Cavendish hizo doblete, Paolini sigue líder y Rigoberto Urán lo escolta

Mayo 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
EFE - El País
Cavendish hizo doblete, Paolini sigue líder y Rigoberto Urán lo escolta

El británico Mark Cavendish celebra tras ganar la sexta etapa en el Giro de Italia de 2013.

El viernes se disputa la séptima etapa, entre San Salvo y Pescara, de 162 kilómetros.

El británico Mark Cavendish (Omega Pharma) volvió a exhibir su poderío al esprint en la sexta etapa del Giro de Italia, disputada entre Mola Di Bari y Margherita Di Savoia, de 169 kilómetros, en la que el italiano Luca Paolini (Katusha) mantuvo la maglia rosa.Cavendish, de 27 años y campeón mundial en 2011, ya tiene el doblete en la presente edición del Giro. Se impuso en la primera etapa en Nápoles y llevó la maglia rosa un día hasta que se la arrebató el Sky. A la primera ocasión volvió a demostrar quien es el rey del esprint.En una llegada larga, controlada en principio por el Argos y el Orica, apareció la bala de la Isla de Man para vencer con claridad, en esta ocasión por delante del italiano Elia Viviani (Cannondale) y del australiano Matthew Goss (Orica-GreenEdge), con un tiempo de 3h.56.03.Paolini mantuvo las diferencias en la general por delante del colombiano Rigoberto Uran (Sky) y del español Beñat Intxausti (Movistar), a 17 y 26 segundos respectivamente.Después de anulada la fuga del día que protagonizaron los australianos Bobridge (Blanco) y Wurf (Cannondale), se produjeron caídas que metieron el susto en el cuerpo a algunos gallos de le general. A 34 kilómetros de meta los grandes favoritos, el británico Bradley Wiggins y el italiano Vincenzo Nibali, quedaron cortados en un segundo pelotón que llegó a acumular un retraso de 1 minuto.La maquinaria del Sky se puso en marcha y hasta cuatro corredores de la escuadra inglesa bajaron a remolcar a su líder hasta la cabeza del pelotón, que ya no abandonarían hasta el final, cuando incluso Wiggins se animó a tirar en cabeza.Pero el esprint no iba con el vencedor del Tour 2012 y varios equipos pasaron a la pelea. El Argos buscó el doblete de Degenkolb y el Orica trabajó para Matthew Goss, pero en medio de la marabunta despuntó Cavendish para celebrar su segunda victoria en la presente edición y la duodécima en el Giro.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad