¿Cómo valorar el fichaje de un jugador?

Diciembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García -Reportero de El País
¿Cómo valorar el fichaje de  un jugador?

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, referentes, figuras e ídolos del Barcelona y Real Madrid, respectivamente.

El experto español Ignacio Urrutia desarrolló un método para determinar el valor de fichaje de un jugador de fútbol. Se puede valorar una nómina y la probabilidad de un club en una liga.

¿Cuánto cuesta un jugador de fútbol? ¿Cómo hacer su valoración al momento de un fichaje? Esas son las preguntas que se hacen los aficionados y los mismos empresarios que negocian con jugadores y no siempre tienen un modelo financiero y deportivo para dar un precio.Los empresarios suelen establecer algunos parámetros generales para valorar sus jugadores al momento de hacer un negocio. Tienen en cuenta su edad, los partidos jugados, los goles anotados, sus apariciones internacionales, la posición en liga de los clubes que compran y venden.Pero todo aquello no deja de ser especulativo mientras no haga parte de un modelo técnico de valoración y en tanto haya pujas de oferta y demanda según el capricho y la chequera de los propietarios de clubes.El profesor Ignacio Urrutia de Hoyos, del Instituto de Empresa de España y experto en fichajes, compartió con este diario su modelo reconocido en Europa y seguido por grandes clubes para hacer una valoración más o menos técnica de los jugadores a la hora de realizar los fichajes.Su esquema determina varios hitos en la carrera profesional de un jugador y le asigna puntos en una escala de 1 a 10 (siendo 1 el jugador que empieza y sin experiencia y 10 las máximas estrellas). En la medida en que va obteniendo logros, va alcanzando un mayor puntaje.De esta manera, Urrutia elaboró la curva de la vida deportiva de un jugador, la cual empieza con el nivel canterano, es decir, cuando el jugador está en las divisiones inferiores de un club y su valor aún prácticamente es cero. De ahí pasa a un segundo nivel, a ser jugador profesional de liga nacional, rango en el cual puede alcanzar cuatro hitos o momentos de desarrollo de su carrera (ver curva de rendimiento deportivo). Para ello se tienen en cuenta factores como la compra o traspaso que se haya hecho del jugador de un club a otro en liga nacional, el valor de esos fichajes y el número de temporadas que haya jugado en primera división. En este nivel están jugadores como José Callejón del Real Madrid, Tello y Cuenca del Barcelona y buena parte de los jugadores que actúan en las ligas nacionales de sus países y aún no han tenido transferencias al exterior.Posteriormente, en la curva de ascenso deportivo, viene un tercer nivel cuando el jugador da el salto al fútbol internacional. Aquí el profesor Urrutia señala que se consideran cuatro hitos de crecimiento. Se evalúa si el jugador apenas empieza su carrera o lleva más de tres temporadas en una liga de primer nivel, si lleva más de tres temporadas en las ligas de alto nivel de Inglaterra, España o Italia y si juega o no con su selección nacional. Jugadores como Xabi Alonso, Ozil o Fábregas están en esta clasificación.Finalmente, la cúspide de la carrera deportiva de un jugador es el estrellato. Las estrellas tienen dos clasificaciones: Estrella de nivel 2 es aquel jugador “con marca reconocida en el mercado deportivo, pero no tiene una propuesta comercial porque no ha desarrollado su rol mediático”, advierte Urrutia. En otras palabras, no es una empresa por sí mismo. Es el caso de Kaká, Xavi Hernández y Andrés Iniesta. Hoy en este rol entraría el colombiano Radamel Falcao García, que ha consolidado un reconocimiento deportivo mundial y que va en pos de desarrollar su rol mediático empresarial.Y las Estrellas de nivel 1 —de acuerdo al modelo de Urrutia acogido en Europa— corresponde a un jugador “con marca de mercado reconocida en el mundo entero y que cuenta con una propuesta comercial concreta”. Es decir, son unas máquinas de producir plata y trabajan profesionalmente su imagen con sentido comercial. Son contados los que están en este nivel superior. Los mejores representantes son Cristiano Ronaldo, que se ha convertido en un ‘productor’ de dinero para él y para el Real Madrid, toda vez que —por contrato—, el 50% de sus ganancias debe compartirlas con el club. Se estima que en el último año Ronaldo produjo 120 millones de euros en contratos publicitarios.Y la otra ‘Estrella 1’ es Lionel Messi, del Barcelona, que es la imagen de 13 empresas (como McDonalds, Movistar, Pepsi y YPF), quien habría facturado más de 33 millones de euros por explotación comercial de su imagen según la prensa europea.De esta manera, Urrutia y el equipo investigador del Instituto de Empresa de España han logrado valorar las nóminas de muchos equipos en el mundo, han hecho seguimiento durante diez años a la carrera de más de tres mil jugadores de ligas europeas y asiáticas y han podido proyectar las posibilidades de éxito de más de un centenar de clubes en los torneos que disputan con notables aciertos.La actual nómina del Real Madrid, por ejemplo, cuesta 490,9 millones de euros, mientras que la del Barcelona vale 218 millones de euros. “Se entiende que entre más invierta un equipo más posibilidades de ser campeón tiene”, dice Urrutia.Pero advierte que el dinero no es suficiente. Se requiere un intangible que es el compromiso del jugador con el equipo. Por eso “no basta con pagarles bien”, como lo hace el Real Madrid. Si el jugador no nació en el equipo como la mayoría de la gente del Barza, “hay que comprometerlos con causas de ciudad, con fundaciones sociales y trabajos en su entorno para despertarles sentido de pertenencia y cierto amor por la camiseta”, dice el experto. De lo contrario, en el campo de juego no rendirán lo que valen. Frase "Hice esto porque nadie podía decirme cuál era el rendimiento alcanzado por un jugador. Mi conclusión fue que si no había una clasificación nadie podría hacer una valoración del activo intangible de los clubes", Ignacio Urrutia - consultor en fichajes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad