Colombianos firmes en el Seguros Bolívar

Julio 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / Enlajugada

Jornadas memorables viven por estos días el tenis colombiano en desarrollo del Seguros Bolívar Open que se lleva a cabo en el Club El Rancho de Bogotá.

Jornadas memorables viven por estos días el tenis colombiano en desarrollo del Seguros Bolívar Open que se lleva a cabo en el Club El Rancho de Bogotá. Seis colombianos, de siete posibles, se encuentran en tercera ronda de la competición: Santiago Giraldo, Carlos Salamanca, Eduardo Struvay, Alejandro González, Roberth Farah y el vallecaucano Juan Sebastián Cabal .Este jueves, luego de una fuerte lluvia que cayó sobre la capital de la República, Salamanca consiguió su pase tras esgrimir un buen juego, servicios contundentes y devoluciones efectivas, superando al chileno Adrián García, en dos sets, con parciales 6-2 y 7-6 (4).El boyacense se medirá este viernes a su compatriota Santiago Giraldo, del resgistro de Colsanitas, quien derrotó al brasileño Ricardo Hocevar en dos sets con registros 7-5 y 6-3.Giraldo, raqueta uno de Colombia, estuvo sólido y mostró buen juego que hizo delirar por momentos a los espectadores. Tanto él, como el brasileño, jugaron bolas a fondo, fueron bien a la malla cuando fue necesario y dejaron una buena imagen en la afición.Otro risaraldense, Eduardo Struvay, se enfrentó con el brasileño Rogerio Dutra Da Silva y lo dejó en el camino con marcas de 6-2 y 7-6 (0) . El juego debió suspenderse el pasado miércoles cuando ya se realizaba el segundo episodio.El juvenil tenista deberá enfrentarse ahora con Cabal, quien el pasado miércoles dejó en el camino a Facundo Bagnis con parciales de 6-4, 4-6 y 6-3.Robert Farah, por su lado, había dejado en el camino al chileno Paul Capdeville y Alejandro González al alemán Alex Satschko.Así las cosas, fijo, ya hay un colombiano en la final del torneo puesto que en semifinales se verán las caras los ganadores de los juegos González – Farah y Cabal - Struvay.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad