Caterine Ibargüen, una realidad plateada

Agosto 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País

La atleta de Apartadó venía con camino de oro en la Liga Diamante y lo confirmó con la plata en Londres.

Disfrutar la competencia, sin estrés ni presión, con una sonrisa que la caracteriza, más la disciplina y responsabilidad por representar a Colombia, son las principales cualidades de la medallista de plata en el salto triple de los Juegos Olímpicos Londres-2012: Caterine Ibargüen.La atleta de Apartadó, Antioquia, es la reina panamericana del triple salto y medalla de bronce en la última Copa Mundo, en Daegu, China-2011, resultados que viene ratificando en cada competencia internacional de atletismo, como los oros de la Liga Diamante y ahora con su logro más grande, la medalla de plata en Londres.Esta morena, de 27 años de edad y 1.81 metros de estatura, tiene como récord personal, nacional y continental los 14.99 metros de triple salto, pero el 14,80 del domingo en Londres le bastó para poner a celebrar a Colombia y de paso cumplir el objetivo de duplicar lo logrado en Pekín-2008."Muy contenta por darle una alegría más a mi país, quería la de oro, para esa trabajé, pero aquí está mi medalla para toda Colombia. Di lo mejor, lo que siempre les prometí, dar mi mayor esfuerzo", afirmó Caterine."Contenta por enriquecer la historia deportiva de mi país, porque una medalla olímpica no se ve todos los días y contenta, feliz. Se trabajó, estamos haciendo un gran esfuerzo, con un gran equipo y contenta, contenta, contenta", dijo con su sonrisa característica, que luego se conjugó con las lágrimas de alegría, en medio del saludo a su familia y seres queridos.“Mi clave es la disciplina y el amor que le tengo al atletismo”, anticipó la medallista olímpica, quien tiene claro que “cada esfuerzo y cada entrenamiento en el atletismo ha valido la pena, porque en este hermoso país me conocen gracias al deporte”.Caterine logró un salto de 14,80 metros, que le bastó para subirse al segundo escalón del podio, que completaron con el oro Olha Rypakova, de Kazajstán con 14,98 y el bronce con Olga Saladuha de Ucrania con 14,79. Esta es la segunda medalla en la historia del atletismo colombiano, tras el bronce alcanzado por Ximena Restrepo en Barcelona-1992.Con esta presea, Colombia acumula 4 en territorio londinense, tras las logradas por Rigoberto Urán, en ciclismo de ruta; Óscar Figueroa, en los 62 kilogramos de pesas, y Yuri Alvear, en los 70 kilogramos del judo. Ahora las esperanzas doradas están en la bicicrocista Mariana Pajón, a partir del próximo miércoles.LA COMPETENCIAEmotiva, digna de una final y como Colombia está acostumbrada a celebrar, con un sufrimiento particular, fue la competencia que le dio la medalla de plata a Caterine Ibargüen, pues por momentos cayó al tercer lugar del podio, pero el último salto la llevó hasta el podio, con el aliento y la fuerza de todo el país.Para la final, Caterine llegó con el cuarto mejor registro, por lo que debía luchar para escalar por el podio. En el primer intento marcó 14,45 metros, para meterse de una entre las 3 primeras y casi asegurar el podio. Luego tuvo un flojo registro de 13,99, que la hizo reaccionar para ir en busca de más.Y así fue. El tercer intento de la saltadora de Apartadó fue de 14,67 que la dejó primera hasta ese momento, aumentando la ilusión colombiana. Sin embargo, apareció la kazaja Olga Rypakova, quien voló de forma impresionante para dejar la marca en 14,98 y bajar a Caterine al segundo lugar.Pero la colombiana siguió buscando más. Con saltos de 14,37 y 14,35 metros calentó para buscar el sueño en el último salto. Y la presión aumentó cuando la ucraniana Olha Saladuha superó el registro de Caterine, con 14,79, dejando el bronce para Colombia. Por eso el último salto fue el más emocionante. Porque tenía el bronce, perdía la plata que había llevado durante toda la prueba y soñaba con el oro.Como es habitual, los aplausos acompañaron a Caterine, emocionó al público y hasta las rivales ucranianas se unieron al aplauso de buena parte de los asistentes al estadio. El grito le dio el inició a la carrera rumbo al triple salto, en el que voló con todo el empuje del pueblo colombiano para caer luego de 14,80 metros y recuperar la plata que le pertenecía desde el principio.La celebración con furia y la sonrisa que la caracteriza enmarcaron los segundos posteriores al salto, que puso a celebrar por cuarta vez al país, en 10 días de actividad. La ilusión ahora está en Mariana Pajón y Jackeline Rentería, las otras dos candidatas a subir al podio y hacer de la edición 30 de los Juegos Olímpicos la mejor en la historia del deporte colombiano. FRASE“Mi mejor salto en la vida fue decidirme a ser deportista, porque es lo que me llena como persona”.Catherine Ibargüen. REACCIONES“Me siento dichosa, orgullosa de tener esta hija. Gracias a Dios y a Colombia por el triunfo que acaba de realizar mi hija. Esperábamos la de oro pero esto está bien. Le pedí mucho a Dios que fuera Él quien me llevara a mi hija a donde me la llevó. Ella me había dicho que tuviéramos serenidad y que creyéramos en Dios, que ella iba a hacer lo que Dios quisiera”.Francisca Mena, madre Caterine Ibargüen“Le doy gracias al Dios del cielo que siempre estamos ahí. De segunda, pero ahí estamos. Esta mañana hablaba con Dios pidiéndole que me le diera un triunfo”.Ayola Rivas, abuela de Caterine. “Es lo más grande en toda la historia del atletismo colombiano. Yo estaba muy emocionado. Creo que fue un momento de emoción muy grande para ella”.Julio Roberto Gómez, dirigente deportivo colombiano“Casi se me sale el corazón. Con ese 14,80 la metió toda. Caterine está contenta, por su puesto, soñamos con el oro, pero esta es una plata impresionante”.Aníbal Gaviria, alcalde de Medellín. “Ella confiaba en Dios en que se ganaría una medalla y gracias a Dios lo consiguió”.Rosibel García, atleta colombiana presente en Londres 2012“Feliz por mi compañera, me alegra mucho, estoy muy contento por eso. Caterine es una muy buena atleta, mentalmente es excelente y yo sabía que le iba a ir muy bien en la competencia.” .Wanner Miller, atleta olímpico en Londres 2012.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad