Termina en la incertidumbre reunión entre presidente de FIFA y Paolo Guerrero

Termina en la incertidumbre reunión entre presidente de FIFA y Paolo Guerrero

Mayo 22, 2018 - 09:19 a.m. Por:
Agencia EFE - El País
paolo guerrero flamengo

Paolo Guerrero, delantero peruano.

EFE- El País

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, manifestó este martes al jugador peruano Paolo Guerrero su "profunda compresión" respecto a la decepción del deportista por no poder formar parte de la selección de Perú que disputará el Mundial de Rusia.

Sin embargo, "también dejó claro" que la sanción por dopaje que se lo impide fue impuesta por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), tras una apelación presentada contra la decisión de un órgano judicial de la FIFA, según una declaración emitida por esta organización tras una reunión entre ambos.

Guerrero, capitán de la selección de Perú, fue sancionado por el TAS a 14 meses de inhabilitación por dar positivo en una prueba de dopaje a la que fue sometido después de un partido contra Argentina de clasificación para el Mundial, el pasado 5 de octubre.

Esta sanción le impedirá jugar con su selección el Mundial de Rusia, que empezará el próximo 14 de junio.

Con la esperanza puesta en que la FIFA pudiese apoyarlo mediante una suerte de indulto u otra fórmula, el delantero peruano acudió a la sede de la organización, donde fue recibido por su máximo dirigente, a petición de la Federación Peruana de Fútbol (FPF).

Por ello, Guerrero estuvo acompañado en la reunión por el presidente de la FPF, Edwin Oviedo.

Para esta gestión, Guerrero recibió incluso el respaldo del Sindicato Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro), que se sumó a la petición a la FIFA para que le permita jugar el Mundial.

El principal argumento de Guerrero es que el dopaje fue totalmente accidental y ocurrió al ingerir un té que contenía restos de un mate de coca, lo que hizo que se detectara en su organismo la benzoilecgonina, principal metabolito de esta hoja.

El carácter no intencional de la ingesta y el hecho de que la dosis hallada en el organismo del futbolista era totalmente insuficiente como para considerar que podía mejorar su rendimiento o darle alguna ventaja quedaron corroborados en el laudo del TAS.

Sin embargo, esa instancia arbitral estableció que había cometido negligencia, por lo que lo suspendió 14 meses, considerando que la suspensión mínima en estos casos es de un año y la máxima de dos.

Durante la reunión con Infantino, Guerrero y Oviedo "manifestaron su posición sobre esa sanción", mientras que el presidente de la FIFA les recordó que la misma fue el resultado de una apelación contra la decisión de un órgano judicial "independiente" de la FIFA.

En este sentido, fue el propio Guerrero quien abrió este proceso al presentar la primera apelación contra la sentencia de seis meses dictada por el órgano de apelaciones de la FIFA, que el peruano desea ver anulada o reducida por considerarla injusta.

Sin embargo, la Agencia Mundial Antidopaje(AMA) presentó una apelación y pidió al TAS un aumento del tiempo de inhabilitación, lo que finalmente consiguió.

Ante la incertidumbre sobre el resultado de la reunión en la FIFA, Guerrero entró y salió de sus instalaciones por puertas que le permitieron evadir a los periodistas y a un grupo de admiradores que se habían reunido allí para expresarle su apoyo.

Varios de ellos se trasladaron luego al hotel donde se hospeda el goleador peruano, al que hasta ahora no han podido ver, deseosos de transmitirle palabras de aliento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad