Casos y cosas de Rolando ‘El loco’ Serrano, exjugador del América de Cali

Casos y cosas de Rolando ‘El loco’ Serrano, exjugador del América de Cali

Septiembre 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
FABIO VALDÉS - Bloguero El País.com.co

Hoy con 75 años de edad, se siente olvidado aunque no quiere dar lástima, pero sí desearía tener una pensión y que le den el reconocimiento que merece.

Rolando ‘El Loco’ Serrano, nació el 13 de noviembre de 1938 en Pamplona - Norte de Santander, en su paso como jugador, técnico y directivo, siempre fue catalogado como rebelde y discutido por su temperamento, jamás por sus condiciones como persona, ni profesional, los equipos donde militó fueron Cúcuta, América de Cali, Junior, Unión Magdalena y fugazmente en Venezuela; luego de su retiro, retornó al conjunto “motilón” como gerente. Caballero poco común, que sobresalió por su estilo, y tuvo un trato preferencial, en lo económico jamás tuvo problemas y en su posición de número 6, dejó impresa su huella. “Cuando uno es figura, lo ponen como el malo de la película, siempre se habló que era indisciplinado, pero fue la mentira más grande que se inventaron, porque una cosa era la rebeldía y otras los actos irregulares”, señala Rolando. “Yo salí del América por problemas con el profesor Édgar Mallarino. Debo reconocer que soy de los pocos jugadores y exfutbolistas, que tuvieron la satisfacción de tener a dos grandes del fútbol Suramericano como técnico y preparador físico-Pedernera y Constanzo-que siempre imprimieron la mística, la responsabilidad y la unión. Qué tiempos aquellos, ahora todo ha cambiado. Las peleas entre los dirigentes, han perjudicado no solo a los futbolistas colombianos sino tambien a los clubes y equipos”. “Jamás permití las injusticias, me considere un líder, jamás baje la cabeza, porque la conciencia no me lo permitió, mi mejor época fue en el América”. Es uno de los “sobrevivientes” de aquellos años, que pasó El Dorado y quedaron pocos. Su trayectoria está ligada a Colombia, especialmente en la Selección que actuó en Arica y los partidos de la Copa Mundo 1962, fue el “figurón”, en un partido contra el Santos de Brasil, marcando a Pelé. “Que baile que aun recuerdo”, siempre mostró su sello de crack. También recuerda aquel penalti frente a la selección Perú, lo tiró con fuerza y colocación pero el balón pegó en el vertical, pasó por toda la raya, detrás del arquero con “efecto” y se fue hacia un lado. “Aun me muerdo los labios de la rabia, por ese pecado mortal”. Y como olvidar el 4-4 contra Rusia, capítulo aparte, fue lo mejor porque no habrá otro igual, en esa histórica jornada fuimos patriotas, futbolistas y hombres, ese es otro cuento.Ingrese a este enlace para leer el Blog completo de Fabio Valdés.Y encuentre aquí todos los bloggers de El País.com.co.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad