Catherine Ibargüen se prepara para su cita con un título mundial

Agosto 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Catherine Ibargüen se prepara para su cita con un título mundial

Caterine Ibargüen, atleta colombiana.

La medallista olímpica lidera la tabla de posiciones de la Liga Diamante gracias a sus victorias en competencias en Shanghai, Eugene, Oslo y París, en las que superó Olga Saladuha, vigente campeona del mundo.

Primera mujer de Colombia en subirse al podio de un Mundial de atletismo con su bronce en el salto triple hace dos años, Caterine Ibargüen marcha en una estimulante línea ascendente. Ibargüen escaló otro peldaño al llevarse una presea de plata en los Juegos Olímpicos de Londres el año pasado. En este 2013, el premio sería alcanzar lo más alto y consagrarse como campeona mundial. "Toda mi preparación la he hecho con miras al Mundial, que es mi gran meta" , dijo Ibargüen, quien llega a Moscú antecedida por una inmaculada hoja de resultados. Ibargüen lidera la tabla de posiciones de la Liga Diamante gracias a victorias en las reuniones de Shanghai, Eugene, Oslo y París. En cada oportunidad superó a Olga Saladuha, la ucraniana que es la vigente campeona del mundo. Pero el aval de Saladuha es que cuenta a su favor con la mejor marca de la temporada, un registro de 14,85 metros. Olga Ryapkova, la campeona olímpica de Kazajistán, no competirá en esta cita tras haber dado a luz un bebé recientemente. "Esta temporada ha sido espectacular" , indicó Ibargüen, de 29 años. "Ahora despierto más inquietud entre mis oponentes, me tienen en la mira" . Ibargüen forma parte de un selecto grupo de aspirantes latinoamericanos que esperan brillar durante el Mundial de nueve días de duración y que arranca el sábado 10 de agosto en el estadio Luzhniki de Moscú.También están Erick Barrondo, el marchista que en Londres le dio a Guatemala una inédita medalla olímpica; el dominicano Félix Sánchez en procura de un tercer título en los 400 metros con vallas; su compatriota Luguelín Santos que atrapó la plata olímpica en los 400; el puertorriqueño Javier Culson que aspira lograr la coronación que hasta ahora le ha sido esquiva en los 400 vallas; el mexicano Luis Rivera que ostenta la mejor marca de los últimos dos años en el salto de longitud; y el cubano Pedro Pablo Pichardo que lidera la clasificación en salto triple. Barrondo fue segundo en Londres en la marca de 20 kilómetros y su desempeño en este año ha sido marcado por victorias y descalificaciones. Después de recibir tarjetas rojas en competencias en Italia y Portugal, el guatemalteco de 21 años se impuso en la distancia corta en el Gran Premio de Dublín. "Esto me devuelve la confianza necesaria pensando en el Mundial" , afirmó Barrondo tras su triunfo en Irlanda. "El cambio de técnica que adoptamos fue positivo". Al ganar contra todo pronóstico el oro olímpico en Londres, ocho después de haberlo hecho en Atenas 2004, Sánchez pasó varios meses celebrando. "No fue hasta marzo que empecé a entrenar con todo" , señaló Sánchez, quien cerca de cumplir 36 años se confía de la irregularidad que es la característica dentro de su prueba. Culson, en tanto, busca el primero oro tras consolarse con dos platas en las ediciones previas. El boricua dice haber modificado su plan de ataque para el Mundial. "He aprendido que un atleta puede dominar toda la temporada, pero se queda sin el oro en una de las grandes citas" , señaló Culson. "Lo que me sirve de aliento es que siempre he ganado un medalla, así que no he estado lejos del oro". Santos apenas tenía 18 años cuando se llevó la plata en Londres, pero el granadino Kirani James y el estadounidense LaShawn Merritt ejercen una clara superioridad en los 400. Con 26 años, el mexicano Rivera había pasado la mayor parte de su carrera en el anonimato, alguien que quedó en el puesto 32 entre 51 participantes en las eliminatorias de los Juegos de Londres. Pero el mes pasado, en la Universiada Mundial de Kazán, Rivera brincó 8,46 metros, el mejor registro desde 2011. En su primer Mundial, Rivera deberá demostrar que su salto en Kazán no fue obra de la casualidad y que puede rendir con consistencia, ya que en la mitad de las 14 competencia en las que participado esta temporada no logró pasar de los 8 metros. Pichardo se consagró campeón mundial juvenil el año pasado y su progresión ha sido muy rápida. En junio, logró en La Habana un salto de 17,69 metros. Se trata del mejor récord del año, superando por tres centímetros a Christian Taylor, el estadounidense que busca su tercer título mundial. A sus 20 años, cumplidos el mes pasado, Pichardo puede convertirse en el campeón mundial o medallista más joven si lograr situarse entre los tres primeros. La otra carta cubana es Yarisley Silva, medallista olímpica de plata en el salto con pértiga.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad