Colombia en la eliminatoria borró buena imagen de la Copa América

Colombia en la eliminatoria borró buena imagen de la Copa América

Noviembre 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País
Colombia en la eliminatoria borró buena imagen de la Copa América

El arranque de las Eliminatorias para la Selección Colombia, le ha dejado un empate, una derrota y una victoria.

Confundida, con un panorama incierto, sin confianza y poniendo en duda las fortalezas de Barranquilla terminó la Selección de Colombia en la primera parte de la Eliminatoria hacia Brasil-2014.

Confundida, con un panorama incierto, sin confianza y poniendo en duda las fortalezas de Barranquilla terminó la Selección de Colombia en la primera parte de la Eliminatoria hacia Brasil-2014.Aquellas fortalezas que hicieron pensar en que se había recuperado parte de la identidad en la pasada Copa América, desaparecieron como por arte de magia para darle vida a una marea de errores, al desespero y a la ansiedad que genera dejar escapar de nuevo los puntos en casa.La plaza que se había convertido en su principal aliada en la búsqueda de la clasificación entre 1990 y 1998, terminó siendo el principal enemigo del combinado patrio. Primero porque los jugadores se quedaron físicamente ante Venezuela y Argentina porque la cancha se puso pesada y la temperatura insoportable. Lo segundo tiene que ver con algo que la afición y los directivos pocas veces tienen en cuenta: este plantel es muy distinto a esa generación dorada que tuvimos hace dos décadas.La falta de experiencia del técnico Leonel Álvarez, quien aceptó que “me equivoqué en los cambios y no fuimos fuertes en saber manejar el balón” , las constantes equivocaciones en la defensa y el no saber manejar los resultados, ya que en los tres partidos se empezó ganando, pusieron en duda la solidez de este proceso e hicieron que la actual se convierta en la segunda peor Eliminatoria para el país de las últimas cuatro disputadas.La poca solidaridad de los jugadores en el medio campo, donde le dejan toda la responsabilidad a los volantes recuperadores, la ausencia de un orden para quitar el balón y la aparición por chispazos de los que tienen la responsabilidad de generar fútbol ofensivo y culminar bien las jugadas fueron las causas de que Colombia apenas consiguiera un punto de los seis disputados en el estadio Metropolitano. “Un equipo que no tenga la pelota se desgasta y diluye en una plaza con alta temperatura como Barranquilla” fue la conclusión del asesor Julio Comesaña y en eso tiene razón, ya que la Selección no tuvo un fútbol fluido en el doblete en la capital atlanticense, careció de sociedades y “ayudó a que Venezuela le empatara 1-1 y Argentina le ganara 2-1 al entregarle el balón, los espacios y el protagonismo en la cancha. Leonel se mantiene en que “mi equipo siempre sale a proponer, busca los partidos y arriesga en el área adversaria” . También asumió sus responsabilidades y dijo ser consciente de que los resultados son los que mantienen a los técnicos. “Sé que al no cuadrar caja ante Argentina nos toca levantar la cabeza y tratar de recuperar por fuera los puntos cedidos de local”, concluyó .En esto está claro el estratega nacional, sólo que si recibe el respaldo de los directivos, que el martes se empezaron a poner nerviosos, lo primero que tendrá que hacer es llenar de confianza al grupo y recuperar mentalmente a los jugadores que ratificaron en Barranquilla que le tienen miedo al triunfo con la Selección de Colombia y por eso el camino hacia el Mundial de Brasil-2014 comenzó, de manera tempranera, a llenarse de espinas.La Selección que había sorprendido y puesto a soñar otra vez con su histórico triunfo en Bolivia fue la más discreta de las últimas dos fechas de la Eliminatoria y por perder su rumbo en la cancha no sólo puso en riesgo la continuidad de su técnico sino que volvió a generar entre sus seguidores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad