¿Camilo Villegas, el ’Spiderman’ del golf, está de regreso?

Agosto 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
¿Camilo Villegas, el ’Spiderman’ del golf, está de regreso?

Camilo Villegas, golfista colombiano.

El Abierto de Greensboro puede ser el punto de partida para una nueva trepada de Camilo Villegas a los lugares del ranking que acostumbró cuando era “el hombre araña”.

A veces los superhéroes también necesitan un descanso. El de Camilo Villegas, el golfista que apodan ‘Spiderman’, puede estar llegando a su fin. Después de 116 presentaciones en el PGA Tour sin ganar, el Abierto de Greensboro que conquistó la semana pasada podría ser el anuncio de las ganas que tiene de volver a treparse a lo alto: ‘Spiderman’ llegó a ser el séptimo mejor golfista del mundo y hasta hace unos días andaba en el puesto 254; al sumar su cuarto título PGA, el colombiano ganó 142 posiciones en el ranking mundial y ahora es el 112.Aunque parezca poco, ese ascenso en la clasificación fue lo que le permitió empezar a jugar los Playoffs de la FedEx Cup que iniciaron el jueves, porque a la primera ronda apenas entraban los primeros 125 registrados hasta el final del Abierto de Greensboro.Los Playoffs son cuatro torneos. El segundo es el Deutsche Bank Championship, donde Camilo fue tercero en el 2008. Un buen precedente teniendo en cuenta que del juego que haga podrá pasar a la siguiente fase a la que solo entran los primeros 70: el BMW Championship. Al The Tour, el último de los campeonatos, solo clasifican los 30 primeros. ‘Spiderman’ conoce muy bien el juego: ganó los dos últimos en el 2008 cuando se quedó con el segundo lugar de la Copa FedEx.Esta semana, en declaraciones a la página del PGA Tour, Camilo habló del entusiasmo que le producen los Playoffs como cierre de temporada. Y para referirse a la importancia que le da, utilizó, entre otras, una frase salida de su bolsa de golfista: “Es como hacer un birdie en el hoyo 18: el almuerzo siempre sabe mejor”.Aunque parezca poco, lo que ese muchacho ha conseguido al ganar el Abierto de Greensboro, es quitarse de encima dos años de presión para retener la tarjeta del PGA Tour porque su triunfo le garantiza conservarla activa para jugar durante ese tiempo. Greensboro, además, le aseguró la posibilidad de volver al Másters de Augusta en 2015 que, proyectado en el futuro, podría hacer parte de la preparación que Camilo quizás planea con los Olímpicos de Brasil 2016 como objetivo a largo plazo.El golfista profesional José Manuel Garrido dice que prever lo que pasará, en todo caso, es imposible porque como todo juego el golf depende de cosas impredecibles. “Pero que va a ser un gran protagonista y lo vamos a ver peleando torneos, yo sí creo. Nosotros tuvimos la fortuna de compartir una semanita a comienzos de año y se veía venir que Camilo estaba mejorando: estaba pegándole muy bien, hizo unos cambios, cambió de profesor, él venía buscando ya la victoria y todo este año la verdad es que había tenido rondas muy buenas. No había podido poner las cuatro juntas y esta vez (Greensboro) lo hizo”.José Manuel dice que el bajón del que viene Camilo es natural después de estar más de ocho años en el PGA Tour donde siempre tuvo que mantener un alto nivel competitivo para no perder la tarjeta, que es algo que incluso le ha pasado a ganadores de Majors y Grand Slams. “Bajoniado y todo ¿y no perder su tarjeta? Juepucha, eso es un logro enorme, una gran indicador del nivel que tiene ese muchacho. No fue un bajón tan grande, sino que la gente lo magnifica un montón”.Alberto Evers, golfista y profesor, cree que este momento puede ser la puerta de regreso al máximo nivel de competencia donde Camilo estuvo cuatro años atrás porque los cambios que hizo en la búsqueda de su mejoría ya los está asimilando: “Tuvo una serie de cambios: de profesor, de palos, de caddie, de bolas, de swing, y eso debió haberle afectado su confianza y eso también le afectó, lo se, que estaba perdiendo las ganas de competir, que es algo que les pasa a los deportistas que tienen que jugar tanto, tanto, que pierden esa llamita que tenían prendida en los ojos y que antes los hacía esforzarse más. Este torneo que ganó (Greensboro) muestra que su confianza ha vuelto”.Jon Janer Gonzalías, profesor de golf del Club Campestre, piensa que el cambio de los palos que Camilo hizo obedece a una cuestión comercial o a un cambio de patrocinio, porque antes él usaba King Cobra y ahora sus palos son TaylorMade. Y que asimilar algo así requiere de un tiempo que pudo coincidir con el mismo que estuvo lejos de la victoria. Así que también está seguro de que este es el inicio de una nueva etapa.En otras disciplinas pasar 116 jornadas o partidos o fechas sin ganar es un fracaso. Incluso podría serlo en el golf, que es un mundo aparte donde los tiempos son distintos en muchos sentidos. Camilo Villegas, sin embargo, parece haber convertido ese tiempo en un trampolín. Por cosas como esas es que no resulta tan raro que lo comparen con un superhéroe.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad