Colombia igualó con Bolivia

Agosto 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
EFE / Enlajugada

La Selección Colombia igualó 1-1 con su similar de Bolivia, en el estadio ‘Hernando Siles’, de La Paz, en un partido frío y sin muchas emociones, que sirvió más como banco de pruebas que para alegrar la vista a lo aficionados.

La Selección Colombia igualó 1-1 con su similar de Bolivia, en el estadio ‘Hernando Siles’, de La Paz, en un partido frío y sin muchas emociones, que sirvió más como banco de pruebas que para alegrar la vista a lo aficionados.Bolivia no podía permitirse una derrota en su retorno ante su público después de 10 meses. Y Colombia necesitaba un buen resultado para ir asentando su base para la Copa América de 2011. Ninguno salió victorioso.Colombia se presentó con un equipo formado sólo por jugadores de la liga local, que tenían en este partido su opción de demostrar que pueden ser tomados en cuenta en próximas convocatorias.El onceno de Hernán ‘Bolillo’ Gómez se dedicó a cumplir al pie de la letra la disposición táctica del técnico: líneas extremadamente juntas, presión en la salida de balón y pelotazos en busca de la velocidad de sus puntas.Bolivia no hizo nada para contrarrestar a su rival y el partido entró en una espiral de aburrimiento.Colombia, cuando quiso, reaccionó. A la media hora de partido, Jhon Viáfara decidió entrar en el partido y empezar a descongestionar el centro del campo, verticalizar el juego y generar peligro en el arco boliviano.Contragolpes rápidos y precisos se sucedieron en ese par de minutos. En un córner, Carlos Bacca cabeceó de forma solitaria, balón salvado ‘in extremis’ por Rudy Cardozo cuando los cafeteros ya cantaban el gol.Se lamentó el delantero colombiano, pero se resarció en la siguiente que tuvo: en un córner a favor, sin oposición se alzó en el área boliviana, cabeceó de forma poderosísima y si bien el balón lo escupió el poste, rebotó en el cuerpo del arquero y entró lentamente en la portería a los 36 minutos del primer tiempo.Colombia tenía lo que quería, un gol que le permitiera seguir con su enorme despliegue táctico, impoluto durante todo el primer tiempo.Un único susto tuvo el portero colombiano hasta el descanso. En el minuto 45, un pésimo despeje de Juan Valencia, que apuntó a su propio arco, hizo que Castillo se estirara más como gato que como hombre para despejar una pelota que casi acariciaba sus mallas.El técnico boliviano, Eduardo Villegas planteó una revolución en la reanudación. Cambió el arquero, el volante de contención y dio entrada a una nueva dupla en la delantera, con Diego Cabrera y Roberto Galindo.La mala suerte se alió con Bolivia: a los 49, Cabrera se lesionó y tuvo que ser substituido. La Verde se quedaba sin su revolución atacante, sin brújula que le guiara al gol.Pero apareció el debutante Roberto Galindo, el máximo goleador de la liga boliviana, que empujó un centro del mejor del partido, Joselito Vaca, para batir al arquero colombiano.A partir de entonces, Bolivia buscó el gol sin conseguirlo. Colombia, por su parte, siguió a lo suyo: posición y control del juego boliviano. Pragmatismo en estado puro.Al final, un empate que no sirvió a ninguno, con un juego frío en una noche frío en la altura de La Paz.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad