Caterine Ibargüen y Yulimar Rojas, un Colombia-Venezuela estelar en el triple salto

Agosto 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Caterine Ibargüen y Yulimar Rojas, un Colombia-Venezuela estelar en el triple salto

Caterine Ibargüen, estrella colombiana de salto triple.

La colombiana va por el oro en salto triple en los Juegos Olímpicos.

La colombiana Caterine Ibargüen y la venezolana Yulimar Rojas se presentan como las dos grandes figuras de la prueba de triple salto femenino de los Juegos Olímpicos de Río 2016, que arranca el sábado y donde ambas aspiran a lo máximo.

Antes de la final del domingo, ambas tratarán de asegurar por la vía rápida su billete en la ronda clasificatoria. Por el momento entre las dos se reparten los cinco mejores resultados de 2016, tres para la colombiana, incluido el mejor de la temporada (15,04 metros) y dos para llanera. Ibargüen, de 32 años y reina actual del triple salto, lo tiene todo a favor para culminar un camino perfecto desde que en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se colgara la medalla de plata, por detrás de la kazaja Olga Rypakova.

Desde entonces, la saltadora antioqueña ha sido la dominadora absoluta, sin rival, del triple salto. Llegó a encadenar desde 2012 una racha de 34 victorias seguidas, hasta que en junio quedó segunda en la reunión de Birmingham, sólo superada por Rypakova.

En el camino se ha colgado dos oros mundiales (Moscú-2013 y Pekín-2015) y en 2014 consiguió en la reunión de la Liga de Diamante en Mónaco la que continúa siendo su plusmarca personal (15,31 metros).

Después de coronarse en la capital china, apenas unos instantes de haber sobrevolado el estadio 'Nido de Pájaro', Ibargüen comenzó ya a pensar en el desafío de los Juegos Olímpicos de Rio-2016, su gran sueño. "Mi secreto es la sangre, las ganas de ganar, la responsabilidad que pongo cuando compito. Río es uno de mis grandes objetivos, es la cereza que le falta al pastel, seguiré trabajando para eso", declaró Ibargüen con su eterna sonrisa en su conferencia de prensa posterior a la victoria en ese Mundial.

Este año, Ibargüen ha seguido siendo la dominadora de su prueba y su mejor resultado fue el 15,04 metros que alcanzó en Doha, en la etapa de apertura de la Liga de Diamante.

En esa cita, la segunda clasificada fue la venezolana Yulimar Rojas, con 14,79 metros. Pero la joven de 20 años tiene como mejor marca personal del año y de su todavía corta carrera los 15,02 metros que alcanzó en junio en Madrid, el segundo mejor resultado del año, sólo a dos centímetros de la mejor marca de la temporada, los 15,04 metros de Ibargüen en Catar.

Rojas fue la buena sorpresa venezolana en el Mundial en pista cubierta de marzo en Portland (Estados Unidos) , donde se proclamó campeona, con 14,41 metros.

Caminos paralelos

Son muchas las similitudes que algunos ven entre Ibargüen y Rojas, llamada a mantener en los próximos años la hegemonía latinoamericana en esta prueba.

El mentor de ambas es cubano, Ubaldo Duany en el caso de Ibargüen, que siempre se acuerda de él cuando gana, y el multicampeón Iván Pedroso en el de Rojas, que detectó pronto las capacidades de la venezolana, a la que aceptó como una de sus pupilas. Ibargüen no empezó en el triple salto.

Lo hizo en el salto alto, donde nunca llegó a brillar a un alto nivel, algo que cambió radicalmente cuando empezó con el triple salto: el bronce en el Mundial de Daegu-2011 fue la primera piedra de una nutrida cosecha de medallas en las grandes citas.

Rojas también comenzó en el salto de altura y, tras probar igualmente en el salto de longitud, recondujo su carrera hacia el triple salto. Mucho antes que Ibargüen, que esperó ya al borde de la treintena para la transición.

"Veremos un buen duelo entre Yulimar y Caterine, las dos nacidas en hogares muy humildes, las dos entre las grandes del salto triple y las dos con el objetivo de ganar medallas olímpicas", vaticinó a la AFP uno de los directivos de la Federación Venezolana de Atletismo, Marcos Oviedo. Además de Ibargüen, Rojas y Rypakova, otras aspirantes a pelear por el podio serán la griega Paraskevi Papahristou, la portuguesa Patricia Mamona o la jamaicana Kimberly Williams. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad