Camerún y Nueva Zelanda empataron en el 'Pascual Guerrero'

Julio 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co
Camerún y Nueva Zelanda empataron en el 'Pascual Guerrero'

El delantero de Nueva Zelanda, Lucas Dakota lucha un balón con el defensa de Camerún Banana Yaya, durante el partido que empataron 1-1 en el debut mundialista.

Las selecciones de Camerún y Nueva Zelanda empataron 1-1 la tarde-noche del sábado en el primer partido del Grupo B, disputado en un estadio 'Pascual Guerrero' lleno hasta las banderas. Camerún tomó la delantera de penal con Christ Mbondi y Nueva Zelanda igualó con autogol de Tchaha.

Cual reloj inglés y haciendo honor a un torneo FIFA, el partido comenzó puntual a las 5:00 p.m.Los neozelandeses jugaban rápido, a un toque y profundo, pero lucían aparatodos en el último tramo de la cancha, al momento del pase definitivo venía la pifia.Camerún lucía impasable en su retaguardia, con zagueros gigantes como Yaya y Oyongo, impasables sobre todo en el juego aéreo.En el 12 y tras el cobro de un tiro libre, Bevin, zaguero de Nueva Zelanda, se proyectó en ofensiva, le ganó el salto a los espigados africanos, conectó de cabeza pero la elevó con el arco en sus narices. Escaramuza.A los 14, Ohandza prendió motores, penetró por el flanco izquierdo del área rival, pero le faltó el centavo para el peso y cuando quiso definir ya no tenía panorama ni gasolina.Dos minutos después comenzó a mostrarse más ofensivo el once africano. Bitang levantó un centro desde derecha, Ohandza quiso definir de media chilena, falló, el rebote le quedó a Atouba pero demoró el remate y permitió la reacción rival.Minuto 21: Ohandza fue pesadilla para la zaga de Nueva Zelanda, encontró perfil de remate, disparó desde ángulo difícil y la pelota pasó acariciando el horizontal. Salvada. Se hacían más fuerte los africanos con el paso de los minutos.En el minuto 30, el arquero Marinovic se barrió sin medida ante una penetración de su área de Ohandza, el africano fue al piso y el árbitro señaló el punto blanco. Penal y amarilla para el cerrojo de Nueva Zelanda.Cobró en el minuto 32 Christ Mbondi, palancazo diestro, Marinovic atajó en primera instancia sobre el vertical izquierdo, el rebote le volvió quedar al africano quien fusiló y definió. 1-0.El partido se igualó en el minuto 39 merced a una jugada infortunada para los africanos: pelotazo a zona de riesgo de Camerún, balón elevado, Serge Tchaha intentó un cabezazo suave para que su arquero Efala la tomara, pero no midió fuerzas y la embocó en su propio arco. Autogolazo y 1-1, marcador con el que se fueron a camerinos.El segundo tiempo mostró en los primeros 20 minutos una dinámica ofensiva con desequilibrio a favor de Camerún, que sin mucho orden pero bastante ímpetu se aproximó varias veces sobre la portería de Marinovic.En el minuto 17, Tchaha se proyectó por derecha, capitalizó un rebote, mandó el centro cruzado a ras de piso y Bitang, con el arco a su merced, increíblemente la eleveó. Desperdicio absoluto. Nueva Zelanda no encontraba orden táctico en la cancha, ni hombres que se echaran el equipo al hombro y generaran riesgo en predios africanos.En el 28 Camerún volvió a aproximarse sobre predios rivales, cuando Ohandza se movió con libertad, encontró perfil de remate pero su disparo se elevó y llegó a tribuna sur.Dos minutos después, en el 30, la opción de gol clarísima fue para Nueva Zelanda. Centro sobre la marcha que tiró Hobbs desde oriental, balón a segundo sector, sobró a los zagueros de Camerún, le quedó servida a Lovemore quien tenía todo para ponerla en el fondo pero hizo la más difícil, botarla. Desperdicio.En seguida, vino un disparo desde fuera por parte de Mbondi que le sacudió la humanidad al arquero Marinovic. Atajadón.A tres del final, Mbondi se animó en la individual, arrastró marcas, hizo la diagonal dentro del área rival, remató fortísimo pero al cuerpo del arquero, quien sólo tuvo que encajonarla. Camerún hacía el gasto pero no tenía la tranquilidad suficiente para romper el esquema defensivo de Nueva Zelanda.Camerún terminó metido en los predios del rival, pero jamás tuvo la fortaleza y la claridad para concretar. Buen partido, negocio para Nueva Zelanda, que hizo poco y se llevó un botín.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad