Científicos explican gol de Roberto Carlos

Septiembre 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
AP-Enlajugada

Un grupo de científicos descifró el secreto de un famoso tiro libre de Roberto Carlos que pareció desafiar las leyes de la física.

Un grupo de científicos descifró el secreto de un famoso tiro libre de Roberto Carlos que pareció desafiar las leyes de la física.En el que muchos consideran como uno de los mejores tiros libres en la historia del fútbol, el zaguero de la selección brasileña le pegó al balón con la parte externa del botín desde unos 35 metros, la pelota hizo una gran comba por afuera de la barrera de Francia y se metió pegado al palo, en un partido amistoso en 1997.El remate parecía que saldría desviado por mucho a la derecha -incluso un joven buscapelotas parado a 10 metros del arco agachó la cabeza- pero en el último instante, hizo una comba para entrar al arco. El sorprendido portero francés Fabian Barthez ni siquiera se movió.Muchos pensaron que el remate fue una casualidad, pero los investigadores dijeron que tiene una explicación científica."Lo que pasó ese día fue muy especial", dijo a la AP el investigador David Quere. "Nos topamos con una ley inesperada de la física, pero es posible que se repita".Quere, un físico del Politécnico ESPCI y Ecole en París, y sus colegas desarrollaron una ecuación para explicar la rara trayectoria del remate. Utilizando una pequeña pistola para disparar balas al agua a 100 kilómetros por hora -la velocidad aproximada del tiro libre de Roberto Carlos- descubrieron que la trayectoria de una esfera que gira es un espiral.Quere dijo que el estudio, que fue publicado en el Nuevo Diario de Física, confirmó el "efecto Magnus", que es el responsable de la comba de un balón que gira, pero también reveló lo que los científicos llaman el "espiral del balón giratorio".El efecto de espiral aparece después de unos 40 metros con un balón. Cuando la pelota pierde velocidad, el "efecto Magnus" se hace más pronunciado, lo que finalmente genera un espiral.Roberto Carlos dijo en su momento que ya lo había hecho antes, contra la Roma cuando jugaba con el Inter, aunque nunca logró repetir la patada de 1997.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad