Colombia quiere llenarse de experiencia en fistball

Junio 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
MARCO ANTONIO GARCÉS- Reportero de El País
Colombia quiere llenarse de experiencia en fistball

El fistball es un deporte que tiene similitudes con el voleibol, solo que aquí se le puede pegar al balón con un solo brazo y los jugadores apenas pueden intervenir una vez por jugada. El técnico John Yéimer Santos considera que Brasil, Alemania y Austria serán los combinados que llegarán con las mejores opciones de disputar las medallas en Cali.

La preselección nacional está conformada por jugadores caleños menores de 18 años, que cursan estudios universitarios.

Una plantilla eminentemente vallecaucana conforma la Selección Colombia que participará en el torneo de fistball de los Juegos Mundiales 2013.La razón es que este deporte —similar al voleibol— no se había practicado antes en el país. El proceso de entrenamiento comenzó hace año y medio, de la mano de John Yéimer Santos, entrenador del combinado, con el ánimo de participar en el Mundial del 2012 con sede en Cali, pero pensando también en los World Games.El desarrollo de esta disciplina se está generando desde Cali y se ha replicado en Jamundí, aunque no hay proceso en otros departamentos. La idea es descentralizarlo de la capital del Valle, ya que se requiere competencia nacional. Por ejemplo, en Fusagasugá hay un club y lo están promocionando, aunque de manera provisional. En Bogotá, Medellín y Barranquilla también existe interés de parte de algunas personas por adoptarlo. A través de Coldeportes se piensa introducirlo oficialmente. Santos afirma que “lamentablemente por no haber organización de la Federación de Fistball participaremos como equipo invitado y no competitivo, es decir que no podemos entrar en el ranquin de la Federación Internacional, pero con nuestras actuaciones en el Mundial y en el Suramericano —en el que fuimos subcampeones— nos dieron el aval”.Los entrenamientos se cumplen con 15 jugadores, de los cuales existe una base para participar en el certamen.Los miembros de la preselección tienen entre 16 y 18 años de edad, estudiantes de universidades como la Javeriana, Autónoma de Occidente, San Buenaventura, Libre y Univalle. Muchos incluso ya había tenido la oportunidad de practicar en sus respectivos colegios, la mayoría del sur de la ciudad.Entre los más destacados están el capitán Santiago Madroñero, José Fernando Espinoza, el defensor Diego Alejandro Colonia. El técnico asegura que la defensa está trabajando muy bien, especialmente porque los rivales son muy fuertes en ataque.De la oportunidad de estar en el combinado nacional, Madroñero —estudiante de primer semestre de Medicina en la Universidad Libre— afirma: “representar al país es el sueño de todo deportista y hacerlo a tan corta edad es un logro. Hay que tener mucha dedicación y saber llevar el equipo”. Por su parte, Santiago Martínez, quien presenta una lesión, dice que “los Juegos nos van a hacer crecer como personas, este deporte es nuevo y nos va a ayudar mucho, la idea es que el fistball se quede en el país”. Para Juan David Arenas Jiménez, estudiante de Ingeniería Sanitaria en la Univalle, “tener el cupo en la Selección es una gran oportunidad para los jóvenes practicar un deporte nuevo y estar en la Selección Colombia en tan poco tiempo”. Como equipo invitado, es lógico que Colombia no piense en conseguir medalla, pero la idea es adquirir toda la experiencia posible, ya que la competencia será muy difícil, con rivales que llevan muchos compitiendo, incluso con liga profesional.Otra de las tareas es aprovechar la presencia durante los Juegos Mundiales de selecciones como Alemania y Argentina para hacer partidos de fogueo. En el Suramericano de Clubes, Colombia fue segundo en la categoría Sub 18, tras perder la final por estrecha diferencia contra el anfitrión. En tres partidos disputados ganó dos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad