green atajó a medias, la pelota golpeó de rebote en el vertical derecho y ningún ‘gringo’ estuvo presto para capitalizarEn el 25 se juntaron Lenon y Gerrard, vino el centro elevado desde el costado, Rooney buscó el cabezazo en segundo sector pero la pelota llevaba mucha altura y el delantero del Manchester se quedó colgado. Inglaterra hacía todo el gasto y Estados Unidos aguantaba y se hacía fuerte en el contragolpe.Minuto 28: Rooney se animó, remató desde la cabecera del área, botín diestro, media altura y en diagonal, el meta Howard se exigió y la redonda pasó acariciando el vertical izquierdo. En otra incursión ofensiva de nuevo Wayne fue protagonista, se la sirvió en bandeja a Milner, quien quiso definir con adornos en el mano a mano con Howard y dilapidó una clarísima opción de gol. El cronómetro comenzó a agotarse, USA se hizo muy fuerte en defensa e Inglaterra sintió el desgaste por toda la dinámica ofensiva implementada en la complementaria. En el equipo de Fabio Capello se notó la falta de un hombre con claridad para distribuir en el último tramo de la cancha y de un delantero de dinámica que acompañara y complementara a Rooney, opacado por la marca americana.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad