Brasil 2014: James Rodríguez, el talento que nació para ser campeón

Mayo 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Filiberto Rojas Ferro / Colprensa
Brasil 2014: James Rodríguez, el talento que nació para ser campeón

James Rodríguez, volante de la selección Colombia.

El volante tolimense irrumpió en el fútbol colombiano a los 12 años durante el Ponyfútbol y festejó su primer título profesional a los 16 años de edad, para ahora tener 10 coronas con sólo 22 años.

El 24 de enero de 2004, un gol olímpico de un niño de 12 años de edad coronó como campeón del torneo infantil de Ponyfútbol al club Academia Tolimense, una década después, ese mismo niño viste la 10 de la Selección Colombia, es una de sus principales figuras y se alista para cumplir el sueño de su vida: jugar un Mundial de fútbol. El tolimense James David Rodríguez Rubio, volante del Mónaco de Francia, irrumpió en el fútbol colombiano a los 12 años de edad durante el Ponyfútbol en Medellín y festejó su primer título profesional cuando cumplió los 16, para ahora tener 10 coronas con sólo 22 años. La carrera profesional del 10 ha estado cargada de éxitos deportivos, su imagen se relaciona con vueltas olímpicas, trofeos y galardones individuales que ha recibido gracias a su talento, que combina a la perfección con la seriedad que muestra dentro y fuera de la cancha. De pocas palabras, esas que casi no le salen en las entrevistas, pero que las expresa cuando acaricia el balón con su pie zurdo, que se convierte en una verdadera amenaza para los arcos contrarios, no sólo en la elaboración de fútbol y pases precisos, sino en los goles, como aquel olímpico del 24 de enero de 2004. Ahora, cercano a cumplir los 23 años (12 de julio) y con un recorrido profesional de ocho, James se alista para cumplir el sueño de su vida, ese que visionó cuando levantó el trofeo del Ponyfútbol y que podrá hacer realidad el próximo 14 de junio, cuando en Belo Horizonte Colombia debute en la Copa Mundo de la Fifa Brasil-2014 frente a Grecia.  Nació para ser campeón  hijo del exfutbolista profesional james rodríguez, el 10 nació en cúcuta, pero antes de que tuviera uso de razón su mamá, pilar rubio, se devolvió para su tierra, ibagué, donde el talentoso se formó como persona y futbolista en el club academia tolimense, con el que apareció en enero de 2004 ganando como capitán, goleador y figura el título del ponyfútbol. A partir de allí, James empezó a construir el camino de campeón, pues sólo tres años después, en el 2007, dio su primera vuelta olímpica como profesional, al ganar la Segunda División con el club que le dio la oportunidad de ser profesional, Envigado, cuna de talentos como Giovanni Moreno, Juan Fernando Quintero y James. Con un aporte de nueves goles, James logró el ascenso con el equipo naranja, club que no lo pudo retener por mucho tiempo, pues en 2008 el Banfield de Argentina se fijó en el tolimense para que el 10 escribiera una nueva página de su naciente carrera y con letras doradas. Con el Banfield de Julio César Falcioni, James marcó su propia historia, pues se convirtió en el extranjero más joven en todos los tiempos del prestigioso fútbol argentino que debutó, marcó un gol y se coronó campeón en primera división, para cosechar su segunda corona profesional, la única en la historia de Banfield y así abrir la puerta del fútbol europeo. El Porto de Portugal le abrió la puerta europea al 10, quien se unió a una familia que contaba con Falcao García y Freddy Guarín, para continuar su senda dorada con los mayores logros de su carrera deportiva, pues con los luzos se consagró campeón de tres Ligas, tres Supercopas, una Copa y una Europa League. En sólo tres temporadas, James lo ganó todo en el Porto, pues acumuló ocho coronas, además de los galardones individuales, pues recibió en 2011 el premio al jugador revelación de la Liga de Portugal y durante agosto y septiembre de 2012 fue elegido el mejor futbolista de la Liga portuguesa. Y de forma paralela a la de los éxitos con los clubes, James se coronó en 2011 campeón con la Selección Colombia Sub20 del Torneo Esperanzas de Toulon en Francia, donde fue elegido como el mejor jugador del certamen que vio pasar a grandes de la actualidad como Cristiano Ronaldo. Finalmente, su más reciente traspaso se dio para el Mónaco de Francia, el club del Principado que lo adquirió para la temporada 2013-2014, en la que si bien no pudo dar ninguna vuelta olímpica en su primer año, ya fue nominado al premio como Jugador Revelación y Mejor Jugador de la Liga de Francia, además de integrar el equipo ideal de la Liga para la Revista L'Equipe. Y ese alto rendimiento del 10 en sus clubes se infla cuando vista la tricolor nacional, pues con la Selección Colombia se convirtió en el jugador más regular de la Eliminatoria Suramericana para el Mundial de Brasil 2014, al disputar 15 de los 16 partidos con tres goles claves, los de los triunfos 1-0 sobre Perú en Lima y Ecuador en Barranquilla, así como el del empate frente a Chile en Santiago para la victoria final 1-3 de nuestro país. Sin duda, James Rodríguez es una de las principales figuras del momento y por trayectoria, a pesar de su corta edad, en la Selección Colombia de Mayores para afrontar la Copa Mundo de la Fifa Brasil-2014, el 10 ha escrito su historia personal con letras doradas, que han enriquecido a los equipos por donde ha pasado, por eso es un talento que nació para ser campeón. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad