Brasil 2014: la selección Francia quiere olvidar su fiasco de 2010

Brasil 2014: la selección Francia quiere olvidar su fiasco de 2010

Mayo 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AP - El País.com.co
Brasil 2014: la selección Francia quiere olvidar su fiasco de 2010

Franck Ribery, volante internacional del Bayern Múnich alemán y referente de la selección Francia en Brasil 2014.

Los galos son favoritos del Grupo E, donde enfrentan a rivales de menos pergaminos y sin mucha historia en los mundiales como Suiza, Ecuador y Honduras.

Volver a ganarse la confianza de los fanáticos ha sido un largo y difícil proceso luego de que Francia tocara fondo en la pasada Copa del Mundo. Las escenas de regocijo al silbatazo final del triunfo francés por 3-0 sobre Ucrania en octubre pasado, para remontar un déficit de 2-0 tras el partido de ida del repechaje europeo, subrayó la importancia que tenía para los atribulados aficionados. Necesitaban que algo especial sucediera para realmente creer en los jugadores nuevamente. El despliegue ofensivo de Francia esa noche de tensión, se suma sin duda a las páginas de la historia del fútbol galo. Hubo un dejo de ese equipo que tuvo el talento y la pasión para ganar el Mundial de 1998 y la Eurocopa de 2000. Mientras el Stade de France cantó al final del partido, los jugadores se unificaron y volvió la calma. Ahora, Francia se dirige a Brasil con relativa presión, pero más que todo, con el rol de ser un equipo que está para cosas grandes. Los franceses no fueron capaces de ganar un partido en el pasado Mundial de Sudáfrica y únicamente anotaron un gol. Esta vez, existen buenas posibilidades de encabezar al Grupo E, por delante de sus rivales, como Suiza, Ecuador y Honduras, así como de evitar un enfrentamiento de segunda ronda contra Argentina. Luego del retiro del emblemático Zinedine Zidane, después de la final del Mundial de 2006 que perdieron ante Italia, la selección careció de liderazgo y creatividad. El equipo se desfondó en Sudáfrica, con un Thierry Henry en sus postrimerías y otros como Florent Malouda y Nicolas Anelka que fracasaron a la hora de validar sus reputaciones. En la Euro de 2012 las cosas fueron un poco mejores, pero hasta que tuvieron que enfrentarse con España, que los despachó en los cuartos de final. Ambos torneos se vieron empañados por la actitud y comportamiento de los jugadores. La plantilla actual parece tener más cohesión y el espíritu de equipo parece ser genuino bajo el mando del entrenador Didier Deschamps, quien tiene jugadores que están alcanzando todo su potencial. El delantero Karim Benzema finalmente cumple con sus expectativas, pues ha sido un artillero letal para Real Madrid, mientras que Paul Pogba brilla con la Juventus y a sus 21 años es uno de los mejores mediocampistas jóvenes del planeta. Si se añade la chispa creativa del extremo del Bayern Munich, Franck Ribery, la tenacidad defensiva del mediocampista Blaise Matuidi y la gran calidad de los pases de Yohan Cabaye, entonces Francia posee la calidad suficiente para ser tomada muy en serio. Con el mediocampo y la delantera resueltos, la zona que Francia necesita afianzar es la defensa. El lateral izquierdo, Patrice Evra, parece inamovible, aunque más por la falta de competencia en la posición que por otros motivos, mientras que en el lateral derecho se pelean Bacary Sgna del Arsenal y Mathieu Debuchy del Newcastle. Eliaquim Mangala, del Porto, está haciendo una tardía puja por ser considerado para un puesto de central pero Deschamps quizás se decante por el zaguero Laurent Koscielny del Arsenal, junto con Raphael Varane del Real Madrid. Koscielny es proclive a provocar muchas faltas en el área y tiene un mal temperamento, pues fue expulsado en el juego de ida del repechaje ante Ucrania, en Kiev. Sin embargo, anticipa bien en el juego aéreo y sus pases desde la zona trasera son útiles para comenzar los ataques en contragolpes. El arquero Hugo Lloris brinda seguridad en el arco.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad