Colombia se tomó revancha y venció a Brasil en Copa América

Colombia se tomó revancha y venció a Brasil en Copa América

Junio 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar- Reportero de El País - enviado especial a Santiago
Colombia se tomó revancha y venció a Brasil en Copa América

Jeison Murillo, defensa de la selección Colombia y jugador del Inter de Milán.

La 'Tricolor' recuperó la memoria y con un fútbol más vistoso y efectivo por fin venció al gigante Brasil para seguir con vida en la Copa América de Chile.

Había qué chuzar a Colombia después del desastre ante Venezuela. Se les tenía qué tocar el ego a ese puñado de jugadores para que reaccionaran. La Selección sabía que había llegado con un compromiso grande a la Copa América.

Salir en primera ronda y por la puerta de atrás, no estaba en el presupuesto de estos jugadores que hace precisamente un año encantaron con su fútbol alegre, vistoso, ofensivo y contundente.

Por eso la cita del miércoles en la noche contra Brasil, el gigante Brasil, el equipo que lo sacó del Mundial y después le ganó un amistoso, tenía que ser a otro precio.

Era matar o morir. Llorar o reír. Soñar o despertar. No importaba el peso del rival de turno. Había que sacar algo de fútbol. Se tenía que cambiar el chip para mostrar grandeza.

Y más, cuando se tenía una deuda con los pentacampeones del mundo. En su Mundial se vio las distancias tan cortas que separaban a ambas selecciones.

En el amistoso de Estados Unidos que ganó Brasil 1-0 se confirmó esa premisa. Y el miércokles, en la noche más urgida para la Selección, los muchachos que mandó Pékerman a la cancha sacaron la esencia que tantas veces mostraron en el Mundial para lograr un triunfo (1-0) sustancioso, sufrido, peleado y al final muy celebrado por toda esa mancha amarilla que acompañó como siempre al onceno nacional.

El autor de un gol que vale muchísimo porque sirvió además para cortarle el largo invicto que traía la Selección de Dunga fue Jeison Murillo.

El defensa vallecaucano, en el minuto 35 tomó un balón suelto en el área brasileña y lo mandó a dormir para alegría de más de 40 mil aficionados.

Colombia fue un equipo serio en el primer tiempo. No le dio espacios a Brasil. Se recogió bien atrás y escalonó la marca sobre Neymar. 

Y cuando tuvo el balón, lo jugó con mucha personalidad, buscando sin temores el arco de Jefferson.

En el segundo tiempo había que aguantar el aluvión brasileño y esa tarea se cumplió pese a que un error de Murillo estuvo a punto de dañar la fiesta.

Pero Colombia en esa etapa final se defendió bien, peleó cuando tuvo que pelear, sufrió más de la cuenta y al final se fue con un triunfo histórico y con una deuda saldada ante el favorito Brasil. 

[[nid:433802;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/falcao_1.jpg;full;{Reviva las mejores escenas de l partido entre las selecciones de Colombia y Brasil, válido por la segunda jornada del grupo C de la Copa América de Chile 2015.AFP - El País.com.co}]]

Ospina: otro buen partido, esta vez ante un rival más encopetadoo. Cortó los centros cuando Brasil peloteó su área. Garantizó seguridad.

Zúñiga: experimentó una leve mejoría en comparación con el duelo ante Venezuela. En el primer tiempo se animó a salir sin mucho éxito. En el segundo prefirió esperar en su zona.

Zapata: gran partido en el juego aéreo y en el respaldo hacia Zúñiga. A ras de piso también cumplió evacuando los balones que cayeron en su zona.

Murillo: uuna de las figuras del partido más allá del error que por poco propicia el gol de Brasil. Sereno y seguro en defensa. Logró la anotación que sirvió para cobrar la cuenta pendiente ante los auriverdes.

Armero: corre mucho a la ofensiva pero no resuelve nada. Por momentos se le vio desordenado y dando muchas ventajas por su sector. 

Sánchez: la gran figura del partido. Quitó, guapeó, le dio una mano a un Edwin Valencia fundido y auxilió a sus compañeros de defensa.

Valencia: le fue mejor en el primer tiempo. En el complemento lució cansado y desubicado ante tanto toque de los brasileños en ese sector.

Cuadrado: al comienzo se preocupó más por simular faltas que por jugar. Cuando se dedicó al balón le fue mejor. Sin embargo no es el nivel que se le conoce.

James: manejó los hilos del equipo, aunque hubo momentos en que se perdió por el dominio de Brasil. En el último minuto estuvo a punto de lograr el tranquilizante segundo gol.

Falcao: no se le ve cómodo. Como contra Venezuela, volvió a decepcionar. Perdió siempre con los centrales brasileños. Fue relevado.

Teófilo: le dio movilidad al ataque de Colombia. Se asoció con James y con Cuadrado y buscó compañía en Falcao. Mostró personalidad.

Ibarbo: entró para tapar la salida de Alves. Por momentos se le vio dormido, pero luego se aplomó y cumplió con la tarea.

Bacca: su ingreso fue para oxigenar el ataque. No entró mucho en acción porque Brasil estaba jugado a la ofensiva.

Mejía: pocos minutos en la cancha para ayudar a Sánchez en la labor de marca.

[[nid:433857;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/home_48.jpg;full;{La afición de la tricolor en Cali vibró con el triunfo de Colombia 1 a 0 sobre Brasil, en un partido lleno de emociones, donde el nerviosismo y la euforia fueron protagonistas. En la ciudad, la gente vivió con mucha intensidad el partido, sabiendo de la necesidad del equipo colombiano de obtener los tres puntos.Hroy Chávez/ El País}]]

Cinco claves del triunfo colombiano

 

 1. Cambio de actitud

La Selección salió con otra disposición a la cancha. Fue un equipo más agresivo, más serio y más solidario cuando Brasil tuvo el balón. No se vio la parsimonia que se notó en el juego ante Venezuela.

2. Sin complejos

Colombia le jugó mano a mano a Brasil. En ningún momento el equipo se echó para atrás a jugarse el empate por lo menos. Desde  el primer minuto los de Pékerman buscaron el arco de Jefferson. Y se mantuuvo así hasta el final porque en el último minuto por poco James anota el segundo.

 

3. Se corrigió en defensa

Los laterales, que fueron el dolor de cabeza frente a Venezuela, anoche mejoraron ostensiblemente. Zúñiga estuvo más aplomado y Armero siguió de carrera en carrera, pero por su sector tuvo la colaboración de James al comienzo y luego de Ibarbo.

 4. El mediocampo fue clave

En la mitad de la cancha Colombia tuvo un león: Carlos Sánchez. A partir del despliegue del volante chocoano los demás jugadores se contagiaron de su derroche físico. Valencia dio una mano y Cuadrado y James también bajaron para hacer línea de cuatro. Por eso Brasil no fue claro para llegar a predios de Colombia.

 

5. Se aprovechó una opción

Había que ir al frente y anotar para decirle a Brasil que Colombia le jugaría mano a mano. Eso se hizo, se logró el gol en el primer tiempo, y eso fue definitivo porque los auriverdes acusaron el impacto, en tanto que los de Pékerman se llenaron de confianza.

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad