Colombia agradece a Yuberjén Martínez por esa histórica medalla de plata

Agosto 14, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País y AFP
Colombia agradece a Yuberjén Martínez por esa histórica medalla de plata

Yuberjén Martínez luce la medalla de plata obtenida en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El boxeador colombiano cayó en la final del peso minimosca ante el uzbeco Hasanboy Dusmatov.

El boxeador colombiano Yuberjén Martínez cayó en la final del peso minimosca ante el uzbeco Hasanboy Dusmatov con lo que se adjudicó la presea de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Dusmatov se llevó la decisión de los tres jueces con votaciones de 29-28, 30-27 y 30-27.

El uzbeko se llevó la medalla de oro, mientras Martínez se quedó en plata y las medallas de bronce fueron para el cubano Joahnys Argilagos y el estadounidense Nico Miguel Hernández.

El 'Tremendo', como es conocido el nuevo campeón olímpico de la división de los 49 kilogramos, ha escrito una página gloriosa para el deporte colombiano.

En su camino al podio olímpico, Martínez, se enfrentó primero al brasileño Patrick Lourenco. Luego sacó de carrera a uno de los mejores de Asia, el filipino Rogen Ladon. El podio se lo aseguró eliminando al español Samuel Carmona, el verdugo del doble medallista de bronce olímpico, el irlandés Patrick Barnes. El viernes anterior dio la más grande sorpresa al dejar en semifinales al vigente campeón mundial y principal favorito al oro, el cubano Joahnys Argilagos.

Con la plata obtenida este domingo, ya son ocho los deportistas colombianos que han logrado ese metal en unas olimpiadas.

La pelea

El colombiano buscó desde un principio llevar el combate a la zona corta de Dusmatov, pero el uzbeko maniobró inteligente para mantenerlo a la distancia, y aceptarle pocos intercambios. Los jueces le dieron el asalto completo al uzbeko.

En el segundo, el colombiano siguió insistiendo y logró colocar algunos buenos golpes, lo que le mereció uno de los cartones de los oficiales, mientras los otros dos le daban el episodio a Dusmatov.

Frustrado, Martínez puso toda la carne en el asador en el último round, y persiguió a su rival por todo el ring. Sólo un nocáut podría salvarle de la derrota, pero el uzbeko demostró tener quijada de acero y capeó el ataque cafetero.

Al final, al darse a conocer el veredicto, Martínez reconoció la superioridad de su rival, pidiéndole al público un aplauso por su actuación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad