Colombia aspira al fogueo en rugby

Colombia aspira al fogueo en rugby

Abril 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
ALDA MERA - Reportera El País
Colombia aspira al fogueo en rugby

Selección Colombia de Rugby. De izquierda a derecha. Atrás: Andrés Gómez (presidente), Héctor Linares, Daniel Avellaneda, Sebastián Zurique, Eduardo Vásquez, Fausto Garcés, Mauricio Henao (secretario técnico) y Laurent Palau (entrenador). Adelante, Juan Dávila, Sebastián Mejía (capitán); José Manuel Diosa, Jeison Alzate, Juan Fernando Gómez y Brayan Campiño.

Como esta disciplina deportiva solo lleva dos décadas en el país, el equipo anfitrión espera las potencias con más de un siglo de tradición en rugby como una oportunidad histórica de enfrentarlas.

Brayan Campiño Riascos es más conocido en la Universidad del Valle como estudiante de ingeniería industrial que en el país como deportista, pese a ser Selección Colombia de Rugby.En el ámbito deportivo es un perfecto desconocido. Así sea el único jugador vallecaucano que integra el equipo nacional de un deporte legendario en Europa, más en los estados británicos, pero novedoso en un país latino donde ha llegado impulsado por extranjeros radicados aquí.El equipo patrio enfrentará a las potencias mundiales de rugby, en su modalidad sevens (7 jugadores), que vendrán a dar cátedra en los Juegos Mundiales Cali 2013. Es como si llevaran más de un siglo entrenando, porque practican este deporte de conjunto casi desde que surgió en 1823 en Inglaterra y se fue perfeccionando hacia 1883 en Escocia.De ahí que para Brayan, como para sus colegas colombianos, los World Games 2013 son una oportunidad única que difícilmente van a tener en muchos años. Podrán jugar contra los séptuples de Nueva Zelanda, nada más y nada menos que campeones mundiales en los últimos cuatro años.“Posiblemente vengan los de Islas Fiji, Sudáfrica, Samoa, Gales, Inglaterra, Argentina, Australia y Francia, las naciones mejor ranqueadas en el mundo”, dice Stephane Marcoux, coordinador deportivo de las disciplinas de bola, incluido el rugby, de los Juegos Mundiales 2013. Solo falta jugar los encuentros preclasificatorios para seleccionar los mejores siete países y que con el anfitrión, Colombia, completarán el grupo de ocho que disputarán honores en el Estadio Pascual Guerrero. Sí, el escenario donde el América y el Cali dirimen sus clásicos de fútbol a punta de goles, los seleccionados de rugby lucharán a brazo partido para anotar ‘try’, una especie de gol cuando el jugador pasa el campo contrario y apoya contra el césped un balón ovalado que porta y aprieta fuertemente contra su cuerpo como si fuera la piedra filosofal o un huevo de oro. Allí, Brayan y sus compañeros, bajo la dirección técnica del francés Laurent Palau, están dispuestos a batirse como leones contra los encumbrados visitantes. Con la humildad del primíparo, pero con la fiereza del guerrero en la cancha, Brayan acepta que Colombia aprovechará su condición de anfitrión para estar en un mundial, aprender más de sus competidores. Será como su fogueo preparatorio para los Juegos Bolivarianos programados para noviembre próximo en Perú. Es que el rugby llegó a Colombia apenas en los años 90 y solo en 2009 se conformó una Federación con cuatro ligas fundadoras: Valle, Antioquia, Bogotá y Santander, dice Carolina López Macías, una de las más acérrimas difusoras y practicante de rugby en la región y en el país. Hoy, la Federación tiene tres ligas más: Norte de Santander, Risaralda y Atlántico. Brayan llegó al rugby como todos los colombianos que lo practican: un amigo que los invita y al final este no vuelve más, pero el invitado se queda. Un amigo lo convidó a verlo jugar en el Parque de El Ingenio, y su amigo nunca volvió, pero él sí. A los tres meses y con solo 16 años pasó el trial para ser Selección Colombia Juvenil. Hoy pertenece al Club Sultanes, uno de los cuatro que conforman la Liga Vallecaucana de Rugby, además de Nativos, Phalanx y Máratas, este último, el único club femenino de Cali.A sus 19 años, casi los mismos que lleva el rugby tratando de coger cancha en Colombia, y con solo tres de práctica del mismo, Brayan ha obtenido logros de bronce o de plata que para él son como de oro, tanto en la modalidad de sevens como en la de quinces.Triunfos que lo estimulan a no perder entreno los martes y los miércoles en la noche en las Canchas Panamericanas de la Unidad Deportiva de Cali. Pero también sueña con anotar fuera de la cancha. “Quisiera que algún día Telepacífico transmitiera los partidos que jugamos en Cali para que los jóvenes tengan la oportunidad de conocer el rugby, un deporte que después del ajedrez es el que más posibilidades de movimientos tiene”, dice Brayan.Sería una buena contribución a la difusión y masificación del deporte, dice Marcoux. “Colombia, en especial Cali, tienen el clima ideal para la práctica deportiva de disciplinas como el rugby, pero los dirigentes de aquí no han podido entender que la masificación del deporte es la mejor alternativa para que los jóvenes desarrollen sus talentos y destrezas”, explica este exjugador y extécnico de hockey sobre hielo en su país de origen, Canadá, y de hockey en línea en Colombia.Tal vez así, Brayan y sus compañeros de juego dejarían de ser unos desconocidos en su propio país, pese a jugársela a brazo partido en las canchas como jugador de la Selección Colombia... de Rugby.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad